“Hemos intentado capturar nuestro sonido de directo”
Entrevistas / Wicked Wizzard

“Hemos intentado capturar nuestro sonido de directo”

Ioritz Ipiña — 04-05-2020
Fotógrafo — Xabi Goitisolo

Tras resultar vencedores de la última edición del Villa de Bilbao, el trío mungitarra Wicked Wizzard formado en 2017 da un golpe sobre la mesa con un álbum titulado “Warlords of the Dark Realm”.

Grabado “en casa”, intentarán repetir el éxito cosechado con su álbum homónimo por el que han recibido reconocimiento tanto local como fuera de las fronteras. Hoy, en pleno confinamiento, nos ponemos en contacto con ellos para saber más acerca de este disco y de las inquietudes de la propia banda.

¿Qué ha supuesto para vosotros ser los ganadores de la última edición del Villa de Bilbao?
Ha sido toda una sorpresa, la verdad es que al estar en la categoría de pop/rock, que es en la que más grupos participan y al no ser una banda que encaje mucho en esta categoría no creíamos que llegaríamos tan lejos, nos ha supuesto una gran ayuda de cara a este segundo álbum, tanto económica como publicitaria y estamos muy agradecidos por ello.

Se puede ver que en este nuevo álbum habéis seguido en la dirección que habíais marcado en el primer disco, aunque con un aura más oscuro… ¿cómo ha sido el proceso de composición?
Desde el momento en el que terminamos el primer álbum nos pusimos a componer el material nuevo, de hecho, ya existía una primera idea de “Cosmogony” cuando entramos a grabar. Al principio había material ya compuesto por Iñigo y Mikel y cuando Unai entró en la formación todo fue tomando más forma y resultó en ese primer álbum, pero en éste último hemos estado los tres entregados en componer cada uno de los temas cada uno aportando su punto de vista e intentando crear la dirección que el primer álbum marcó.

Y al igual que esa oscuridad se puede percibir en el sonido, también podemos verlo en el propio título del mismo… ¿De dónde surgió el nombre del disco “Warlords of the Dark Realm”?
Queríamos que el título estuviera relacionado con lo que se cuenta en el disco. “Dark Realm” (reino oscuro) es una de las canciones del disco, esta fue compuesta antes de tener pensado el nombre del álbum y nos pareció un buen tema para integrarlo. Se nos ocurrió en un ensayo, señores de la guerra del reino oscuro, nos decidimos al momento por ese nombre.

A parte de las evidentes influencias, ¿ha habido alguna nueva banda que haya servido de inspiración en este nuevo disco?
Hay influencias que siempre están ahí sin que te des cuenta, aunque tengamos claro el estilo que queremos desarrollar la inspiración viene de las toneladas de música que escuchamos, independientemente de la banda y el género. Aun así, sí que descubrimos Budgie que nos pareció un sonido apisonador. Por ejemplo, Mikel se puso a escuchar Tool y ofreció una visión más interesante en cuanto a estructuras, Iñigo se centró más en música celta y sonidos más del medievo y Unai aportó sonidos más pesados comunes de Stoner/Doom.

Y a la hora de escribir los nuevos temas… ¿cómo ha sido el proceso de composición del álbum?
Como hemos comentado, los tres hemos puesto el mismo empeño en todas las canciones. Aunque cada uno aportaba más desde su terreno, ha habido propuestas de todo tipo desde los tres y para los tres. Pero siempre hay cambios y sorpresas, lo que más nos gusta es saber que este álbum ha sido de los tres por partes iguales.
Queríamos canciones potentes y poderosas, pero también buscábamos la epicidad y los cambios dramáticos, de esos que causan vértigo al escucharlos. Trabajamos muy duro y no nos conformamos con lo primero que salía. Muchos riffs y canciones fueron descartados y hubo canciones como Doomed que sufrieron cambios constantes hasta conseguir el resultado final o Cosmogony que desde 2018 fue tomando forma hasta lo que ha llegado a ser en este álbum. Es parte del proceso, y es divertidísimo.

“Queríamos canciones potentes y poderosas, pero también buscábamos la epicidad y los cambios dramáticos, de esos que causan vértigo al escucharlos”

¿y el proceso de grabación?
Esta vez el proceso de grabación ha sido más largo y meticuloso, volvimos a Magic Box Musika con James Morgan a los mandos por nuestra magnífica experiencia con él en el primer álbum. Diríamos que se ha convertido en nuestro punto de referencia a la hora de grabar nuevo material.
Hemos intentado capturar nuestro sonido de directo, un sonido más crudo y real que refleje más nuestra esencia como banda, el cual se estuvo cocinando en el estudio a fuego lento durante aproximadamente 7 meses.

Debido a la situación actual el disco no ha podido salir con el modo de publicación que tendríais planeado, ¿cómo ha sido para vosotros el estar confinados tanto en el lanzamiento del álbum como en el tema más personal?
Fue un golpe saber que no podríamos presentar el álbum en directo, habíamos preparado un set – list especial una buena noche junto a Entropía y Wreck Totem, estamos impacientes de que llegue el momento en el que todo se solucione y se pueda volver a dar conciertos para presentar el álbum como se merece. De momento el álbum ha tenido buena acogida en las redes, la mayoría de los pedidos son desde centro Europa y Estados Unidos, nos hace mucha ilusión saber que nos escuchan por todo el mundo y aun con el confinamiento la tecnología de hoy en día nos facilita mucho el poder promocionar el disco y que todo el mundo pueda escucharlo.

¿Cuál diríais que ha sido vuestro mayor desafío como banda?
Al igual que el resto de bandas locales, el darnos a conocer y seguir adelante como banda, ese siempre es el gran desafío. No hay mayor satisfacción que ver que alguien ajeno a la banda disfruta de tu trabajo, es una sensación genial. En esencia, conseguir esa sensación es el mayor reto, mover a las personas, aunque sea un poco, si consigues que tu música genere sentimientos en alguien, el trabajo está hecho.

¿Y si tuvierais que quedaros con un concierto o una experiencia favorita en directo?
Recientemente tocamos con nuestros hermanos Wet Cactus y Acid Mess en el Cactusian Experience, un festival DIY que montaron Wet Cactus en un almacén minero perdido en las montañas de Cantabria, el buen rollo que hubo es indescriptible, mucha birra y mucha psicodelia flotaron aquella noche, fue una fiesta bestial. Además de que nos quedamos muy a gusto con nuestro concierto. Al acabar, independientemente de la opinión del público, siempre te quedas con dos posibles sensaciones: O lo has bordado y lo sabes, o podrías hacerlo mejor. Y cuando sabes que lo has bordado ahí es cuando mejor sensación te llevas.

Pregunta rápida: ¿tres bandas en activo a las que destacar?
Utilizando esta oportunidad para dar bombo a bandas locales, diremos que Wreck Totem por el pedazo de álbum “A Course For The Living” que han sacado, también grabado en Magic Box Musika, y la cara de tontos que nos dejaron el día de su presentación. Acid Mess por el absoluto derroche de gusto y nivel musical que emanan tanto en directo como en estudio. Y por último Wet Cactus, que directamente son una sobrada y toda una experiencia en el Stoner Nacional. ¡Os animamos a darles una escucha!

Y para concluir, ¿qué planes tenéis para el futuro?
Seguir creciendo como banda, seguir trabajando, aumentar nuestro repertorio y abrirnos a más público, movernos por la península e incluso estaría bien salir por Europa ya que desde el principio hemos tenido una buena respuesta fuera de España. Pero sobre todo seguir haciendo lo que nos gusta y disfrutar de todo el proceso.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.