MondoSonoro Libros

La poetisa Irene X afirma que el auge del interés entre los jóvenes por un género como la poesía se debe a que en ella esperan encontrar “una verdad sin obsolescencia programada”. Buscan encontrar entre rimas y sonetos situaciones y preocupaciones similares a las que viven cada día. Buscan un encuentro con la (sus) vida(s). Irene X forma parte de esta nueva hornada de poetas que se vienen encargando de lograr este encuentro desde años atrás junto a nombres como Marwan, Carlos Salem, Elvira Sastre o Luis Ramiro, a quién pertenece el libro que ha motivado este texto.

Conocido especialmente por su faceta de cantautor, cuatro discos editados hasta la fecha le avalan, Luis Ramiro (Madrid, 1976) también ejerce de poeta, aunque él no se ve cómo tal sino como un escritor que desde su “amor y devoción” a este género lo hace lo mejor que puede. Tanto es así que con su nueva publicación, ya son cuatros los poemarios que llevan su nombre. Su última referencia se titula Poemas para infancias mal curadas (Aguilar, 2017), haciendo alusión a su canción El monstruo del armario, y consiste en una edición ampliada de Rojo Chanel (Aguilar, 2015) con poemas inéditos.

En Poemas para infancias mal curadas Luis Ramiro se atreve (una vez más) a abordar el tema más universal de todos: el amor. Y lo hace desde una perspectiva cercana, personal, actual y real, ingredientes para lograr con el lector la difícil tarea de empatizar o, como él mismo dice, conectar. Desde esta cercanía aborda el amor en todas sus etapas: el primer suspiro al ver a “esa” persona, el momento en que nuestra cobardía nos impide acercarnos, la idealización de los primeros días, la rutina, las noches de juegos bajo las sábanas, la ruptura y el difícil olvido con su consecuente herida abierta. Todo escrito desde una cotidianidad que asusta al sentirnos tan identificados en las distintas situaciones, lugares u acciones que describe y que logra transmitir a través del uso de unos sonetos y unos versos libres que logran rimar con una fluidez de lectura casi tan harmoniosa como una deliciosa canción.

Es posible que incluso después de publicar un libro como este Luis Ramiro siga sin considerarse un poeta en el sentido pleno de la palabra. No importa. La pasión y la sinceridad con la que aborda cada palabra habla por sí sola. Como bien describe su amigo y compañero Carlos Salem en el prólogo, un buen poema “para conmovernos debe tener una estocada que no esperas” y yo aún me estoy recuperando de más de una que me dejó la lectura de este libro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies