“La música es como una relación sentimental, debes cuidarla cada día”
Entrevistas / Alexander Som

“La música es como una relación sentimental, debes cuidarla cada día”

Redacción — 29-09-2020
Fotógrafo — Archivo

Álex Blanco Volpini, conocido artísticamente como Alexander Som, es uno de esos artistas españoles que han llegado muy lejos en música electrónica y conseguido ser apreciados por mucho más allá de nuestras fronteras.

El productor y Dj ha colaborado con una larga lista de artistas y publicado un largo, “Reborn” (19), en el que apuesta por la fusión de pop y electrónica como nunca antes en su carrera. Ahora acaba de remezclar a Dorian junto a Ley Dj.

¿Cómo aprendiste a pinchar y cuál fue tu motivación para hacerlo?
Siempre tuve claro que quería dedicarme a algo relacionado con la música. Es algo que llevo innato desde pequeño gracias a mis padres, en especial a mi padre. Los otros niños iban al parque a jugar, mientras yo me quedaba en casa con mi Nesquik y los videoclips de VH1 y MTV. Empecé a pinchar a los trece años, muy muy pequeñito, tanto que casi ni llegaba a la altura de la mesa. Tuvieron que ponerme en casa una especie de soporte especial para bajitos (risas). Mis primeras oportunidades las tuve en 2006. Tuve la suerte de ganar un concurso muy popular a nivel nacional, que me convertía en DJ revelación de ese año con otro nombre y otro estilo, obviamente.

“A día de hoy me considero un artista de pop/funk electrónico. A día de hoy me siento verdaderamente yo”.

¿Cuándo das el paso de DJ a empezar a producir y lanzar canciones?
En 2006 empecé a interesarme por la producción. Sabía que no sería fácil, los medios de entonces eran diferentes a los actuales, ahora hay mucha información online, de hecho no dejo de conocer a productores espectaculares autodidactas. No fue hasta 2007 cuando lance mi primer tema en vinilo, pero he de confesar que necesite ayuda de un coproductor. Yo tenía todo en la cabeza pero aun no podía plasmarlo.

¿Te consideras una artista de electrónica o de pop? ¿En qué estilos electrónicos te has sentido más cómodo a lo largo de tu carrera?
¡Esta pregunta es fabulosa! Verás, yo venía del mundo más EDM/mainstream, sonidos más estridentes para grandes masas o festivales, música dirigida a un perfil de público específico y joven. Pero durante todos estos años no me sentía identificado con este sonido, disfrutaba viajando con él y defendiéndolo en el estudio, pero no me representaba. De pronto en 2015 me crucé con Carlos Jean, tuvimos una extensa charla durante horas. Tras conocer mis inquietudes, gustos y forma de ver la música, hizo que cogiera sin miedo ese camino que siempre había estado deseando y me hacía sentir verdaderamente yo. A día de hoy me considero un artista de pop/funk electrónico. A día de hoy me siento verdaderamente yo.

¿Qué es lo que más te gusta de hacer remixes? Acabas de lanzar el de Dorian junto a Ley DJ. ¿Cómo trabajas con otros artistas?
Me vuelve loco hacer remixes, jugar con cosas que ya existen, llevarlas a tu terreno, o bien generar una idea nueva, es maravilloso. Es algo que quiero explotar mucho de aquí en adelante con grandes nombres de nuestra escena y fuera de ella. Trabajar con Leti es siempre un placer. Tenemos formas muy parecidas de ver la música y nos une una gran amistad. No será ni el primero ni el último en el que nos veréis juntos….

¿De quién has aprendido más a la hora de pinchar en directo?
Sin duda un DJ que me marcó por su sonido vintage/sucio y su técnica demoledora fue Laidback Luke. Cuando él estaba en lo más alto de su carrera yo era residente de Nature Madrid (Chango). Siempre pretendía parecerme a él con sesiones desenfrenadas, trucos en directo y canciones con las que todo el mundo levanta los brazos y canta. En el 2016 y gracias a mi familia de Ron Barceló fui su telonero en La Riviera y no pude evitar decírselo en los camerinos (risas). Fan mode on.

¿Sigues aprendiendo cosas a la hora de pinchar constantemente o crees que ya tienes suficiente con tu técnica actual?
Siempre se aprende algo, pero yo soy fiel a mi manera de hacer las cosas. Me gusta mucho jugar en directo y llevar mucho material ya hecho de casa, mashups, edits, bootlegs… No me gusta poner nada que no haya editado o tratado antes. Eso genera que tus sets sean tuyos al cien por cien.

¿Qué errores crees que cometías en tus primeros años pinchando y que has corregido con el tiempo?
Muchos, de hecho mi álbum debut que publique el año pasado, se llama “Reborn” (Renacer) precisamente por eso. La gente cree que es porque presentaba mi nuevo yo musical, pero si os fijáis en la portada, salgo con mi propia cabeza en la mano, en alusión a la cantidad de cosas que no hice bien en su día, no supe valorar y de las que no me siento identificado a día de hoy. La música y todo lo que hay alrededor es como una relación sentimental, debes cuidarla cada día.

¿Qué canciones que te encantan nunca han encajado en una sesión tuya?
Si me encantan encajan (risas).

En tus sesiones, la parte de espectáculo siempre ha sido importante. ¿Te resulta sencillo o tienes que esforzarte por ofrecer algo extra al margen de pinchar?
En absoluto, soy yo mismo. Me siento como Billy Elliot cuando le preguntan por lo que siente al bailar y él responde que lleva fuego dentro y necesita sacarlo. Me pasa un poco lo mismo. Veo un escenario cabina, gente y necesito expresarme como soy yo al cien por cien. No puedo controlarlo, adoro esa conexión/simbiosis entre público y artista. Hace que todo merezca más la pena. Creo que es algo contagioso para ellos y para mí. He llegado a subirme a un escenario grande con problemas personales.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.