Stormzy, uno de los artistas británicos más relevantes del momento, realizó hace dos semanas una actuación histórica para el grime en Glastonbury. Ahora llegará a Barcelona para encabezar el escenario principal del Sónar el 19 de julio.

Es, posiblemente, el músico que mejor representa la diversidad, el dinamismo y la energía de la música británica contemporánea, tal y como demostró en “Gang Signs & Prayer” (#Merky Records, 17) y como lo sigue haciendo en sus últimos singles, “Crown” y “Vossi Bop”. El Sónar lo convierte, ahora, en una de las grandes incorporaciones del cartel (debido, por desgracia, a la delicada situación de A$AP Rocky). Sus hitos son, con tan solo 25 años, reseñables: es no solo el primer solista británico negro que ha llegado a ser cabeza del legendario festival de Glastonbury, sino también el autor del primer disco de grime que encabeza las listas de éxitos del Reino Unido.

El festival barcelonés, por tanto, parece seguir el camino que se había propuesto: una celebración de la música que moldea el presente y el futuro, con nombres tan dispares como Acid Arab, Dj Koze, Jlin, Octavian, Disclosure o Vince Staples compartiendo la noche del viernes con Stormzy. La vigesimosexta edición del festival,que tendrá lugar del 18 al 20 de julio, parece salvar el pequeño match ball al que se había visto sometido de manera fortuita. Queda ahora, tan solo, esperar. Y qué mejor manera que hacerlo con lo último de Stormzy: