La banda de Granada, que cumple este año veinte de carrera, andan de segunda gira de presentación de su último trabajo “Camino de Fuego” y justo con ese tema que da título al disco, empezaron su concierto: “Si vienes conmigo, yo no te prometo na; si vienes conmigo, ni la luna ni los soles; si vienes conmigo, solo duda pa mojar”. Pues aunque no prometían nada consiguieron que todo el público los siguiera, y ellos lo dieron todo. Pero es que eso es así desde hace unos cuantos años. Forman parte de esas bandas que se toman cada concierto como si fuera el último y los convierten en autenticas fiestas donde la complicidad con su público es total. Sus canciones fueron coreadas (y muchas de ellas sin estribillos fáciles) y casi todas bailadas con auténticos pogos. Claro, después de casi veinte años, habría que decir aquello de “han llegado a su madurez”, pero creo que para ellos eso sería casi un insulto. Por suerte Eskorzo no se han curado de su bendita locura. Esa “demencia” que les ha hecho crecer musicalmente y da igual que intentemos ponerle etiquetas a sus composiciones: pop, rock, ska, funk, reggae, soul, jazz, afrobeat, latin, cumbia, drum&bass, rocksteady, ragga, rumba, balkan, tango o dixieland, lo que subyace es esa energía y actitud punk con que las presentan y en como sueltan sus trabajadas letras sin descuidar la lucha “contra la injusticia y la mala sangre”. No hace falta decir que la banda en directo es un trueno. Batería, percusión, bajo y guitarra mantienen la maquina en marcha constantemente. Los dos vientos adornan con la misma facilidad una ranchera, un afrobeat o un bolero, eso sí, insuflando color e intensidad. Y la arrolladora voz y carismática presencia de Toni, contribuye a que se coman literalmente el escenario.

En casi dos horas y con veinte temas, hicieron un repaso a sus cinco discos. Evidentemente ese “Camino de Fuego” fue el más representado con hasta ocho canciones, pero es que tiene temas irresistibles, como se pudo comprobar. “Mambo Zombi”, tremendo latin-afrobeat, “Gilón”, fresco rocksteady, “Amenaza Fantasma”, mezcla de reggae, drum&bass, balkan, “Suave”, irresistible cumbia a lo Bomba Estéreo, o “Sé Feliz” (que justo da nombre a este nuevo tour) son suficientes para levantar cualquier fiesta y así lo hicieron. No faltaron “El Tío Bullanguero” o “Reggae Pa’Mai” de su primer disco “Mundo Bullanga”. Tampoco el “Mala Conciencia”, “Pinta la Pared” o “El Roto” de “La Sopa Boba!”. Curiosamente de “Paraisos Artificiales”, uno de los trabajos que mejor han servido para que Eskorzo sean actualmente lo que son, solo hicieron el tema homónimo, pero fue memorable por como la cantó el público. El resto salió del esplendido “El Arbol de la Duda”, del que sonaron “Dámelo”, donde colaborara Rockerto de Tabletom, el alocado “Clavelitos”, o ese ya clásico popular con el que cierran sus conciertos “El Que Tenga El Amor” y que sirve para que todo el público coree “que se lo meta por…”. Esperemos que la irreverencia y la energía les dure veinte años más.