El próximo viernes 25 de abril, Izal estarán junto a Montoto en el auditorio de la Universidad Carlos III en Leganés dentro de los actos del Festimad2M, motivo que nos ha empujado a escarbar en el pasado universitario de sus componentes y averiguar qué tal les fue en sus años estudiantiles. Mikel Izal responde a nuestras preguntas…

-El próximo 25 de abril tocáis en una universidad, en la Carlos III de
Madrid. Sabemos que por lo menos Mikel y Alejandro habéis pasado por la
Universidad. ¿En líneas generales qué opinión tenéis de aquella
experiencia?

Fueron años de mucho stress puntual por los exámenes. Estudié una carrera
muy dura y durante la época de exámenes se hacía muy duro. De aquella época
de universidad guardo algunos de mis mejores amigos con los que hoy en día
convivo y tapeo.

-¿Qué carreras estudiasteis y por qué las elegisteis?

Yo estudié Ingenieria de telecomunicaciones. Mi vida iba orientada a seguir
el camino de mi padre y mi hermana mayor, ambos ingenieros, pero la música
iba ganando terreno cada día que pasaba. Terminé la carrera y me pasé 4 años
ejerciendo de ingeniero. Cada vez era más complicado para mi compaginar las
dos vidas… y acabó ganando la pasión musical.

-¿Tenéis algún secreto guardado de la universidad que merezca ser contado?
Yo qué se, de los campeonatos de mus, a la tuna, deportes…

Yo participaba en una especie de “audiciones” de alumnos que se celebraban
en el salón de actos de la facultad. Te tocabas un par de versiones de algún
grupo y te daban a cambio “créditos de libre elección”. Recuerdo que canté
“Tallulah” de “Sonata Arctica”, también alguna de Queen, de Extremoduro…
Se escuchaba cada cosa que alucinabas… Gente sin ningún complejo que hacía
cualquier cosa por los créditos de libre elección…

-¿Qué clase de estudiantes erais: de los que pasaban de ir a clase, de los
de sentarse en primera fila y preguntarlo todo o más bien de las últimas
filas y llegar tarde?

Yo más bien era de los de últimas filas y llegar tarde… ¡Y no me fue mal!
Controlar el stress era vital y un mus de vez en cuando en la cafetería te
revitalizaba.

-¿Echáis de menos algún aspecto de la vida universitaria?

La época inmediatamente después de los exámenes era un orgasmo contínuo.
Ninguna preocupación en la cabeza…

-¿Cómo compaginabais los estudios con la música?

En mi época universitaria aún no tenía problema para compaginar ambos
mundos. Me limitaba por aquel entonces a grabar maquetas en mi casa y
enseñarselas a mis colegas… Aún no había empezado a recorrer mundo.

-¿Qué tipo de música escuchabais en esos momentos? ¿De qué manera influyó el
paso por la Universidad vuestros gustos y vuestra carrera musical?

Yo mucho QUEEN, extremoduro, me dio por “Sonata Árctica”, mucho Jorge
Drexler, Ismael Serrano,…

-¿Podéis confesar algún grupo que marcara cierta etapa de vuestra vida
universitaria y que ahora no entendáis por qué os gustaba?

Nunca me he arrepentido de que me gustara ningún tipo de música… cuando te
llega dentro, te llega y punto. En aquel momento disfrutaba de estilos que
quizá hoy no escuche tanto, pero que me quiten lo “bailao”.

-Vosotros que dejasteis incluso vuestros trabajos para perseguir vuestro
sueño que era el de la música, ¿cómo animaríais a esos jóvenes que están
estudiando la carrera que siempre han querido y no le ven salidas?

Ante todo… terminar los estudios. Es algo de lo que jamás me arrepentiré.
Tengo una titulación que nunca sabes cuando puede salvarte. El futuro se
puede hacer muy largo…
Y como consejo general (que a veces incumplo…) preguntarte cada día si
todo lo que has hecho durante las horas que has estado despierto ha estado
orientado a conseguir lo que quieres… Si no es así algo estás haciendo
mal.

-Como músicos, ¿cuál es vuestra opinión sobre que sea optativa la asignatura
de música en primaria con la LOMCE y quitar así la educación musical desde
pequeños?

Es una vergüenza, otro intento más de matar el espíritu creativo y la
inquietud artística y cultural de las futuras generaciones. Otro intento de
lobotomizar a la masa. Un pueblo inculto es un pueblo manejable y lo saben
muy bien.

-¿Qué pensáis de que a iniciativas como Festimad se unan universidades y
presten sus espacios para acercar la música a sus estudiantes?

Toda iniciativa cultural es de agradecer y más cuando están dirigidas a la
juventud