La Villa Luminosa
Comics / VV.AA.

La Villa Luminosa

8 / 10
Marcos Gendre — 11-12-2020
Empresa — Raum Press
Fotógrafo — Archivo

¿Cómo tomar como referencia el universo nostálgico de la Chabel y renovarlo
en caligrafía underground sin que pierda su esencia tan icónica y
representativa? Eso mismo debieron pensar las autoras de este juguete-cómic,
para el cual han derrochado imaginación a la hora de forjar una edición de
luces y brillantina ochentera, en la que no faltan ni pegatinas de relumbrón.
Más allá del magnetismo desprendido por el envoltorio, uno de los atractivos
que más llaman la atención de “La Villa Luminosa” reside en haber aunado a
prestidigitadoras del cómic tan imaginativas como Ana Galvañ, María Ramos y
Pepa Prieto Puy. Estas dos últimas son las responsables de comenzar este
proyecto, ensamblado en torno a dos capítulos gráficos donde agitan de humor
y ternura, a partes iguales, el universo de la Chabel.

Envuelto en un arco iris fantástico de goma y plástico, las viñetas de María y
Pepa se distinguen por aunar inequívocos trazos de serie B, alocada screwball
comedy, tonos irresistiblemente chic y todo un crisol de detalles, a mayor gloria
de reinterpretar su devoción por un icono del juguete como la mítica muñeca de
Feber y, más en particular, su inolvidable Villa Luminosa, a quien la escritora
Elisa Victoria también rinde homenaje por medio de un texto delirante.
Por la parte de Ana Galvañ, queda enfatizado el viaje en el tiempo, hacia la era
de la Super Pop, por medio de un póster muy especial, que pone el lazo a tan
despampanante remedio para curar el mono de la nostalgia Feber, que Nuria
F. Herrera ha concebido bajo un diseño mágico que nos retrotrae a la infancia
con un toque de varita.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.