Paisajes Ambientales en la Oscuridad
Conciertos / Trentemøller

Paisajes Ambientales en la Oscuridad

7 / 10
Albert Carreras — hace 3 años
Empresa — Producciones Animadas
Fecha — 18 febrero, 2017
Sala — Apolo, Barcelona
Fotógrafo — Edu Tuset

Anders Trentemøller, debe tener un fondo de armario de lo más profundo, que deja el que tiene Sarah Jessica Parker, en un mero juego de casa de muñecas de la Barbie. El productor Danés ha cambiado de trajes continuamente desde su larga y dilatada trayectoria, empezó entre ritmos electrónicos del minimal techno, deep house, pasó por el ambient, al indie rock y ahora al post-punk.

En un momento de su carrera tomó un camino diferente al que han hecho otros grupos de música, muchos se han transmutado de una banda que hacía música con instrumentos a abrazar la electrónica como tabla de salvación. Él al contrario, dejó la música orientada a clubs para montar una banda que tuviera un sonido más orgánico.

Este cambio de vestimenta, le ha sentado de maravilla para su carrera, que está en uno se sus momentos más álgidos. Ha perfilado su sonido oscuro, en un loable disco “Fixion” (In My Room, 2016) y está realizando una exitosa gira que le ha llevado a agotar las entradas en muchos de sus conciertos y en los dos que ha realizado en nuestro país. Pero … ¿Cual es la clave de su nuevo éxito? ¿Lo descubrimos en su concierto? …

Anders se presentó con un arsenal de máquinas y sintetizadores añejos en formato de quinteto, con un guitarra, bajo, batería y la enigmática cantante, Marie Fisker.

Empezaron con “November”, uno de los 9 temas que sonaron de su último trabajo, desgranando esas atmósferas gélidas y densas de tiempos arrastrados en el que Trentemøller , se mueve como pez en el agua. Al segundo tema “One Eye Open”, apareció la voz enigmática de Fisker, para atrapar al publico como si tratara de los cánticos hipnóticos de una sirena en la oscuridad. Los bajos de ultratumba resonaron en “Never Fade”. Recuperó “Shade of Marble” de su disco “Into the Great Wide Younger” (2010) y el ritmo bailable frénetico de subidas y bajadas. Continuó con la industrial “My Conviction”. El alma de Joy Division apareció en “Redefine”. Las guitarras del Heavy metal se apoderaron de “Trails” “de su disco “Lost” (2013). “Complicated” sonó densa y de una belleza desgarradora. Con “River in Me” volvieron los tempos más bailables, con una sala enloquecida que no dejó de botar. El ambient incendiario vino de la mano de “Miss you”. El EBM de unos Front 242 , se dejó de entrever en “Still on fire” ,”Circuits” y “Vamp”. Cerraron con la máquina de quebrar cinturas que es “Moan”, una de sus composiciones más celebradas .

En los bises volvieron con la balada “Where the Shadows Fall” y culminaron otra vez a base de ritmo con “Take Me Into my Skin”. La propuesta fue intensa, pasando de momentos ambientales ensoñadores a otros más rítmicos de rompe y rasga, con una buena traslación del universo mágico de sus grabaciones al directo.

A priori parece que Anders Trentemøller no haya reinventado la rueda, pero su gran habilidad es saber combinar todas sus influencias musicales, del indie, del post-punk, los bajos densos, los parajes ambient tenebrosos, aderezados con los tintes electrónicos sintéticos, que hacen que varias generaciones estén embelesados con su propuesta. Parece que a Trentemøller, su último vestido que ha adquirido, es una camiseta “dark” negra “Slim fit” , que le sienta como un pincel.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.