Whisky a Medianoche
Entrevistas / Mark Lanegan

Whisky a Medianoche

Enrique Tomás — 01-12-1998
Fotógrafo — Archivo

No todos los días tiene uno la oportunidad de hablar con un personaje tan ilustre, aunque me parece que al Sr. Lanegan se la resbala considerablemente. Ya sabes,las mismas preguntas una y otra vez, hechas por diferentes tipos que siempre acaban queriendo indagar en el terreno personal “¡Hey forastero,estás entrando en una zona peligrosa!”, parece querer decir con las lacónicas respuestas a las cuestiones que intentan traspasarla línea de lo “estrictamente musical” y entrar a saco en su intimidad. Han sido años duros (y gloriosos) al frente de una banda importante como son los Screaming Trees y las heridas todavía no deben haber cicatrizado lo suficiente como para intentar remover en ellas.Afortunadamente, la presencia de Mike Johnson, telonero de la gira, amigo personal y estrecho colaborador, airea y oxigena el ambiente cuando es necesario.

¿Y qué culpa tengo yo de que su nuevo trabajo “Scraps At Midnight” (Sub Pop, 1998) al igual que los anteriores“The Winding Sheet” (1990) y “Whiskey for the Holy Ghost” (1994), deje tan al descubierto un alma torturada y atormentada por las experiencias adquiridas? “No tengo problemas siendo el cantante de un grupo de rock famoso, llevo haciéndolo desde hace ya muchos años. Mi vida privada no tiene nada que ver con lo que yo hago para ganarme la vida. La música sale de un plano personal, pero mi vida no se parece en nada a la idea que los demás pueden tener sobre ella“.Venga Mark, buen rollito, lo cierto es que el nuevo álbum tiene un ambiente más traslúcido, mucho menos tenebroso. “Sí,creo que nos sentíamos más optimistas cuando hicimos el disco.Estábamos de buen humor, hubo una mejor atmósfera. Ha sido diferente de cómo lo habíamos hecho hasta ahora y tal vez por eso refleje ese tono optimista“. Para ello, supongo que contribuyó el que se largaran al desierto de Mojave durante unas semanas, donde iban acudiendo los amiguetes (J. Mascis, Tad Doyle, Keni Richards) según se les necesitaba. “Allí nos centramos en el disco, le prestamos más atención. No podíamos distraernos con otras cosas.Quise que estuviésemos todos juntos sin otra cosa que hacer que pensaren las canciones, en la música“. Y lo cierto es que el cambio de aires le sienta muy bien a las nuevas canciones como “Hospital Roll Call”, “Stay” o “Last One in the World”, más espaciosas, serenas, cautivadoras, saliendo a la luz después de una buena temporada en el interior del túnel. Pero yo sigo con lo mío.¿Hay algún significado oculto en la portada del disco? (un funeral en el que las ratas entierran solemnemente a un gato). “Vi el diseño después de haber hecho el disco y me pareció que casaba con la idea del mismo. Lo del gato me llamó la atención.Me recordaba a algo que vi de pequeño en un libro, algo bonito pero perturbador al mismo tiempo”. ¿Tratas de enterrar parte de tu pasado? “No, nunca pensé en eso“.

Musicalmente hablando, “Scraps At Midnight” (“un disco de rock”, según el propio interesado) tiene, como todobuen disco de “singer/songwriter” que se precie, varios puntos de contacto que intento concretar con Mark: pasado (Gram Parsons, Nick Drake)y presente (Palace, Smog, Lambchop) pueden ser referencias válidas.Se resiste, aunque reconoce que “me gusta Nick Drake realmente, pero no podría decirte la última vez que lo escuché. Me gusta algún disco de Palace (“Viva Last Blues”)y la mayor parte de los discos de Smog, aunque los encuentro muy diferentes entre sí“. ¿Reconoce algún tipo de afinidad con los mencionados?. “No conozco a ninguno de ellos, por lo que no puede sentir afinidad alguna. Me siento cerca de la gente con la que hago música.Hay otras muchas cosas que me gustan, AC/DC, por ejemplo, y no tengo porqué sentirme cercano a ellos. Me gustan y ya está“. Mike Johnson,dotado también de una voz grave y densa, echa un capote. “Tratamos de sonar como nosotros mismos, sin tener que recordar a nadie forzosamente.Desde luego, si prestas atención y tienes una cultura musical considerable,puedes extraer frases o sonidos que te recuerden a esto o lo otro, pero nunca es intencionado“. Ok, sólo una pequeña curiosidad:¿no tiene “Because of This”, el tema que cierra el álbum,una cierta similitud con “The End” de los Doors?. Mark Lanegan sonríe (uff!) y sentencia: “Pues no lo había pensado“.Me intereso por saber si la apertura de planteamientos que se detectan en el nuevo disco, llevaría por ejemplo a hacer canciones para sonaren la radio, canciones pop, vaya. ¿Conoce algo de la fecunda y concurrida escena pop de Seatlle? ¿Grupos como los Posies, Model Rockets, Flop,etc.? “No es mi música favorita ahora“. Sentado en nuestra mesa también está Jorge, del staff de Caroline, el cual empieza a cantar las primeras líneas de “Solar Sister”, a lo que Mr. Lanegan espeta: “¡Oh no, odio eso¡“. Rápidamente sale a flote el orgullo. “Creo que yo ya hago canciones pop, Screaming Trees hacen canciones pop, todo es lo mismo, es pop, es rock“. Ante mi cara de extrañeza, sigue con su teoría. “Estoy cansado de que me digan lo que debo hacer. Que si “new country”, que si folk-rock, blues, o que si tengo una voz muy profunda. Son todo etiquetas,y como tales, son imaginarias, no son reales. Para mí, todo lo que he hecho es pop, o al menos tan pop como me sale. Puedo afirmar sin temor que mis canciones han tenido más éxito y han sonado más veces en la radio que cualquiera de los Posies“. Ya ¿pero las de Mark Lanegan en solitario también? “Con mis canciones todo puede ocurrir, quizá en el próximo disco o en el siguiente. En mi mundo, estas canciones sonarían todo el día en la radio, así que, quién sabe“. ¿Idealismo romántico?No, un señor con un par de bemoles bien puestos. Y mejor dejaré de tocárselos.

En lo que a proyectos, colaboraciones y otros asuntos se refiere, hay bastante tela que cortar. Su voz y sus canciones pueden oírse en discos de Walkabouts, Beat Happening y Mike Watt, ha echado una mano en Tatuara (proyecto fundado por Peter Buck), en Mad Season (ahora llamados Disinformed), ha tomado parte en un tributo a Skip Fence (guitarrista delos legendarios Moby Grape) y, por supuesto, sigue escribiendo y componiendo junto a Mike, ya sea para sus propios discos en solitario o para los de su compinche, que también va por el tercero, “I Feel Alright”, recién editado en USA. Y, claro, para Screaming Trees, quienes dieron un concierto en Seattle en septiembre (“estuvimos realmente bien, salimos contentos“), para desentumecer los músculos y olvidar viejas rencillas. Mientras, esperan conseguir un nuevo contrato discográfico, toda vez que Epic no les ha renovado. ¿Nuevo disco de Screaming Trees? “Probablemente , el año que viene“.Ya sabes, mientras eso llega, saborea las canciones de “Scraps At Midnight”. Son como los Fritos de maíz: puro sabor americano.

“Scraps At Midnight” está publicado por Sub Pop/Everlasting-Caroline

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.