Cruce de caminos
Entrevistas / Calexico

Cruce de caminos

Redacción — 12-02-2003
Fotógrafo — Archivo

Joey Burns y John Convertino presentan “A Feast Of Wire” (City Slang/Virgin, 03), el nuevo disco de su proyecto más fronterizo. Ahora bien, eso no significa que se hayan olvidado de Giant Sand, sino que, aquí y ahora, les apetece más maniobrar con Calexico.

Es tal el impacto de un grupo como Calexico que no puedes evitar pensar que, alguno de estos días, nuestros protagonistas deban elegir entre uno de sus dos proyectos principales, éstos o Giant Sand. Sólo que lo llevan con tal naturalidad que son capaces de partir su corazón en dos y combinar los encantos de ambas formaciones. Ciertamente, no podemos dejar de sentir envidia por personas tan inquietas. Por eso no sorprende que Burns no abandone su guitarra ni durante nuestra entrevista. Está encantado, el marco resulta incomparable: La Paloma, una sala en la que solían bailar tus padres, un lugar que pensabas que jamás ibas a pisar y que se convierte en el mejor escenario para conversar con un músico al que admiras.

“Tenemos seguidores que se vuelven locos con el grupo y que no les interesa nada lo que hacemos en Giant Sand”

Dice no haber estado nunca en un lugar tan lindo y que la plaza será idónea para organizar el sarao de esta misma noche junto a los Mariachis de Luz de Luna, sus compañeros actuales. “Lo de los mariachis es algo eventual para ciertas fechas. Como sabíamos del encanto de esta sala, La Paloma, decidimos que uno de esos conciertos tenía que ser aquí. Pero que quede claro que Calexico somos nosotros siete, sin ningún mariachi. Como podrás escuchar, en ´Across The Wire´ tienen una presencia testimonial”. Cada entrevista es una nueva experiencia. Sólo que, mientras algunas tienes la sensación de haberlas hecho antes, eso no ocurre cuando estás con Burns. Ningún otro artista me había estado tocando los temas del disco, con su propia guitarra, mientras hablábamos sobre cada uno de ellos. “En este disco hay un montón de referencias e influencias. ´Black Heart´ es nuestro pequeño homenaje a un grupo que nos gusta mucho, Black Heart Procession. Me encanta la ambientación que dan a sus canciones. Esa canción parece que la cante Marianne Faithfull y no es de extrañar, porque somos muy amigos suyos. Hasta hemos dormido en la casa que tiene en Inglaterra. La respetamos mucho como mujer y como artista”. Por otro lado, aunque “Feast Of Wire” suena a Calexico por cada uno de sus poros, si a Joey Burns le mencionamos la influencia de Tom Waits como artista y del jazz como género no iremos muy desencaminados. “En ´Attack The Robot! Attack!” nos propusimos sonar como si estuviésemos en ´Mule Variations´ y, visto el resultado, creo que lo hemos bordado (risas). Tú te has dado cuenta y supongo que muchos de quienes le adoran también captarán esa influencia. En ´Crumble´, por contra, queríamos mostrar lo que habíamos absorbido siendo niños. El jazz era parte esencial de la cultura musical de nuestros hogares y no podemos escapar a ello. Si ves tocar a John entiendes qué música mamó de pequeño”. Cambiando de tercio y teniendo en cuenta esta gira junto a Mariachis Luz de Luna, creímos que este cuarto largo del grupo sonaría todavía más fronterizo que sus antecesores, pero, en cambio, parece el menos atraído por esos caminos. Arreglos de cuerda, pasajes sombríos y un puente definitivo entre “Chore Of Encharement” (Giant Sand) y “Hot Rail” (Calexico), dando como resultado una fórmula que ni ellos mismos se atreven a establecer como definitiva. “Es posible que en el siguiente disco nos dediquemos a hacer techno mexicano (risas). La verdad es que resulta muy difícil predecir hacia dónde vamos a ir en el futuro. Somos personas muy inquietas y, lo mismo que ahora nos ha salido este disco con un toque más pop y también más oscuro, quizás en el próximo volvamos a sonar como en ´The Black Light´, que, por cierto y de momento, sigue siendo mi disco favorito de la banda”. Por fin alguien con sentido común no pretende convencernos de que su última obra es su favorita (aunque, casualmente, yo sí creo que se trata del mejor disco de Calexico). Y no sólo eso, sino que Burns es consciente de que Calexico nacieron como proyecto paralelo pero que su repercusión les ha llevado más lejos de lo esperado. “Sí, todo empezó como un divertimento y ya nos ves ahora, haciendo promoción a lo grande y con mucha gente pensando que este es nuestro único grupo. Incluso tenemos seguidores de Calexico que se vuelve loco con el grupo y que, en cambio, no les interesa nada lo que hacemos en Giant Sand. Mientras podamos continuaremos combinando ambos proyectos porque a mí no me gusta escuchar siempre lo mismo, ni estar con la misma gente, por eso prefiero involucrarme en esto durante una temporada y después meterme en algo diferente como Giant Sand”. Quién sabe, quizás es como aquel al que no le gusta acostarse cada noche con la misma persona. En todo caso, si tengo que elegir, que quedo con la más joven, con Calexico. Por supuesto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.