De la furgoneta al escenario, ¿quién dijo miedo? Nada parecía afectar a una situación que se tornaba ideal para Mujeres, ofreciendo El Sótano una cercanía fabulosa de cara a un público que respondía agotando entradas. El segundo round de la presentación de “Marathon” en Madrid no decepcionaría.

Calentaban la noche Los Wilds, derroche de actitud, ofreciendo una interesante combinación de irreverente y bien ejecutado garage, arrastrado, entre Wau y los Arrrghs!!! y Los Peyotes. Lo de Mujeres es caso aparte, con un nuevo trabajo entre manos que perfecciona todo lo anterior y un directo fresco y fascinante en su imperfección. Música vieja con zapatos nuevos, como ellos dicen, explotando lo más festivo del rock sesentero, imparable en temas como “Feels Dead (siento muerte)” o “I Wonder”. No es de extrañar la legión de jóvenes enfervorizadas de las primeras filas (¡el rock era esto!), siendo impagable el momento con “Aquellos ojos” cantado a tres voces y el público acompañando, entregado, haciendo saltar las especulaciones sobre qué sucedería si un día el cambio de idioma fuese definitivo.