MondoSonoro Discos

Madonna Madame X

Ha vuelto a sorprender Madonna con “Madame X”. Para muy bien. Se echaba en falta a la Madonna sonoramente transgresora, a aquella artista capaz de firmar discos como “Ray Of Light” (98), “Music” (00), “American Life” (03) o “Confessions On A Dance Floor” (05) que funcionaban a las mil maravillas al margen de modas y tendencias. Esta última década no ha sido precisamente fácil para sus seguidores: “Hard Candy” (08) fue un álbum simpático pero carente de personalidad que únicamente quería aprovecharse del r&b tan en boga en aquel momento; “MDNA” (12) se valió de la EDM omnipresente por aquellos tiempos y “Rebel Heart” (15), pese a sus aciertos, fue víctima de las filtraciones que sufrió meses antes de su lanzamiento oficial y sonaba de algún modo incompleto en su producción. No obstante, tras hacerse de rogar, este largo nos devuelve a la diva que tanto extrañábamos. No hagan caso de los singles de adelanto. Lo mejor del disco, sin duda, está en todas las canciones que no habíamos escuchado hasta la fecha.

“Madame X” es una extravagancia muy necesaria en el cosmos del pop mainstream. A primeras podría parecer que aglutinar influencias portuguesas, música latina y hasta dance noventero (“I Don’t Search I Find” nos hace rememorar al Shep Pettibone de “Erotica” en una suerte de “Deeper And Deeper” 2.0.) es cuanto menos una marcianada, pero sorprendentemente todos estos elementos encajan cohesivamente en un trabajo que gana, y mucho, con las escuchas.

Las producciones de Mirwais, con quien no trabajaba desde los tiempos de “American Life”, están repletas de matices. Sin ir más lejos, ahí está el festín disco de “God Control”, su tema más loco desde “Impressive Instant”; “Extreme Occident”, donde vuelve a coquetear con las instrumentaciones moriscas de “Ray Of Light”, o una “Dark Ballet” sobrada de melodramatismo teatral que conjuga a Tchaikovsky con el Wendy Carlos de la banda sonora de “La naranja mecánica”. Mike Dean, por su parte, está detrás de las melódicamente preciosas “Crazy”, “Come Alive” y “Looking For Mercy”, tres excelentes muestras de pop igual de majestuoso que atemporal.

Como no podía ser menos hay las justas dosis de mamarracheo como esa “Bitch I’m Loca” en la que le acompaña Maluma, aunque lo que no se entiende es cómo el equipo de la artista no escogió “Faz Gostoso” como primer single en vez de “Medellín”: aun tratándose de una versión del tema de 2018 de la brasileña Blaya, la reinterpretación mejorada de Madonna y Anitta da ganas de dejarlo todo, irse a Río de Janeiro y bailar en la favela hasta que el mundo se extinga. Hit incontestable donde los haya. Por mucho que algunos hayan aprovechado su discutible actuación en Eurovisión para desacreditarla, no cabe duda de que la diva en “Madame X” ha trabajado creativamente sin ataduras y callará muchas bocas. Qué gran momento para ser fan de Madonna.

MÁS SOBRE MADONNA
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies