Recordando a Taylor Hawkins: 10 momentos y curiosidades de su carrera
Especiales / Taylor Hawkins ...

Recordando a Taylor Hawkins: 10 momentos y curiosidades de su carrera

Luis Benavides — 27-03-2022
Fotógrafo — Archivo

“Mi hermano de otra madre, mi mejor amigo, por el que daría la vida”. Así, en estos términos tan profundos, escribe Dave Grohl en su recién publicada autobiografía sobre su inseparable Taylor Hawkins. Por desgracia nos vemos en la tesitura de repasar su carrera en 10 momentos con motivo su fallecimiento en un hotel de Bogotá este 26 de marzo poco antes de dar un concierto.

Oliver Taylor Hawkins, nacido en 1972 en Texas, pasará a la historia como el batería definitivo de Foo Fighters y sin duda uno de sus miembros más carismáticos y queridos. Todos recordaremos siempre su melena rubia, su gran sonrisa, su enorme set de batería con incontables platos y su energía desbordante.

El músico contribuyó a la evolución y crecimiento de la doble F, convertido ahora en una banda que llena estadios en todo el mundo. También exploró otros caminos y demostró ser un gran cantante. A continuación, recordamos su paso por la banda responsable de hits como ‘Learn to fly’, ’Best of You’ y ‘Walk’ y otros momentos destacados y curiosidades de su carrera.

Duelos de baterías

Hawkins entró en Foo Fighters cuando su segundo largo, ‘The colour and the shape’, ya estaba finiquitado y salió de gira para presentarlo por medio mundo, incluyendo nuestro país. Dave Grohl, que regrabó prácticamente todas las baterías de William Goldsmith -lo que propiciaría su marcha y regreso a Sunny Day Real Estate-, decidió llevarse dos baterías. ¿El motivo? Se le ocurrió que sería una buena idea obsequiar a sus seguidores con un duelo de ‘drummers’ en el escenario o tocar algún tema con dos baterías. Solo un gran músico podía superar esa prueba, en su primera gira como miembro oficial. Hawkins la pasó con nota y se quedó en el equipo.

Videoclips divertidos

Grohl sube con la compra en un ascensor mientras suena una versión ‘muzak’ de ‘Big Me’. Llega su piso y el piso está cerrado por dentro. Dentro vemos a la banda -ya con Pat Smear como segundo guitarra-. El batería es Taylor, vestido de riguroso negro como el resto de la banda. Esos primeros planos con sus redobles en ‘Monkey wrench’ cautivan y mucho. Su siguiente aparición todavía sería mejor y más icónica si cabe: en ‘Everlong’, un vídeo genial de Michael Gondry, premiado en 1998 por la MTV, le tocó representar a la novia del protagonista -el propio Grohl- y tocar una batería de juguete con un ridículo camisón. Sin duda, otra imagen potente y divertida que quedará siempre para el recuerdo.

Su contribución en el tercer disco de Foo Fighters

Grabado en 1999 en un estudio construido por Grohl en su casa de Virgina con la ayuda del productor Adam Kasper, ‘There is nothing left to lose’ es el primer largo de Foo Fighters que incluye a Taylor en los créditos.

La banda quería huir de la disciplina casi tiránica de Gil Norton, que les hizo repetir tomas hasta hartarse, y grabar tranquilamente, a su aire. La jugada les salió redonda, pues se ha convertido en uno disco esencial, pero además también les valió su primer Grammy al mejor disco de rock. El aporte de Taylor, con esa influencia tan clara de Stewart Copeland, es evidente en muchos cortes. La inicial ‘Stacked actors’, con ese juego calma-tempestad, esos golpes bestias seguidos de toques delicados, anticipaba cosas muy grandes. Otro nivel.

La versión de Pink Floyd

“Ven aquí querido chico, toma un cigarro. Vas a llegar lejos, vas a volar alto, nunca vas a morir”. Pink Floyd cantaban esto en ‘Have a cigar’, incluida en el mítico ‘Wish you were here’ de 1975. Para los seguidores más acérrimos de Foo Fighters esta canción es una de esas apreciadas joyas aparecida en las caras B de ‘Learn to Fly’. Salió en 1999 y para muchos fue la primera vez que escuchamos el vozarrón de Taylor Hawkins.

Una remezcla de esta 'cover' también saldría en la banda sonora de ‘Misión Imposible 2’ un año después, protagonizada por Tom Cruise, pero ese ya es otro tema.

Yo también compongo: 'Cold Day in the Sun'

El 'duo dinámico' de Foo Fighters volvió a intercambiar sus papeles en ‘Cold day in the sun’, una gran canción en la que el malogrado batería toca la guitarra y canta. En una entrevista explicó que la idea del tema le rondaba la cabeza, que le recordaba un poco a Eagles por ese rollo californiano del sur y Grohl le animó a cerrarla y cantarla. El tema aparece en el disco acústico de ‘In your honour’, un disco doble publicado en 2005.

Su proyecto paralelo: Los Coattail Riders

Taylor confesó en alguna ocasión que se sentía como un creador de canciones frustrado, y en cierto modo Grohl también había pasado por esa fase cuando estaba en Nirvana. Los dos dieron un paso al frente. La banda paralela de Taylor, en la que cantaría, se llamó Taylor Hawkins and the Coattail Riders y su primera referencia -grabada poco antes del ‘In your honor’- fue lanzada en 2006. ‘Louise’, algo así como una pieza de rock alternativo con aires muy setenteros, fue el primer single y en el videoclip podemos verlo en acción junto a su amigo Chris Chaney de Jane’s Addiction al bajo, que también había acompañado en directo a Alanis Morissette.

Colaboración con Coheed And Cambria 

Las redes se han llenado de mensajes recordando la figura del batería de la eterna sonrisa, y uno de los mensajes más especiales lo firmaban los chicos de Coheed and Cambria, esa banda neoyorquina entre el prog y el emo tan interesante. “Gracias, Taylor, por darnos ese impulso cuando nosotros estábamos en el punto más bajo. Nunca te olvidaremos”. Pues bien, su relación se remonta a 2007, cuando el batería entró a grabar con ellos ese discazo bautizado ‘Good Apollo, I’m Burning Star IV. Volumen Two: No World for Tomorrow’ como sustituto de Josh Eppard, que abandonó alegando causa personales.

Su paso por la 'Pantalla grande' como Iggy Pop

Su primera incursión en el cine no es ‘Studio 666’ y me atrevo a decir que el séptimo arte también ha perdido una perla en bruto. En 2013 ya aparecía en una cinta: “CBGB”, una película dedicada a la mítica sala de Nueva York que vio florecer el country, el blues y otros géneros postreros como el punk y el hardcore. En este largometraje, con unas valoraciones no muy allá, aunque eso ahora importa poco, el rubio de los Foos es el mismísimo Iggy Pop, un papel que le venía como anillo al dedo por su complexión física. "I wanna be your dog!"

Más bandas paralelas

Como su querida alma gemela, Hawkins también era un culo inquieto y se embarcaba en todo lo que podía si había buenos amigos de por medio. Primero lideró The Coattail Riders, con los que sacaría más discos siendo ‘Red light fever’ el más redondo. Luego ya en 2014 se convirtieron en The Birds of Satan y solo dos años después, publicaría en solitario el EP Kota’. Por si fuera poco, siempre que podía se subía a un escenario con los Chevy Metal, una banda que nadie se podía tomar en serio porque básicamente hacían versiones de Queen, Van Halen y Black Sabbath y nació cuando Grohl se volcó en la grabación y presentación del Songs for the deaf de Queens of the Stone Age.

¿Disco póstumo?

Su último gran proyecto era NHC, acrónimo de Navarro, Hawkins y Chaney. Dicho de otra manera, un auténtico super grupo de Los Angeles con sabor clásico e influencias entre el rock setentas y el glam rock. A finales de 2021 presentaron un puñado de canciones y llegaron a tocar juntos. Veremos si llega a ver la luz el disco, cuyo lanzamiento estaba previsto en 2022 pero sin fecha.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.