Wild’s End: Primera luz
Comics / Dan Abnett Y I.N.J. Culbard

Wild’s End: Primera luz

7 / 10
Manu González — 20-01-2021
Empresa — Dolmen
Fotógrafo — Archivo

Las fábulas son una herramienta muy poderosa de reinterpretación en el mundo de los novelas gráficas. Obras protagonizadas por animales antropomorfos como “Blacksad”, de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, o la excelente fábula steampunk del “Grandville” de Bryan Talbot son cómics que han tenido bastante éxito en los últimos diez años recopilando buenas
críticas, ventas y premios. El primer recopilatorio de la colección de comic-books “Wild’s End” recupera esa tradición tan británica de las fábulas mezclándolo con la ciencia ficción de Herbert George Wells.

Porque el pequeño pueblo comunal de Iglesia Del Cuervo de Abajo bien podría haber sido una de las villas del Horsell donde aterrizaban las primeras naves marcianas en “La guerra de los mundos” (1890), escrita por el británico H. G. Wells. El señor Slipaway es un oficial de marina condecorado en la Gran Guerra que inicia una nueva vida como jubilado en un pequeño pueblo del sur de Inglaterra. Aunque existe algún borracho como el zorro Fawkes, el pueblo
de Iglesia Del Cuervo de Abajo es una villa tranquila donde los vecinos se reúnen en la taberna para discutir sobre fiestas populares y concursos de pasteles. Eso cambiará drásticamente cuando un extraño ser parecido a una lámpara con patas de pulpo metálicas comience a carbonizar a algunos de sus tranquilos habitantes. Inglaterra es atacada por seres extraterrestres y el viejo soldado Slipaway tendrá que volver a combatir para salvar a sus nuevos vecinos.

El guionista británico Dan Abnett definió “Wild’s End” como el encuentro del clásico de la literatura infantil en lengua inglesa “El viento en los sauces” (1908), de Kenneth Grahame, con la inmortal “La guerra de los mundos”. Y la verdad es que no puede ser una descripción más acertada para esta serie publicada por BOOM Studios en Estados Unidos y Dolmen en España. Los seis primeros números recopilados con el subtítulo de “Primera luz” es una fascinante y adrenalítica serie de acción donde los protagonistas huyen de unos marcianos sanguinarios. El estilo de Ian Culbard, a medio camino entre la línea clara europea y el manga de los ochenta, con Katsuhiro Otomo como gran guía en la planificación secuencial de acción, realiza un trabajo excelente convirtiendo a todos los protagonistas en animales adorables muy al estilo de la creadora de Peter Rabbit, Beatrix Potter, pero situándolos en una historia muy seria de invasión alienígena con sus momentos de acción trepidante y de terror.

“Wild’s End: Primera luz” es muy disfrutable, y tiene dos protagonistas que dan mucho juego psicológico a Abnett, como son el exsoldador Clive Slipaway y la escritora agorafóbica Susan Peardew. En Norteamérica se han publicado tres miniseries: los seis números de “Primera luz”, los cinco de “The Enemy Within” y el último “Journeys End”, publicado directamente como una novela gráfica. Dolmen se ha encargado también del segundo tomo traducido en España, “Wild’s End #02: El enemigo interior”, más centrada en cómo nuestros sufridos héroes son atrapados por militares británicos que se niegan a creer que nuestro planeta está siendo invadido por robotizados marcianos. Abnett y Culbard huyen de la novela seminal de Wells para acercarse a la paranoia de series como “Expediente X” o la primera “La invasión de los ladrones de cuerpos”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.