Estamos de enhorabuena. El nuevo trabajo de
Mendetz, “Souvenir” (Sinnamon), por fin asoma tras una espera de tres
añitos. Los diez cortes de la nueva criatura se antojan maduros,
elegantes, meditadísimos y alejados del sonido primario de la banda.
Ojo, en ningún momento escapan de la pista de baile, al contrario,
ahora es más suya que nunca.

Mendetz se han
mimetizado de tal forma con bolas de espejos y luces estroboscópicas en
su nuevo trabajo que parece que siempre estuvieron allí. De cuando en
cuando algunos solos rockeros de guitarra nos recuerdan que Mendetz
también versionaron, como todos, a leyendas del punk y del rock.
Felicidades chavales. Creo que se puede decir que este partido lo han
ganado, al menos por ahora.

“Somos un grupo que rememora los ochenta desde la música, películas, personajes, juegos, dibujos, cómics”

No
hay más que remontarse atrás unos añitos, cuando de la mano de Joan S.
Luna, mi guía espiritual, me llegaba una demo de unos tales Mendetz
desde Barcelona. El camino trazado por la banda desde entonces no ha
podido ser más recto. La cosa es saber cómo se ven ellos cuando echan
la vista atrás, y parece que Stefano Macarrone (guitarra y voz) lo
tiene claro. “Mendetz
seguimos siendo cuatro grandes amigos que se llevan muy bien y que se
lo pasan en grande haciendo música. Somos esos mismos cuatro amantes de
su infancia que quieren seguir compartiéndola en forma de canciones,
porque además de beber, jugar a la Play 3 y fantasear sobre sociedades
alternativas, es lo que mejor sabemos hacer juntos”
. Demasiado
tiempo en la carretera puede hacer saltar chispas si se lleva mal, si
se lleva bien, el poder pasar tanto tiempo con tus compañeros de
trabajo no tiene precio a la hora de contrastar resultados. (Stefano) “Una
gira de un año y medio da para mucho… Ahora tenemos el hígado algo
más castigado y los pulmones algo resentidos. Con tanta carretera
nuestra salud y cordura salieron algo perjudicadas, pero tuvimos
muchísimo tiempo para escuchar música, reordenar nuestras influencias y
elaborar opiniones musicales sólidas para luego reflexionar sobre
nuestras composiciones y entender cómo queríamos sonar. Volvemos con
las mismas ganas de reivindicar esos sonidos con los que crecimos pero
pasándolos ahora por un filtro algo más maduro y personal, mostrando
probablemente nuestra faceta más íntima”
. Y si hay que hablar de
intimidad, la de Mendetz durante el proceso de grabación no ha podido
ser mayor. No han pasado por estudio, ni por técnico de grabación,
intimidad absoluta y resultado brillante. (Stefano) “Hace tiempo
que coqueteamos con la producción musical. Siempre nos ha gustado la
autograbación, desde que hacíamos versiones de Nirvana y Bad Religion
hace diez años y grabábamos baterías enteras en nuestras habitaciones
con el micrófono de Windows, así que recursos teóricos no nos faltaban.
Ahora hemos invertido algunos ahorros en hardware y nos hemos podido
montar un pequeño estudio en casa de mi abuelita, porque lo que
queríamos era tiempo. Tiempo para poder tener una idea grabada y darle
vueltas, y poder cambiar algo dos o tres veces ocho semanas después.
Creemos firmemente en la producción musical como elemento compositivo.
´Souvenir´ lo hemos ido componiendo a medida que lo producíamos y
viceversa. Esto hoy en día lo consigues solamente si te montas algo por
tu cuenta o si eres multimillonario y puedes alquilar un estudio de
renombre para encerrarte seis meses, y ´FutureSex´ no dio para tanto…”
.
Para lo que han tirado de teléfono ha sido para llamar a ALF, mago de
las mezclas, responsable, entre otras maravillas, del “United” de
Phoenix. (Stefano) “Hace tiempo que pensamos que ese disco es una
pequeña gran joya del pop-rock europeo de los últimos años. No solo a
nivel musical sino por su tratamiento del sonido. Indagamos, hicimos
números y vimos que, por presupuesto, teníamos acceso solamente al
señor Stèphane Briat ´Alf´, artífice de la mejor mezcla del disco con
creces
(“Honeymoon”), así que no hubo duda alguna”. Algo que
me gustaría apuntar es que Mendetz, una vez terminada la gira y durante
el proceso de grabación del disco no han desaparecido de los carteles
de salas y festivales. Su faceta como Dj’s ha hecho que la marca
siguiera presente durante las noches de muchas salas. (Pablo) “Ha
sido un poco de todo. Las ganas de seguir haciendo cosas. De moverse y
tener bolos aquí y allá. La diversión de poner los temas que te molan…
y sobre todo el gustazo de poder subir mucho el volumen, ¡de controlar
las petadas a tu antojo! El único problema ha sido que teníamos
tendencia a pasarnos, y la verdad es que nos hemos hartado de cargarnos
los equipos de las pobres salas que nos contrataban. Ahora intentamos
controlarnos un poco más, pero es difícil contenerse en ciertos
momentos. En cierto modo esto de Mendetz Dj´s nos ha hecho meternos un
poco más en la electrónica y descubrir grupos y temas con sonidos y
gadgets que antes podían pasarnos más desapercibidos. Por cierto ¡qué
bien bailábais en Granada!”
. Gracias hombre, nos lo hizo usted
pasar muy bien. Una cosa, cada vez entiendo menos algunas hojas de
promoción, pero en el caso de “Souvenir” hay una frase que me descoloca
por completo. Es la siguiente: “Un grupo total, arrollador, sin
complejos y ‘peterpanesco’ como somos todos los que crecimos con “Los
Goonies”. (Pablo) “Quiere decir que ´Los Goonies´ es un peliculón,
además de una referencia, una vez más, a este discurso que tanto nos
gusta evocar de nuestra infancia. Como siempre hemos dicho, somos un
grupo que rememora los ochenta, no desde la música (New Order y cía.)
sino desde películas, personajes, juegos, dibujos, cómics o música no
tan ´molona´. Las cosas con las que crecimos, que, en cierto modo nos
inspiran en muchos momentos de nuestra vida, entre los cuales esté
seguramente el momento de hacer música”
.
Comprendido. Hablemos del sonido, de las canciones. El disco me parece
una obra tremendamente elegante. Escuchándolo con mi chica, dice que os
imagina en el escenario vestidos con elegantes trajes y corbatas. La
verdad es que yo también. ¿Qué tienen Mendetz que decir del cambio de
sonido del anterior trabajo a este otro? La verdad es que veo lejos
“Future Sex”, por poner un ejemplo. (Stefano) “Gracias por lo de elegante (risas)
nunca nos habían dicho algo así… Nos lo tomaremos como un cumplido,
aunque suena a ´eres encantador y muy simpático´ o ´es un grupo muy
sólido en directo…´. Supongo que te refieres a que el sonido es
claramente menos garagero y a que las pistas parecen más nítidas y
tratadas. Y no solo estamos totalmente de acuerdo sino que es algo que
hemos buscado a conciencia. Nos gusta pensar que un álbum es el reflejo
de un estado de ánimo y que en él deben reflejarse los pensamientos y
las aspiraciones en un momento determinado de quien lo compone. Nos
hemos armado de valor y hemos dejado de lado muchas vergüenzas,
haciendo un disco que, ante y sobre todo, nos gustara a nosotros,
incluyendo todo aquello que nos gustar oír y apreciamos cuando
escuchamos música. Hemos aparcado muchas guitarrazas, distorsiones
injustificadas, bajos octavados o riffs sintetizados más facilones,
porque queríamos ofrecer variedad rítmica en pasajes más nostálgicos,
incorporando nuevos timbres y una paleta estilística más amplia. Así
que no hemos tenido reparos en recurrir a pianos dance de toda la vida,
regalarnos con slaps funkorros de bajo, arpegiar sierras bien dentadas
o susurrar al micro si la canción lo requería. Partimos de la base de
que queríamos un disco que nos apeteciera escuchar aun después de
haberlo grabado, algo casi utópico para una banda, pero lo hemos
conseguido. La verdad es que ‘Souvenir’ nos encanta”
. Y, ¿qué le encanta a Mendetz disfrutar desde el auditorio? (Jan Martí, voz y teclado) “Es
muy diferente ver un concierto si has estado o estás tocando en un
grupo. Inevitablemente, te fijas mucho más en la dificultad de lo que
la banda está haciendo, en su compenetración rítmica, incluso sabes
notar si se llevan bien, si se lo están pasando bien… Por eso, al
margen de los gustos personales de cada uno (electrónica, hip hop,
soul, funk, bla, bla, bla), cuando estamos juntos viendo un concierto
siempre nos ponemos de acuerdo en que nos gusta una banda cuando se lo
curra, cuando está tocando lo que suena, está sintiendo lo que toca, y
está transmitiendo lo que siente. Da mucha rabia ver a grupos que hacen
casi playback (me sabe mal decirlo, pero Cut Copy en directo hacen
menos que Bustamente en la gala de ´Murcia, Qué Hermosa Eres´, y eso
que tienen un discazo), y por eso cada vez nos gustan más los
conciertos de verdad”
.
Una cosa, ¿me pueden ustedes explicar los motivos de la tremenda
admiración que le tienen a Kase O de Violadores del Verso? Tarde o
temprano habría que poner a Mendetz en contacto con el MC zaragozano…
(Jan) “Somos
fans desde 1994, cuando los amigos maños de Stefano le pasaron las dos
primeras maquetas de Kase O. Él se las pasó a Jan, y en poco tiempo se
las sabían de memoria (´Diggety uno, Diggety dos, tres, cuatro, cinco,
seis… Puedes intentarlo pero conmigo no podéis´). Desde entonces
siempre hemos estado con él, y aún ahora suelen sonar los discos de
Violadores en la furgoneta, normalmente el domingo, el día de vuelta,
cruzando la meseta. Mientras grabábamos algunos pasajes de ´Souvenir´
pensábamos que funcionarían a lo grande como bases de hip-hop, algunas
un poco funk, algunas más old school, algunas del palo Timbaland o
Neptunes, y que sería la hostia que don Javier Ibarra (Kase O) rapeara
encima. ¡La próxima vez que vayamos a Zaragoza tenemos que quedar con
él!”
. Prometo tratar de facilitar ese encuentro. Lo que pudiera salir de esa unión no tiene precio.