El asturiano Juan Casamayor se estrena en solitario con un proyecto que lleva el nombre de Octuvre y que ha encontrado acogida en el sello Contubernio, una de las células más activas en nuestro país en lo que a protoelectrónica de tintes siniestros se refiere. Se da la circunstancia además de que este disco del ex Suit Tiger y que lleva por título “Distancias” es la primera producción que firma Pablo Und Destruktion, quien en los últimos tiempos ya ha avisado que le gustaría desarrollar esa nueva faceta artística.


Tu estilo es peculiar y muy intimista, a caballo entre el minimal y el tecno oscuro. ¿Cómo definirías tu música?
La verdad, me resulta difícil definir mi música y enmarcarla en algún estilo. Solo hay la intención de tocar y expresar, que la música suene como suena. Un día puede sonar de una manera y otro día de otra distinta, solo es hacerlo. Esta claro que todo el movimiento New Wave y electrónica me ha influenciado, y es la forma en la que entiendo la música la hora de tocar. Pero realmente que la música tenga una relación con la electrónica o el New Wave solo es el medio de hacer expresar esa intención de tocar.

¿Por qué Octuvre?
Me gusta ese mes del año, en Asturias los bosques cambian de color y el sol cae bajo, los atardeceres crean atmósferas impresionantes. También está ese poder que tiene esta época del año para influir en acontecimientos históricos, quizás llevados por el final del verano y llegada al invierno, una etapa de transición donde las fuerzas se disparan.

¿Qué te ha llevado a trabajar con Contubernio Records?
Fue a través de mi amigo Igor, él nos puso en contacto. Yo conocía el sello y me gusta mucho su rollo de electrónica oscura, tiene grandes bandas y artistas. A Contubernio le gustó la propuesta y Santi Contubernio se encargó de darle el sonido final. Poder estar en Contubernio me ha dado un gran apoyo, me encanta su filosofía y su forma de entender la música.

El amor es una constante en tus letras. Háblanos de lo que entiendes por amor y de qué manera éste se impregna en tus composiciones.
Entiendo la música como una forma de expresa y hacer llegar, creo que hablando de lo bonito que es el amor  no llegas realmente a trasmitir un mensaje que pueda llegar a hacer pensar a alguien. En su forma mas artística el amor es trágico y doloroso, son sentimientos verdaderos, mas viscerales, y de esa manera es como entiendo que tengo que expresarlo.

Al escuchar tu disco he notado mucho influjo del sonido tecno gestado durante los años ochenta. ¿Te consideras un amante de los frutos musicales de esa década?
Toda esa década a nivel musical me fascina, fue un periodo donde hubo una grandísima actividad y surgieron grandes bandas que han quedado ahí. Aunque realmente me gusta y escucho prácticamente todo tipo de música, no tengo un favorito, escucho mucha música actual, hay grandes bandas y artistas.

¿De los ocho cortes que dan forma a “Distancias”, cuál dirías que es tu favorito?
Quizás sea “Esperando por ti” ya que fue unos de los primeros temas que compuse, apenas unas semanas después de entrar en el local a buscar el sonido y las canciones, después vinieron muchos temas más que se perdieron en el olvido o entre apuntes, pero ese tema quedó ahí.

Dame el nombre de un grupo al que nunca escucharías de resaca.
Si tienes resaca eso es que ha habido mucho ruido previamente y no te apetece escuchar ningún grupo. Escucharía el silencio, que es muy bonito.