MondoSonoro Comics

Soldados Salamina

Han pasado dieciocho años desde que el escritor y periodista Javier Cercas publicó ese éxito de crítica y público que fue su novela “Soldados de Salamina”. El tiempo suficiente para que, una vez adquirida la mayoría de edad, la historia permita adaptaciones diversas sin que exista la urgente necesidad de que se comparen con el libro original. La historia le pertenece ya más a los lectores que a Cercas, por acudir a un tópico de aquellos que son bastante válidos. Más todavía cuando hubo largometraje dirigido y adaptado nada menos que por David Trueba, que ya generó una valoración comparativa en equilibrio con el texto de Cercas.

A modo de resumen, apuntaré que esta nueva adaptación de una de las novelas en castellano más vendidas de principios de los dos mil que firma el andaluz José Pablo García al cómic es francamente fiel a lo que ya conocíamos. Y lo digo sin quitarle ningún mérito, más bien al contrario. Porque, de hecho, García consigue una obra gráfica que funciona a la perfección recuperando los logros de la novela y subrayando sus principales puntos de interés hasta el punto de que, una vez sumergido en el cómic, uno se olvida prácticamente de que ya conoce la historia y permite que la fluidez de las viñetas vuelta a atraparnos en esta suerte de historia de suspense a la búsqueda del joven soldado republicano que, por casualidades de la vida, decidió perdonarle la vida a Rafael Sánchez Mazas, escritor, fundador de la falange y posterior ministro de Franco, además de padre del recientemente fallecido Rafael Sánchez Ferlosio.

Además de reflejar en dibujos la trama de la novela, uno de los mayores logros conseguidos por García es caracterizar con mucho acierto a los distintos personajes que se pasean por la historia. No solamente mantiene los rasgos psicológicos que les otorgó en su momento Cercas, sino que uno ve a los personajes que el andaluz dibuja y coinciden con la idea que tenía en la cabeza de cada uno de ellos, sencillo en los casos en los que se trata de personas a las que hemos visto en infinidad de ocasiones en fotografía (Cercas o el propio Mazas), pero mucho más sorprendente en los casos de ese mosaico de personajes secundarios que, en realidad, no lo son tanto como pensamos. Un cómic capaz de emocionar incluso conociendo la historia con anterioridad. Y obviamente recomendado al margen de que se haya leído o no la novela que adapta.

Soldados salamina2Soldados Salamina3

Comentarios Un comentario

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies