MondoSonoro Comics

Black Hammer El suceso

El primer tomo de “Black Hammer” -del guionista Jeff Lemire, el dibujante Dean Ormston y el colorista Dave Stewart- se convirtió por derecho propio en uno de los mejores cómics publicados en 2017. Lemire cumplía su viejo sueño de revivir una historia sobre superhéroes propios que crearía en 2007 y que no pudo comenzar a dibujar porque fue fichado por el sello Vertigo para desarrollar “Sweet Tooth” (obra que no está publicada en España y que pedimos a la gente de ECC que publiquen algún día por estas tierras, por favor). Como no podía encargarse de la parte gráfica porque ahora mismo está ocupado en los guiones de varias series en Marvel, Lemire confió en su amigo Dean Ormston en el dibujo de su serie más personal sobre el género superheroico. Ormston es un dibujante muy imaginativo y personal que ha incorporado a su propio estilo a los personajes creados por Lemire hace más de diez años.

El primer tomo de “Black Hammer”, “Orígenes secretos”, recopilaba los primeros seis números de la serie presentando a un supergrupo que se encontraba encerrado mágicamente (o científicamente) en un pueblo del medio oeste americano tras derrotar al Anti-Dios en la ciudad de Spiral City. Inspirado en DC y Marvel, este supergrupo tenía a su hombre del espacio parecido a Adam Strange, su Capitán América, su Detective Marciano, su Capitán Marvel o Shazam, su Acero, y hasta su Doctor Extraño. Pero cada personaje tiene su cruz a cuestas. El Coronel Weird se ha vuelto loco por su permanencia en el mundo de la Anti-Energía; el marciano Barbalien sufre su homosexualidad reprimida; Abraham Slam es el único que parece haber encontrado un poco de paz en ese pueblo, pero se echa encima la responsabilidad de cuidar el resto de sus amigos; Golden Gail, al contrario que Shazam, es una adulta encerrada en el cuerpo de una niña, y la bruja Madame Libélula esconde mucho más de lo que parece.

Si el primer tomo acababa con la hija de Martillo Negro, el superhéroe que acabó con el Anti-Dios y murió por el camino, llegando al mundo donde están encerrados estos extraños superhéroes, “El suceso” sigue desvelando poco a poco más pistas sobre los motivos ocultos de este cautiverio. Pero Lemire se toma su tiempo, estancándose por el camino, en lo que debería haber sido una serie más corta. Pero continúa siendo una maravilla, avisamos. Sobre todo si cuenta con todo un capítulo dibujado por David Rubín, el extraño pasado del Coronel Weird, quien también esconde mucho más de lo que parece, convirtiéndose en el Doctor Manhattan de este “Watchmen” particular de Jeff Lemire. Aunque el mejor capítulo de este segundo tomo lo protagoniza el personaje más trágico del cómic, la pobre Golden Gail.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies