MondoSonoro Comics

Los fans de “El Señor de los Anillos” sabrán de lo que hablo cuando cayó en nuestras manos el segundo tomo de esta trilogía fantástica, “Las dos torres”. Mientras leías los largos pasajes del complicado camino de Frodo, Sam y Gollum a través de las colinas de Emyn Muil y la peligrosa Ciénaga de los Muertos en dirección a la Puerta Negra de Mordor, no parabas de pensar que, seguramente, al resto de la Comunidad del Anillo le debían estar pasando aventuras mucho más trepidantes. Más tarde podrías comprobar que sí, que aquellos capítulos de Aragorn, Legolas y Gimli se leían solos.

El autor valenciano Luis NCT, como buen alumno de Tolkien, ha creado una novela gráfica donde los dos personajes principales se separan a mitad de la historia, y durante un largo rato seguimos a uno de ellos en solitario, en un trayecto intimista de naturaleza imposible a medio camino entre Tolkien y la prosa naturalista de Jack London. Cuando los dos amigos se vuelven a encontrar, y se aproxima el tercer acto de este largo cómic, nos enteramos de todas las aventuras que han vivido los otros personajes mientras el protagonista principal, Fox, vagaba solo y hambriento por montañas heladas al más puro estilo Leo DiCaprio en “El renacido”. Seguramente, “Wahcommo” estaba pensada para ser publicada en tres álbumes. El primer acto o cómo los salvajes Fox y Kaya comienzan su viaje iniciático hacía el Antiguo Reino, y cómo se van encontrando con otros personajes importantes en el viaje. El segundo acto, el viaje en solitario de Fox únicamente acompañado de un lobo gris (el tótem animal de su amiga Kaya), donde Luis NCT desarrolla algunos de los pasajes más líricos de esta gran historia. Y el tercer acto, el encuentro final a las puertas del Antiguo Reino en un tour de aventuras clásicas al más puro estilo Tolkien meets Miyazaki meets Indiana Jones. Una lectura frenética donde no paran de suceder muchas cosas a la vez y podemos averiguar el secreto de este Antiguo Reino. También puede ser que hubiera planeado un cuarto acto antes del final, con las aventuras de Kaya y el resto de sus compañeros. Pero eso es algo que deberíamos preguntar al autor porque no indica nada en el álbum de más de doscientas páginas que ha publicado Astiberri.

Con “Wahcommo”, Luis NCT vuelve a la perfección que había desarrollado en “Sleeper” (EDT, 2012), pero a todo color, especialidad que el artista valenciano venía desarrollando últimamente para el mercado norteamericano en series como “Empty Zone” para Image o “Frostbite” de Vertigo/DC, ambas con guion y dibujo de Jason Shawn Alexander. Si te gusta la fantasía, “Wahcommo” es un regalo para todos aquellos fans de la dark fantasy y Tolkien, uno de los mejores cómics nacionales de 2018. 

 

Comentarios Un comentario

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies