MondoSonoro Comics

picapiedra

La verdad es que llevábamos tiempo escuchando hablar de esta maxiserie de doce números con muy buenas críticas desde el otro lado del Atlántico, pero uno no acababa de creérselas. ¿En serio? ¿“Los Picapiedra”?¿Un cómic sobre Pedro, Pablo, Vilma y Betty? ¿La famosa serie de dibujos animados que Hanna-Barbera popularizó en 1960 con una familia del neolítico muy parecida a la sociedad norteamericana de la posguerra con sus barbacoas en el jardín, sus bolos y sus autocines? ¿Un buen cómic? Y no era el único. También teníamos esa crisis en tierras infinitas de “Future Quest” con Jonny Quest, Space Ghost, The Herculoids, Birdman y muchas series de acción de HB con guion de Jeff Parker y dibujo de Ron Radall y el mismísimo Steve Rude; “Scooby Apocalypse”, con el retorno de los guionistas J.M. DeMatteis y Keith Giffen junto a Wellington Alves o Howard Porter; y aquellos “Wacky Raceland” (sí, los famosísimos Autos Locos) con guion de Jeff Parker y dibujo de Ariel Olivetti. Todo se englobó en una colección llamada Hanna-Barbera Beyond que tuvieron éxitos diversos.

Pero vayamos a Pedro y Pablo. Si la serie original de los sesenta era una crítica más o menos velada al sueño americano de las casitas unifamiliares y la fiebre del capitalismo más bisoño, la serie del guionista Mark Russell y el dibujante Steve Pugh es una verdadera sátira de la sociedad moderna donde no dejan títere sin cabeza: religión, política militarista, precariedad de la clase obrera, capitalismo, matrimonio, consumismo, bullying escolar, cultura patriarcal, turismo desenfrenado y muchas ideas son puestas en evidencia en cada número de esta maxiserie de doce comic-books que ECC Ediciones ha publicado en España en un único volumen.

Aunque el humor siga siendo la piedra angular de esta serie, el estilo realista de Pugh sirve para penetrar muy hondo en la epidermis tratando problemas reales muy actuales. Personalmente algunos números me dejaron muy tocado, sobre todo la historia que se va desarrollando a la largo de varios números de esos animales extintos que los habitantes de Rocadura utilizan como electrodomésticos del hogar y que también tienen sus sentimientos. No se dejen engañar por el título si no eran muy fan de la serie de televisión: “Los Picapiedra” es un cómic excelente, que trata ideas muy profundas bajo el prisma de la sátira y el humor. Lo más cerca en arte secuencial que se puede estar al ideario literario satírico del gran Terry Pratchett, creador del Mundodisco y otro gran experto de las miserias humanas disfrazadas de humor y fantasía.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies