Random Acces Memories
Discos / Daft Punk

Random Acces Memories

6 / 10
Lluís S. Ceprián — 02-05-2013
Empresa — Columbia / Sony
Género — Electrónica

Estamos ante uno de los discos más esperados de los últimos años. Y su discográfica ha jugado con ello apostando por una campaña de promoción estudiada al milímetro que ha tenido lugar durante los últimos meses. Primero dieron información de la grabación del nuevo disco a cuentagotas, luego publicaron pequeños documentales centrados en los colaboradores participantes en las canciones que conforman el nuevo trabajo, más tarde publicaron del primer single “Get Lucky” con promoción a bombo y platillo por toda la red, y por último organizaron una audición para prensa –en Madrid y Barcelona- en la que los periodistas debían firmar un contrato de confidencialidad sobre la difusión del contenido de la escucha hasta el día primero de mayo.

Sin duda el dúo francés formado por Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter son un fenómeno de la música de baile a nivel planetario. Actualmente cuentan con una popularidad muy superior que algunos coetáneos suyos como The Chemical Brothers –seis veces menos seguidores en Facebook – o Underworld –algo menos de la mitad. Seguramente la clave de su éxito radica en la accesibilidad de su música, la cual además cuenta con una orquilla generacional bastante amplia. Ya han pasado ocho años desde que publicase su anterior disco de estudio “Human Alter all”-no contamos la Banda Sonora Original para “Tron Legacy”. Sin duda aquel no fue uno de sus mejores trabajos, entre otras circunstancias se les reprochó haber invertido poco tiempo para su concepción –apenas seis semanas-. Esta vez se han tomado todo el tiempo del mundo para elaborar las trece canciones que conforman el nuevo disco. De hecho cada tema a nivel de producción, es una auténtica obra de orfebrería.

Antes de desgranar uno a uno los diferentes cortes, hemos de decir que éste es un disco influenciado por la música disco de finales de los 70, pero que también, y como se dice en alguno de los documentales promocionales, trata de sugerir el ambiente californiano de aquella época, sobretodo el de las producciones cristalinas de artistas como la ELO, Dennis Wilson, The Eagles o la Steve Miller Ban. Un ejemplo claro lo tenemos en el primer tema del disco, “Give Live Back to Music”, un corte cálido y muy funky gracias a la guitarra de Nile Rodgers. De ahí pasan a “The Game of Love”, una balada con vocoder robotizado con bajo muy negroide en el que destacan los tramos con base de sintetizadores vidriosos con eco. “Georgio by Moroder” es uno de los momentos clave del disco. Sin duda, Moroder ha sido una de las influencias de este nuevo disco y por ello le rinden homenaje con este tema. La intro incluye las explicaciones de este gurú de la música de discoteca recogidas en el documental de promoción en el que narra sus primeras incursiones en la música. En el momento que acaba de hablar comienza una base muy parecida a la de “I Feel Love”, su gran clásico para Donna Summer. A partir de ese momento el tema entra en un terreno de divagaciones, primero con un intervalo de piano latino y luego con otro de arreglos de música clásica. Es la típica composición multi-fases que en este caso desemboca en un diálogo entre bajo y batería. Continúa “Within”, una balada edulcorada que nada tiene que envidiar a los pastiches de Barbra Streisand. “Instant Crush” presenta a Julian Casablancas protagonizando la parte vocal –eso si, filtrada. El tema no dista demasiado de su experiencia con su disco en solitario. Es un medio tiempo que se sostiene sobre unas notas de bajo que remiten a los singles de Bryan Adams de los 80, pero no logra atrapar. En cambio “Lose Yourself to Dance” con la participación de Pharrell Williams sí que contagia a la primera. Se trata de otro tema cargado de revivalismo, eso sí, ahora los referentes claros son Lionel Richie y Michael Jackson. Las guitarras funky lo acaban de redondear. “Touch” es otro de los momentos bajos del disco. Aunque la introducción nos mantenga en alerta a base de sonidos retro-futuristas, pronto el tema adquiere una estética de musical –no es casual que la parte vocal corresponda al ex – Carpenters, Paul Williams, que también participó en el musical “El Fantasma de la Ópera” allá por los setenta-. Sigue “Get Lucky”, sin duda el momento más musculado del disco; con Pharrell Williams en las voces y Nile Rodgers a la guitarra, este hit con aires hedonistas nos transporta a la época dorada de la música disco. “Beyond” consigue darnos ganas de adelantar el track. Es una nueva balada con intro grandilocuente a lo Disney que nos conduce a una parte a medio camino entre las bandas sonoras y el pop de bajas revoluciones. Conecta perfectamente con “Motherboard“, un tema muy Air con virajes y cambios constantes en el que la instrumentalización es igualmente cambiante. “Fragments of Time” es una especie de “Fly Like an Eagle” pasado por el túrmix sampledélico de Todd Edwards. “Doin’ it Right” es otro de los momentos álgidos del disco. Esta combinación a priori imposible entre Daft Punk y Panda Bear ofrece un resultado más que sorprendente. Al estilo de Animal Collective, una frase con vocoder inicial se va repitiendo y solapando sobre sí misma hasta convertirse en una base coral. “Contact” cierra el disco a modo de epílogo. Empieza con fragmentos radiofónicos con sintetizadores por debajo. Luego se produce un cambio con la entrada de unas notas robustas de órgano y un ritmo de batería al trote. Es un momento épico de progresión ascendente, a la manera de los grandes subidotes de la electrónica, aunque eso sí, la estética aquí es mucho más cinematográfica.

Y con este corte finaliza el álbum más anhelado de los últimos tiempos, un trabajo que ha servido para que el dúo francés ser reinvente, siendo capaz de trasladar su sonido varias décadas atrás en el tiempo, consiguiendo eso sí un resultado desigual; mucho mejor en los momentos de baile que en los manidos lances de sosiego rítmico. Quizá la incursión de un sinfín de colaboradores de muy dispar procedencia haya acabado por pasarles factura. O puede que simplemente el tema no dé para más. Ahora habrá que ver cómo trasladan este nuevo episodio de su carrera al directo.

9 comentarios
  1. No soy fan de Daft Punk,pienso que es una banda de 4 singles y nada más,pero me parece que a pesar de la nota miserable que le habeis dado me va gustar el album…

  2. que hagáis una crítica de un disco al que sólo os han dejado escuchar una sola vez dice muy poco de vosotros… es poco profesional… OPINIÓN PERSONAL

  3. No veo la palabra Chromeo por ningún lado…

  4. Gracias por el desgrane pero la música no es solo descripción. Evidentemente con una sola escucha qué más se puede pedir.

  5. horquilla es con hache

  6. O quizas no te ha gustado a ti personal y subjetivamente e intentas hacer que los demas piensen como tu, perdona que te diga pero decir que touch no merece la pena hace que toda tu critica quede a la altura de la autentica y asquerosa mierda. Por cierto revisa tu articulo chato que no sabes escribir

  7. Traffic Punk is a very clean site. It is easy to see everything you need to when your using it. My Partner, Ken Locatelli, spkeas very highly of the owner. He is very present on google as well. Give Traffic Punk a try if your not already a member.ThanksMarcus Wahlskype: mcwahl1

  8. Credit Cards can really help you when you don’t have a cash on your pokect. I agree on your opinion having a Best Credit Card, but make it sure you do manage well every purchase you have, so that you could not be worried when the bills came.

  9. Of course a caretive game design attracts customers. Of course quality development assures desirable game play. But a few more weeks, or months, in the market, an effective producer project manager provides more opportunity for earlier revenues. If revenues are linked to product launches, then time-to-market, shepherded by your PM, is key to achieving your goals. [linkage via Scott Berkun]

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.