Recogiendo lo cosechado
Conciertos / Smoking Souls

Recogiendo lo cosechado

8 / 10
Andrea Coll Pons — hace 2 semanas
Fecha — 05 febrero, 2020
Sala — Apolo, Barcelona
Fotógrafo — Ricardo Gaete

La verdad es que llevamos unos cuantos conciertos de Smoking Souls a las espaldas, pero hasta hoy no habíamos podido ver con firmeza que la repercusión de la banda fuera acorde con la calidad de su música. Los valencianos se encaraban al reto de defender el escenario un miércoles por la noche y con el cartel de entradas agotadas desde ayer. Su cuarto álbum, “Translúcid” (Propaganda Pel Fet!, 19), ha sido el que ha culminado con lo que posiblemente será el despegue definitivo del rock melódico de una banda que empezó siendo referente de jóvenes adolescentes y ahora llena una de las salas más emblemáticas de Barcelona.

Pero antes es necesario mencionar a Alison Darwin. La banda calentó al público durante casi una hora, antes de que salieran los de Pego al escenario. Teníamos curiosidad por ver el directo, así que a las 20:30 estábamos en la sala, esperando ser sorprendidos. Alison Darwin es un grupo que están etiquetando como indie rock, pero la verdad es que la definición se queda bastante corta. Por ahora su directo es un tanto tímido y cuadriculado, pero la música que defienden da para mucho más. La voz de este trío barcelonés es demasiado potente como para ser etiquetados en melodías simplemente “indies”. Suenan a moderno, sí, pero la sensación es como si les conocieras de antes. Recuerdan a The Cranberries, aunque mucho más frescos, y la verdad es que solo con una pizca más de dinamismo y presencia en el escenario seguro que pasarán pronto de teloneros a titulares.

Y ahora al plato principal de la noche. Probablemente sea el mejor concierto de Smoking Souls al que hemos acudido. Ahora la media de edad ya supera los diecisiete años fuera de un festival y eso significa que han podido traspasar la barrera generacional que en ocasiones les encasillaba demasiado. Si una banda, que en un par de años cumple la década, presenta disco y las canciones más ovacionadas son las nuevas, es que algo están haciendo bien. Desde la primera, “140K”, nos dimos cuenta de que el contexto había cambiado, y con “Volves de neu” y “Trinxera” lo corroboramos. Todos estos temas de su reciente “Translúcid” se mezclaron como si nada entre el setlist antiguo de “L’últim ball”, “Cançó de la son”, “Nit salvatge”, para acabar con un nuevo final, “Adéu”.

Hombres de pocas palabras, solo dejaron algún silencio musical para introducir y presentar al equipo técnico y para ceder el micrófono a David Fernández, quien recitó los primeros versos de “Metralleta i cafè” con la consiguiente y esperada ovación del público.

De esta última hornada de grupos valencianos agradecemos que Smoking se alejen un poco del sonido ska y reggae por antonomasia y experimenten con letras, sonidos y colaboraciones. A ratos suenan a punk-rock melódico y a otros, totalmente alternativos. Su saber estar en el escenario, la entrega, las posturas… y, por fin, el público, están colocando a los valencianos donde se merecen.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.