Consolidación
Conciertos / Festival Cara-B

Consolidación

8 / 10
Kira Parra / Darío García Coto — hace 10 meses
Empresa — Cara B
Fecha — 15 febrero, 2019
Sala — Fabra i Coats
Fotógrafo — Sarai Moreira

Nuevo año, mismo formato. El Cara-B sigue consolidando el binomio rap/indie delineado en los últimos años -la mayor parte de su vida como festival ya- y lo hace a paso triunfal: abonos agotados, entradas de día agotadas, y un nivel medio sobre el escenario que probablemente haga de esta una de las mejores ediciones del festival, que en otras ocasiones podía pecar de irregular (aunque siempre interesante).

Viernes

Albany fue la encargada de abrir el festival, acompañada por Tita Desustance (aka la multitasking Alicia Álvarez) a los platos. Eran las compañeras perfectas y lo demostraron con creces, transmitiendo su admiración mutua, presentando los himnos para perrear llorando de la artista y estrenando nuevos, uno con Goa y otro con Yung Beef (Fernandito Kit Kat para la ocasión, y es que la colaboración es un reggeatón que invita a bailar hasta abajo), que prometió que llegarían pronto a nuestros altavoces. También contó con Jose, su novio y “mejor cantante de España”, en palabras de la propia Albany, para entonar y perrear un par de temas juntos.

Muchos de los artistas del Cara-B pueden presumir de encarnar el presente, pero Pedro LaDroga (foto principal) no: Pedreeto sigue como recién llegado del año 3019. Probablemente fuera el mejor concierto que ha dado en Barcelona, y es que se alinearon los planetas: el público, dispuestísimo, el momento de su carrera, en el que ha encontrado cierta estabilidad y es por fin es reconocido como se merece dentro de la escena, y un setlist redondo que repasó lo mejor de todas sus etapas: desde los recientes “Vakere” y “Vampiro Joven” hasta clásicos como “Ke kiere ase” pasando, cómo no, por unos cuantos temas de “Via Digital” y “Skydrvg 1.0”. Fue capaz de crear un ecosistema propio durante una hora, de mantenerlo cantando a cappella mientras se arreglaban problemas técnicos y de tener a gente gritando “se muera er papa” durante el resto del día. Ni siquiera hacía falta que saliera Cecilio G a estrenar una colaboración para que el bolo fuera redondo, pero salió. 11/10.

la zowi cara b viernes 2019

La Zowi

El de La Zowi era, con permiso de Ceci, uno de los conciertos más esperados del festival y también uno de los que más dudas despertaban, pero salió de él habiendo superado todas las expectativas. Firmó el bolo más sucio y crudo del fin de semana, exprimiendo su repertorio reciente, corto pero sólido, con un sonido oscuro y sin fisuras y una puesta en escena que aprovecha al máximo el uso de la (poca) luz y las dos bailarinas que la acompañan. Va sobrada de carisma y presencia, pero sería un error pensar que es lo único sobre lo que se sostienen sus conciertos.

El de Cecilio G, como decía, era también uno de los más esperados, algo que tiene sus pros y sus contras. Entre estos últimos que mucha gente estuviera ahí por el morbo y los memes y no tanto por el concierto en sí. Más pendientes de hacer el stories perfecto que de cantar/moverse/bailar. Esto, básicamente, hizo que Cecilio acabara hasta los cojones, cortara “From Darkness With Love” por la mitad y mandara todo (y a todo el mundo) a tomar por el culo. “Ahora grabad esto con vuestros móviles: que os follen” fue su última frase antes de bajar del escenario sin terminar el tema. El concierto en sí fue un tanto caótico y con altibajos, pero en general bastante notable al nutrirse de los últimos -y sobresalientes- singles que ha venido publicando.

Tras un concierto de Cecilio G con altibajos, el directo de Sticky M.A hizo resurgir al público, que aunque demostró ser capaz de renacer solo, él y su inseparable Royce Rolo ayudaron bastante. Tampoco faltaron colegas en el escenario esta vez, y por allí pasaron Lil Moss (cantando juntos “Sextape”) o $kyhook (a quien dedicó eso de “tengo a Dios aquí a mi lado” de “Aleluya”), y aunque no estuvo Steve Lean sí ofreció “Humo y alcohol” y “Rockestar”, prometiendo noticias pronto. A estas alturas no hacía falta que Manu pidiera nada al público, pero aún así no faltó su micro hacia las primeras filas reclamando que repitiéramos “AGZ siempre” varias veces. Sin dudarlo.

pimp flaco kinder malo cara b viernes 2019

Pimp Flaco y Kinder Malo

Con El Bloque DJs amenizando el festi entre concierto y concierto, llegó el final con Pimp Flaco y Kinder Malo. Los de Barcelona supieron meterse al público en el bolsillo desde con el primer “<3”, con una pista ya convertida en una fiesta y cerca de un karaoke preparado para todo. “Laberinto de amor”hizo el remate e inevitablemente encendió la cuenta atrás para el directo de Cupido, y es que es una de las más cercanas al sonido de la banda del Flaco.

Sábado

Melenas abrieron la segunda jornada ante una Fabra i Coats todavía con resaca del día anterior. Celebraron el primer aniversario de su primer disco homónimo y presentaron sus temas guitarreros de influencia americana –pero con letras en perfecto castellano– ante los primeros asistentes. La fuerza, actitud y el saber hacer que llevan poniendo en práctica en conciertos por todo el mundo estuvo reluciendo en el directo en el Cara B.

La Plata, todavía recibiendo a la gente, tocaron “Desorden” (Sonido Muchacho, 18), su debut y uno de los mejores discos estatales de 2018 (el segundo para MondoSonoro, de hecho). Con su habitual estética sombría, desgranaron el disco en directo con un sonido post-punk impoluto que les viene dado gracias a su rodaje constante durante casi año y medio. Uno de los conciertos con más presencia, sin duda.

La Plata

A tenor de lo visto el sábado, Cupido se van a tener que esforzar un poco si quieren encontrar vida más allá del hype. No es que lo tengan especialmente difícil, porque saben hacer canciones: entre los ocho temas de su debut hay tres hits, y en directo algunas de las adaptaciones de Pimp Flaco funcionan realmente bien. El problema es que el concierto, más que fluir, se arrastra perezoso y desanimado incluso en sus momentos álgidos, y acaba dando la sensación de que si no fuera por el karaoke colectivo la cosa se tambalearía.

Soleá Morente y Napoleón Solo, por su parte, demostraron que estos años girando juntos no han sido en balde. Un espectáculo perfectamente construido -que no encorsetado- que dibuja un viaje por su universo musical y que funciona en todos los registros: tanto cuando se acercan a la psicodelia y los pasajes más rockeros como cuando recuperan la influencia de Las Grecas o de Camela. Se nota que hay una apertura de miras detrás que va mucho más allá de la mera mezcla de flamenco y pop electrónico.

Si Soleá Morente y Napoleón Solo dejaron el ambiente hipnotizado, Carolina Durante se encargaron de removerlo todo y hacer que aquello se convirtiera en un pogo alrededor de cada columna del recinto, que no eran pocas. Acompañados esta vez al bajo por Martín Muñoz –batería de Yawners– en lugar de por Martín Vallhonrat, el bajista de la formación original, lanzaron su metralleta de singles pop redondos, que el público coreaba dando igual que fuera una canción ya grabada y publicada o una que solo hubieran podido escuchar en conciertos o vídeos de YouTube. Fue corto e intenso, y no hizo más que encender las ganas de verlos de una vez en una sala de Barcelona –lo de Razz no cuenta.

carolina durante cara b sabado 2019

Carolina Durante

El Cara-B era parada obligada para Novedades Carminha, que presentaban el fresquísimo -y no solo porque ha salido el viernes- “Utraligero”. Y como cabía esperar, varios de los temas del mismo se sumaron a la categoría de minihimnos durante el concierto, lleno hasta la bandera y celebrado con el carácter verbenero que busca el grupo desde hace unos años. Pero no fue exactamente un paseo por el parque: los fallos técnicos empañaron la recta inicial del concierto, y un parón y fundido a negro a los poco minutos de empezar auguraba malas noticias. Lo bueno de tener un público fiel se nota en estos casos, y ellos, a juzgar por el sábado, lo tienen. Cuando consiguieron arrancar motores de nuevo sacaron adelante un concierto sobresaliente que iba basculando con naturalidad entre sus últimos discos, demostrando que -cuidado, que dirían Eskorbuto– siguen siendo los mismos que cuando empezaron, aunque algunos se echen las manos a la cabeza con su evolución sonora.

Putochinomaricón, con una camiseta que rezaba “outsider” y un maquillaje sangriento, puso el broche final al festival. También tuvo problemas técnicos, y los solventó con un “vais borrachas, da igual”, y lo cierto es que sí. Y no solo por el alcohol que menciona, sino porque ante tantos conciertos y sus fallos técnicos correspondientes durante gran parte de la noche, tener delante a Chenta Tsai con su energía y agradecimientos constantes a los presentes, dedicando “Gente de mierda” (que repitió, por lo menos, un par de veces) a “los de VOX” y a homófobos, tránsfobos y machistas compensa bastante cualquier interrupción.  Citando a Diego de Carolina Durante,“si yo montara un festival, sería como este”.

putochinomaricon cara b sabado 2019

Putochinomaricón

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies