We Will Always Love You
Discos / The Avalanches

We Will Always Love You

8 / 10
Raúl Julián — 21-12-2020
Empresa — Astralwerks
Género — Electrónica

Coincidiendo con el cambio de siglo, Since I Left You (Modular, 00) quedó grabado a fuego en la memoria colectiva de todos aquellos aficionados a la música más inquieta, atrevida y vanguardista. Un debut ya clásico con la rúbrica de Robbie Chater y Tony Di Blasi bajo el nombre de The Avalanches, y cuya continuación vio la luz dieciséis años después con aquel notable ‘Wildflower (Astralwerks, 16). Bastante menos ha tardado en llegar el tercer larga duración de los australianos, si bien la emoción que genera el anuncio de cualquier nueva obra de los de Molburne parece inalterable al paso del tiempo. Prueba de ello es la generosa lista de colaboradores que aparecen a lo largo y ancho de ese jugosísimo trabajo que es ‘We Will Always Love You’ (2020), prestándose a participar y enriquecer el asunto.

La presente entrega vuelve a funcionar como collage sonoro de tonos vistosos y tránsito algo anárquico entre las propias canciones, salteado con diferentes sabores estilísticos. Los parcheos de lujo y trazos sonoros con los que el grupo remata canciones toman a menudo vida propia, adquiriendo un protagonismo que finalmente deriva en el peculiar carácter de la referencia. Y es que con frecuencia son las irresistibles melodías que el grupo coloca en un aparente segundo plano para completar la pieza, las que dan lustre y dotan a cada tema de un brillo especial. The Avalanches regresan imaginativos y brillantes, tejiendo un caos elegante e inteligente que nunca deja de generar curiosidad y adicción, aprovechando la luminosidad de esos eslabones que enlazan la escucha.

La base común puede focalizarse en el uso que el dúo hace de la electrónica, en una tendencia que tiene como acompañamiento el soul de “Reflecting Light” (con Sananda Maitreya –aka Terence Trent d`Arby– y Vashti Bunyan), la funky “Oh the Sunn!” (con Perry Farrell de Jane’s Addiction), el trip-hop de “Until Daylight Comes” (con Tricky) o los exóticos ritmos africanos de “Wherever You Go” (con Jamie XX y Neneh Cherry). Una secuencia a la que sumar el dance noventero y hedonista de “Music Makes Me High”, “Interstellar Love” con Leon Bridges, o el hip hop de “Take Care In Your Dreaming” con Denzel Curry y Sampa The Great. También hay piezas de pop encantador e hipnótico y canciones pegadizas e inmediatas, como esa gema titulada “The Divine Chord” que cuenta con MGMT y el ex The Smiths Johnny Marr, “We Will Always Love You” con Blood Orange y “Wo Go On” con Cola Boyy y Mick Jones. Por su parte, el tramo final reserva otras destacadas, caso de la sedosa “Overcome”, “Running Red Lights” con Rivers Cuomo de Weezer, la magnífica “Gold Sky” con Kurt Vile, el ramalazo boogie setentero de “Born To Lose”, o esa declaración de intenciones que es “Music Is The Light” (con Cornelius y Kelly Moran) y que bien podrían haber firmado los franceses Air.

Por supuesto que, sumando un total de veinticinco pistas, el elepé peca de exceso de celo y resulta demasiado dilatado, en un efecto que inevitablemente difumina el impacto global del mismo. Igualmente, el impacto artístico de The Avalanches no es el mismo ahora que hace veinte años, pero la formación se las apaña para continuar luciendo encantadora y mágica. Y es que el presente lanzamiento ofrece un más que considerable numero de dianas mayúsculas, de esas capaces de paralizar al oyente con su complejo entramado y posterior consecuencia. Porque, a pesar de su larga duración y algún que otro altibajo, la escucha consigue eludir el tedio, con giros de guión que evitan recrearse en el acierto ya certificado para mantener así activo el pulso de la escucha.

‘We Will Always Love You’ sucede y funciona como una sesión continuada de DJ, imparable en su objetivo de arrastrar tras de sí al oyente y convencerle con aquellos cantos de sirena que se acumulan entre innumerables capas de sonido y cristalizan en las mismas composiciones. Entre tanta modernez de usar y tirar (cuando no directamente ignorable), Robbie Chater y Tony Di Blasi consiguen reaparecer tremendamente contemporáneos, haciendo un uso de la tecnología y el encuadre que no deja de asombrar y conquistar. Unas maneras tan peculiares en su amontonamiento de elementos, queThe Avalanches bien podrían pertenecer a esa estirpe de artistas manifestados como un estilo en sí mismos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.