DCsos
Comics / Tom Taylor, Trevor Hairsine, James Harren Y Neil Edwards

DCsos

6 / 10
Manu González — 01-04-2021
Fotógrafo — Archivo

Es inevitable. Si te pones a pensar en la idea original de “Dcsos” (“DCeased” en su versión original), lo primero que te viene a la cabeza es que la ecuación zombies y superhéroes ya se hizo en 2006 con el bastante cachondo “Marvel Zombies” de los guionistas Arthur Suydam y Robert Kirkman con el dibujo de Sean Phillips. Kirkman, de hecho, se ha hecho millonario con los muertos vivientes gracias al cómic y la serie de “The Walking Dead”, rentabilizando el género zombie mejor que su padre canónico: George A. Romero. La pregunta que nos hacemos actualmente es ¿Qué podemos esperar de una pandemia zombie en el Universo DC? (Como diría Enjuto Mojamuto: “No son zombies, son infectados”).

Paradójicamente, comparar “Marvel Zombies” con “DCsos” sería como comparar el Universo Marvel Cinematográfico y el Universo DC Cinematográfico. Lo que le sobra a uno de cachondeo le sobra al otro de seriedad. El cómic de Suydam, Kirkman y Philips, que ya había nacido en las páginas de “Ultimate Fantastic Four” de Mark “Lo peto todo” Millar y Greg “Lo calco todo” Land en septiembre de 2005, era pura comedia gore repleta de humor negrísimo que entraba tan bien como “El regreso de los muertos vivientes” (1985) de Dan O’Bannon. Pura irreverencia punk de los mitos del terror. Los héroes de Marvel querían comer carne humana, sí, pero el virus zombie también les convertía en unos seres que han abandonado toda moral aunque siguen teniendo todo su intelecto.

DC es DC, y lleva años imponiendo demasiado solemnidad a todos sus productos. “DCsos” no iba a ser menos, y más en manos de un guionista como Tom Taylor, quien ya había convertido un vídeo-juego de lucha a mamporro partido en una serie que se tomaba demasiado en serio a sí misma: “Injustice: God Among Us” (13). ¿Recuerdan las pesadillas de Batman en las películas de Scott Snyder de DC? ¿Con un Superman malo destruyendo la Tierra? Estaban inspiradas en ese comic-game. Lo bueno de “DCsos” es que Taylor conoce muy bien la mitología de los héroes de la Distinguida Competencia y sabe jugar con todos. El guionista coje la mítica Ecuación Antivida que otorga al nuevo dios Darkseid la capacidad de esclavizar a cualquier ser vivo y, con un inteligente replanteaminto, lo convierte en un efectivo y peligroso virus de rabia zombie que se transmite por redes y ondas con la velocidad del rayo. Te conectas a Twitter y, pam, estás zombificado.

Aunque “DCsos” tenga ideas muy buenas, todo es tan solemne, tan serio, tan apocalíptico, tan al borde del extremo… Algo de mala leche y humor negro le hubiera venido muy bien, pero supongo que no querían parecerse a “Marvel Zombies”. El otro problema es el dibujante Trevor Hairsine, quien no es capaz de darle un empaque a todo el producto y que tuvo que ser ayudado por Neil Edwards y James Harren en un par de números. “DCsos”, evidentemente, ha tenido una continuación mucho más recomendable y con más mala leche en “DCsos: Inmortales”, con el dibujo mucho más notable de Karl Mostert, el mejor apellido para dibujar una serie de zombies.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.