The Boys (Temporada 2)
Cine - Series / Eric Kripke

The Boys (Temporada 2)

7 / 10
Jan Romani — 18-10-2020
Empresa — Amazon Prime Video
Fotógrafo — Archivo

La segunda temporada de “The Boys” es aún más salvaje, gamberra y rompedora que la primera. Lo que no significa que sea superior. Su creador, Eric Kripke, ha querido explotar aquello que convirtió la serie en la gran transgresora del género de superhéroes de la que todo el mundo hablaba. Y el resultado final, en general, funciona. Pero tiene algunos defectos que la alejan de ser la súper serie que pretende ser.

El origen de la mayoría de problemas de esta temporada se encuentra en la falta de un protagonista claro. En la primera ese papel era para Hughie, un chico normal que veía como su pareja moría por culpa de un superhéroe, impulsándolo hacia un espiral de venganza y violencia. Por muy loco que fuera todo a su alrededor, su bondad permitía al espectador empatizar con él, teniendo así una conexión emocional con la serie más allá del humor negro y la sátira.

Pero en esta segunda temporada, Hughie pierde ese papel principal y pasa a ser uno más de “los chicos”. A nivel argumental, es Billy Butcher quien tiene más peso del grupo. ¿El problema? Que se comporta de forma insoportable durante la mayoría de capítulos, haciendo bastante difícil empatizar con él. Otro personaje que irrumpe con fuerza es Stormfront, pero nadie puede esperar bondad de esta superheroína una vez descubierta su verdadera forma de ser.

En realidad, el protagonista de la segunda temporada termina siendo el líder de los súpers interpretado magníficamente por Antony Starr: Homelander. Casi todas las tramas, por confusas que sean, tienen que ver con este psicópata engreído y perverso. Y que el gran villano de la serie sea, a la vez, su protagonista, reafirma la intención de Kripke: más violencia, más perversión, pero menos conexión emocional. Fijémonos, por ejemplo, en la relación entre Hughie y Annie. Su amor prohibido era de lo más interesante de la primera temporada, y se hubiera mantenido como el foco de atención en otro tipo de serie. Pero “The Boys” prefiere introducir súperterroristas y centros psiquiátricos con experimentos científicos fallidos.

Esto no quiere decir que lo que pretende la serie no funcione. La trama principal, que lleva al enfrentamiento entre Butcher, Homelander, Stormfront y sus respectivos pasados, es emocionante e intrigante. Y aunque las tramas secundarias, como las de The Deep, A-Train o Queen Maeve, son bastante menos interesantes, sirven para reforzar el componente crítico de la serie en temas como el márqueting o la visibilidad.

Al fin y al cabo, “The Boys” es una serie creada para criticar la cultura de los superhéroes y la cultura occidental en general. Y lo hace consiguiendo entretener gracias al humor, la acción y el constante elemento de la sorpresa que hace estallar la cabeza del espectador. Pero la misma Amazon Prime la vende como la mejor serie de su catálogo, y para serlo haría falta algo más. Quizás con un argumento más claro y logrando una mayor empatía con los personajes esta buena serie podría ser la súper serie que quiere llegar a ser.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.