Compendio de la verdadera historia universal
Comics / Shintaro Kago

Compendio de la verdadera historia universal

6 / 10
Alex Serrano — hace 3 semanas
Empresa — ECC

Asomarse a la figura del guionista y dibujante japonés Shintaro Kago es un ejercicio apasionante, que lo sitúa, por su carácter creativo inclasificable y rompedor, en la órbita (siempre salvando las distancias) de creadores como Charlie Kaufman o Harmony Korine. El carácter extremadamente hermético de la industria editorial del manga, así como de la mayoría de sus autores, hace que el halo de mística maldita se amplíe cuando hablamos de este autor.

El espíritu subversivo y provocador hasta el extremo, sello de identidad de Shintaro Kago, convierte también en un afortunado misterio cómo, hasta la fecha, ha conseguido hacerse con un público fiel en España que ha hecho posible la llegada a nuestro país de obras tan impactantes como “Fetus Collection”. En una época de polémicas tan incendiarias como cotidianas, publicar a un autor con una visión tan radical y desmadrada, con obras en las que la escatología, el sexo raro y el humor negrísimo a costa de todo y de todos (incluidas figuras históricas de todo tipo) se antoja como lo más parecido para una editorial a jugar a la ruleta rusa. Crucemos los dedos.

En este “Compendio de la verdadera historia universal”, Shintaro Kago retuerce hasta lo inimaginable personajes como Adolf Hitler, Cristóbal Colón o Miguel Ángel, convirtiéndolos en alocadas cobayas de sus experimentos. Su estilo de dibujo límpido y preciso sigue siendo fundamental a la hora de amplificar la espiral de delirio y desparrame en que se acaban convirtiendo invariablemente sus historietas. Un material no apto para todos los paladares (desde luego, no para los más sensibles) y que acaba por convertirse en una suerte de gusto adquirido cuya cata es polarizante: o torna en hábito, o no se vuelve a probar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.