Jungla
Discos / Rayo

Jungla

7 / 10
Álex Jerez — hace 4 meses
Empresa — Autoeditado
Género — Pop

Una “Jungla” como el lugar perfecto para escapar, un último grito para cambiar las cosas y luchar por un futuro mejor. Esta es, a grandes rasgos, la esencia del primer LP debut de Rayo. El crítico grupo formado por Ágata (Las Odio, Agnes), Carmen (YAY), Tábata (Fuckaine) y María (Agnes). La banda une sus guitarras para construir un disco prácticamente conceptual que lucha contra todas esas injusticias que a día de hoy están ahogando al ser humano. Un álbum que llama a la reflexión y huye del caos capitalista. Política, naturaleza, derechos, fobias… El primer largo de Rayo habla de un presente destruido y de una necesidad de cambio. Y es que, en una sociedad cada vez más sumisa y con menos ánimos para levantar la voz. Es bueno que sigan apareciendo figuras artísticas que intenten abrir los ojos al público. “Hasta cuando aguantará la vieja Europa. Dime cuanto queda de combustible. Es un presente insostenible”, cantan en “Siglas y Bombas” haciendo referencia a la filósofa Marina Garcés y su ensayo ‘Nueva ilustración radical’ que ha inspirado la creación del disco. Hablan también de las nuevas formas de comunicación, de la desinformación, de la contaminación en los medios de comunicación y la falta de crítica. “Esta es la verdad que nos diga un titular. No podrás imaginar qué pasó a continuación, solo una indicación para saber separar al que tiene la razón, quién desata el desastre”, inician en “Hoguera” para hablar de los conflictos que ha vivido Cataluña y de una España llena de banderas.

Completamente autoeditado, es un disco que ofrece una nueva piel para cada una de sus componentes. Con “Jungla” sacan su lado más popero hasta la fecha y generan un buen álbum de dream-pop repleto de grandes guitarras. El álbum fue grabado en los Metropol Studios con Fran Meneses en la producción (compañero de Fuckaine de Tábata). Las propias Rayo reconocen que llegaron al estudio sin tener muy claro hacia dónde ir, que Fran fue vital para sacar lo mejor de ellas y definir así a qué debía sonar el nuevo grupo. A nivel musical, se trata de un proyecto diverso que cuida equilibrar el protagonismo entre la parte instrumental y la parte vocal. De ahí que hayan apostado por un tema completamente instrumental como es “Connan” o no se corten a la hora de sacar su lado más rockero y pisar la voz. Al igual que, por otro lado, a nivel vocal no tienen miedo de saltar de un registro mucho más dulce y popi (“Arena”) a un lado más oscuro que visibiliza la esencia más punk del grupo jugando con las voces casi todos sus componentes. Otro de los puntos a destacar a la hora de definir el sonido del grupo sería el trabajo de este con las distorsiones, que endurecen y formalizan su sonido; o el protagonismo del bajo a lo largo de todo el álbum que va más allá de ser un simple apoyo rítmico.

Y es que “Jungla” está repleto de texturas interesantes, de armonías juguetonas que huyen de buscar un sonido puramente comercial. No es un álbum fácil para todos los públicos en la primera escucha, pero una vez que conectas con él lo disfrutas en mayúsculas. Se trata de un debut cuidado, creado con mimo y que se preocupa más de la experimentación musical que de la acogida por parte del público. Es evidente que aún hay mucho que pulir para que Rayo brille como se merece, pero un comienzo como este se puede considerar ya una victoria. Además, no olvidemos que lo más importante de este disco es que busca plantar una semillita en la cabeza de todos los oyentes para que crezca poco a poco y les haga reflexionar sobre la necesidad de luchar por salvarnos. Y claro, eso no es nada fácil.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.