AitzStar
Discos / Niña Coyote Eta Chico Tornado

AitzStar

8 / 10
Amaia Santana — hace 11 meses
Empresa — Pozoi Records
Género — Rock

El nuevo disco -y juego de palabras- del dúo imbatible Niña Coyote eta Chico Tornado, “AitzStar”, posee la solidez de una roca -haitz significa roca en euskera-, y la volatilidad de esas tormentas eléctricas a las que nos tienen acostumbrados. Su tercer largo ahonda en la aridez stoner, y aporta giros macabros y más psicodélicos (i.e.: “Bai Bye”) respecto a sus trabajos anteriores –Eate (2016) y “Niña Coyote eta Chico Tornado” (2013)-.

Grabado en los estudios Casamurada de Tarragona, junto a Ricky Falkner (Egon Soda) y Jordi Mora, “AitzStar” combina canciones de luminosidad garajera como el single de lanzamiento “Azeri eta Herio” -con letras de Harkaitz Cano-, y territorios oscuros y escabrosos como “Geroa” o “Sinestesia”. Cabe destacar los “¡Goooong! ¡Goooong!” finales (Koldo Soret dixit) de este último tema, cortesía del pozo que alberga el estudio de Tarragona. El reverb natural se palpa de forma sutil en determinados momentos del disco, sea en la guitarra de Soret, sea en la batería de Ursula Strong.

El disco comienza con la cadencia sensual de “Errautsak”, que pronto nos lleva a un desierto hipnótico y contundente. Desconocemos quién se esconde tras el mote “Cabezacubo”, pero se lleva un buen chaparrón… Muy poderosa y ecléctica suena “Jungle Tornado”, un viaje demencial y arrollador por las cuatro estaciones. El toque más punk-psicótico viene quizá vía “Neu ta Zeu”, con unas voces dementes que abocan en una espiral siniestramente bailonga. Este tema en directo tiene que ser un auténtico trallazo.

Entre los colaboradores del disco, además del citado -y habitual- Harkaitz Cano, figuran David Soler en el pedal steel, Zigor DZ en los scratches de “F.U.A” (con atisbos a “Foxy Lady”) y el propio Ricky Falkner en los teclados. La masterización corre a cargo de Víctor García (Ultramarinos Mastering).

El diseño gráfico del disco lo firma otro habitual: Xavi Forné, de Error! Design. Eso sí, esta vez han dejado atrás las ilustraciones postapocalípticas y han optado por un retrato suyo. Un acierto, pues irradian una imagen tan magnética y potente como su música. Dos verdaderas AitzStars, vaya.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.