MondoSonoro Discos

En este 2018 en el que la distancia entre el anonimato y la celebridad parece recorrerse a la velocidad de la luz, Cariño tienen todas las papeletas para cerrar el año como la sensación postrera de la temporada.

El trío madrileño se ha convertido, de la noche a la mañana, en el grupo favorito de críticos y fans del underground gracias a un excelente single de presentación –“Pop para la bajona”– y a su versión de “Llorando en la limo” de C. Tangana. Un entusiasmo que podría resultar excesivo sino fuera porque su primer mini-álbum “Movidas” es realmente sensacional. En apenas ocho canciones y veintitrés minutos, Paola Rivero (guitarra), Alicia Ros (bajo, voz) y María Talaverano (teclados, voz) demuestran una extraordinaria capacidad para crear himnos instantáneos que crecen a cada escucha. Melodías pegajosas, infecciosos sintetizadores ochentenos, guitarras de baja fidelidad…. una idiosincrasia musical que les vincula necesariamente con el twee pop o el C86. Pero a nivel lírico su propuesta entronca con una tradición nacional que se remonta a Vainica Doble y que pasa por Alaska y Los Pegamoides, el Donosti Sound, el sello Spicnic e incluso Los Punsetes.

Ya sea en las mayores cursilerías (“Canción de pop de amor”) o en las mayores vacuidades (la deliciosa “Souvenirs”), Cariño hacen gala de una lírica espontánea e ingeniosa como pocas. Bajo su aparente ingenuidad se esconden brillantes destellos de cinismo y sátiras mordaces. La estupenda “Bisexual”, el tema más redondo del disco, cuestiona con sorna los clichés de la heteronormatividad mientras que la incisiva “Mierda seca” contiene posiblemente algunos de los improperios más geniales de la historia del pop en castellano.

Pequeñas dosis de mala leche que hacen de esta colección de píldoras algo más que un mero pastiche edulcorado. Un discazo de tontipop entusiasta y juguetón, tan deliberadamente naif como profundamente adictivo.

MÁS SOBRE CARIÑO
Comentarios Un comentario
  1. Mirad, soy lector vuestro desde hace mil años y, aunque las críticas de discos nunca me han parecido coherentes ni consistentes ni equilibradas, las respetaba.
    Hasta hoy, que me he encontrado con esta. Habláis de lírica, crítica, himnos instantáneos… ¿?
    ¿Estáis describiendo seguro este disco? Ningún disco de Vetusta llega al 9. Solo uno de los Foo Fighters les alcanza. La MODA tampoco. A Dylan le pusisteis un 4 por Triplicate… En fin, que se os ha ido la pinza u os habéis dejado llevar por su presencia en medios.
    Este es un EP de unas principiantes que han acertado con su imagen y que tienen gran potencial, pero que aun no están formadas, excepto en lo referente a su imagen y presencia en RRSS y festis, para lo que alguna buena tecla habrán pulsado. Mucha suerte por cierto, este comentario no es a ellas; para mi, de hecho, el EP como producto global tiene un 6 o un 7 muy merecido y loable (claro que yo no soy un crítico, puedo decir lo que quiera y no vale nada).

    Mondosonoro, mojaos un poquito cuando lleguen productos así y no os dejéis llevar tanto por el ruido. Y ya de paso intentad hacer la crítica de más bandas incipientes, que hay a patadas con varios discos publicados y ya metidas en festivales y concursos de nivel y na de ná.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies