El Viaje
Discos / Solo Jøns

El Viaje

8 / 10
Fernando Fuentes — 02-03-2021
Empresa — Müsex Industries
Género — Electrónica

El DJ y productor navarro Josu Muro -la mitad del dúo electropopero The Repente Jons- en una evolución natural hacia lides más personalistas, se aventura, ahora en solitario como Solo Jøns para, a partir de una propuesta fresca, vitalista y eminentemente electrónica -que emerge desde el techno y el house, dejándose empapar por, electro, bass, IDM, bass, etc.- hacernos bailar sonriendo, sobre todo.

Los cinco temas que nos propone, a través de este “El viaje EP” -que publica el exquisito sello pamplonés Müsex Industries- destilan energía positiva, calidad, variedad y frescor por lo valiente y, hasta, novedoso de la propuesta. Sin duda es éste un viaje -divertido, variopinto y prometedor- en el que, sin duda, merece la pena embarcarse.

De este notable trabajo de Solo Jøns -cargado de ritmos eclécticos, una buena dosis de techno dinámico y en algunos momentos profundidad absoluta- destacaremos “Transpose” en el que tirando de sampler y de sintezadores old school, sustancia un temazo de electro-house filtrado -al más puro estilo french- con guiños al guarrete electro-clash noventero. Animará cualquier pista de baile a esas horas en las que no todo vale. Igual sucede con “Irreal” con esa base denodadamente industrial a la que tan bien le sientan esas gamberras distorsiones y ritmos a contrapié. Pura juguesca para deleite propio y ajeno.

Con “Menta” se adentra en espacios más próximos al house-disco que, a golpe de pianos chicaguenses loopeados y destellos sintetizados superpuestos, evocan aquellos tiempos gloriosos de sudor y bailes hasta las tantas. Mientras, “El Viaje” es pura introspección, un tema hecho para viajar por dentro en busca de eso que no encontramos fuera. Downtempo ajausado emocionante y evocador (ese guiño al acid mancuniano es una genialidad indiscutible) que consigue conmover más que mover. Finalmente, la breakerizada distopía urbana, pero esperanzada, de “Sonar” nos abre las orjeas de par en par ante un Solo Jøns que se mueve con buen gusto y destreza por estilos clásicos, que no vintages, y hasta llegar a la actualidad -más rabiosa- para sustanciar un sonido atemporal, diferente y super atractivo.

Sirva este destacado lanzamiento para demostrar, una vez más, que la mejor -por detentar mucha calidad y una gran capacidad para sorprender- producción nacional electrónica no se limita solo a las escenas capitalinas canónicas; queda claro -a la vista y la escucha de todos- que en zonas como la que nos ocupa -respecto a Solo Jøns y Müsex Industries- la electrónica de última factura, con querencias clubys, goza de una salud excelente, tanto que puede llegar a resultar insultante.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.