“Se trataba de llegar al pop con clase y lo hemos logrado sin ser demasiado indulgentes”
Entrevistas / The Kooks

“Se trataba de llegar al pop con clase y lo hemos logrado sin ser demasiado indulgentes”

Raúl Julián — 22-09-2022
Fotógrafo — Archivo

The Kooks han enfocado siempre su propuesta hacia un indie-pop para todos los públicos, hasta llegar al reciente (y positivista) ‘10 Track To Echo In The Dark’ (AWAL, 22). La formación liderada por Luke Pritchard –encargado de responder a nuestras preguntas– estuvo actuando recientemete en Madrid, encabezando una nueva edición del DCODE.

¿De dónde ha venido la motivación para componer las nuevas canciones? ¿Dónde has encontrado la inspiración para componer ‘10 Track To Echo In The Dark’ (AWAL, 22)?
Algunas de las canciones tratan sobre conocer a mi esposa y ser padre por primera vez, y las otras, no sé... hay algunas letras escapistas ahí. Estuve viendo y leyendo mucha ciencia ficción durante los confinamientos y eso salió en canciones, unas veinticinco, navegando entre sueños y tiempos modernos. Es un disco divertido y espero que la gente se sienta empoderada y positiva al escucharlo.

¿Pretendías, entonces, que este fuese un disco optimista?
En realidad no intenté hacer un álbum optimista intencionadamente, pero la propia búsqueda me llevó a ser honesto con cómo me sentía mientras componía, por lo que simplemente me salió así. Hacer este disco fue realmente emocionante y al comenzar a trabajar en el álbum me di cuenta de que me encontraba en una buena posición, realmente estable. Nos habíamos librado de muchos parásitos y pesos muertos en el equipo, así que disfrutaba de una auténtica sensación de libertad.

"Nunca nos hemos limitado a un único sonido, lo que podría habernos propiciado más éxito comercial"

Lo que parece evidente es que es vuestro disco más electrónico y bailable hasta la fecha ¿Por qué decidiste introducir ese elemento en las nuevas canciones? ¿Qué efecto buscabas?
Bueno, Berlín fue una gran inspiración, ya que estaba escribiendo mucho y quería hacer un trabajo más minimalista; y definitivamente me divertí con los sintetizadores de los setenta. Tobias Kuhn, que produjo el álbum, nos abrió a un mundo de música electrónica que aún no habíamos abrazado. Siempre hemos tenido ritmos y canciones bailables, pero definitivamente fuimos más allá de lo que habíamos hecho antes, especialmente desde nuestro cuarto álbum, ‘Listen’ (14).

¿Cómo ha influido la ciudad de Berlín en la elaboración del disco?
El impacto de la ciudad en el disco es enorme: la música, el ambiente relajado y también la arquitectura. Berlín va de no tomarte a ti mismo demasiado en serio y de convertir lo feo en hermoso. Y encontré eso muy inspirador.

Sin embargo y al mismo tiempo, diría que es vuestro disco más pop, hablando del aspecto global y con, por ejemplo, una presencia más suavizada de las guitarras.
Estoy de acuerdo contigo: vivo para la buena música pop. Se trataba de llegar al pop con clase y maestría musical. Creo que lo logramos y sin permitirnos ser demasiado indulgentes.

“Wtihout A Doubt”, la última canción del disco, me recuerda bastante a Paul McCartney ¿Por qué la elegisteis para cerrar el disco?
Wow, eso es muy amable ¡Gracias! Sí, veo lo que dices, me encanta cómo Paul McCartney trabajó las canciones en 'RAM' (Apple, 71) y tal vez eso estaba en mi subconsciente. Es solo una sencilla canción de amor y fue apropiado basarla en una melodía despojada de todo lo demás. Había pasado cierto tiempo desde que sacamos algo así por última vez.

Antes de aparecer como un álbum completo, el disco fue lanzado a través de EPs ¿Por qué tomasteis esa decisión?
Me gustó la idea de no entrar en el juego de las listas de éxitos, ahora que son una locura y significan muy poco. Así fue algo más creativo y además jugamos con la forma en la que personas de generaciones más jóvenes consumen la música. Estamos muy orgullosos y felices de tener tantos seguidores que vienen de nuevas generaciones, así que realmente lo hicimos por ellos, sin apegarnos a las viejas formas. Esto significó más videos y portadas, lo que también fue muy divertido de hacer.

Habéis afirmado sentiros una banda muy europea ¿Qué piensas del Brexit y cómo crees que puede afectar a los músicos británicos?
Creo que es muy, muy triste. Vivíamos una época dorada como comunidad y de libre circulación. Lo siento por las bandas y artistas más jóvenes que vienen, porque les será más difícil llegar a Europa. Pero, ante todo, fue impactante ver la xenofobia y el racismo causados tal vez por los bots rusos en Twitter, pero también por un grupo de políticos corruptos de aquí. Espero y rezo por volver a estar más cerca de Europa, ya que la conexión y los objetivos de todos están más compartidos que divididos.

¿Cómo dirías que han cambiado los conciertos de The Kooks con el paso del tiempo? ¿Cómo son los actuales conciertos del grupo?
Me encanta esta banda y me encanta que sigamos inspirándonos a nosotros mismos y desafiando lo que somos. Nunca nos hemos limitado a un único sonido, lo que podría habernos propiciado más éxito comercial. Lo mejor es que nuevas generaciones siguen viniendo a nuestros conciertos y las viejas canciones siguen creciendo.

"Hacer una balada de piano como fue “See Me Now” para mi difunto padre fue un momento particularmente destacado para mí"

Tuvisteis que cancelar la gira prevista en España hace unos meses ¿Qué siente una banda cuando se ve obligada a cancelar su gira?  
Fue muy fastidioso, pero la resaca de la COVID es real y teníamos que hacer lo que teníamos que hacer. No somos los únicos, pero volveremos a principios del próximo año y tengo muchas ganas. Allí siempre es increíble, así que espero que esta vez en el DCODE sea aún mejor: la audiencia española es muy apasionada y divertida. Lo estoy deseando.

The Kooks formaron parte de una nueva hornada de bandas que hacían indie-pop/rock ‘made in Britain’, junto con The Fratellis, Courteeners, The Subways, Mystery Jets o Art Brut entre otros ¿Cómo recordáis aquello? ¿Qué teníais en común con aquellas otras bandas y qué os hacía únicos?
Sí, fue un momento especial para la música indie. Has nombrado a grandes bandas y amigos, y tuvimos la suerte de formar parte de una gran oleada de bandas. Dicho lo cual, siempre nos sentimos diferentes y un poco fuera del foco. Eso nos vino bien y significó que nos desmarcamos un poco de todas esas bandas. En particular, creo que nuestra sensibilidad pop tiene mucho que ver con eso, y como el indie ahora es tan pop, eso ha propiciado que hayamos seguido vigentes.

La discografía de The Kooks incluye ‘Inside In/Inside Out’ (EMI, 06), ‘Konk’ (Virgin, 08), ‘Junk Of The Heart’ (Astralwerks, 11), ‘Listen’ (Virgin, 14) y Let's Go Sunshine (Lonely Cat, 18) ¿Cuál es tu álbum favorito de entre todos ellos?
No tengo un favorito y todos son muy diferentes. Pero, por supuesto, el primer álbum es como tu primer amor. Recuerdo las escenas, los olores, el trabajo duro. Estar en un estudio adecuado por primera vez fue algo que nunca olvidaré. ‘Listen’ también lo destacaría como un momento maravilloso, aprendiendo y trabajando con un joven e inconformista productor como Inflo –aka Dean Josiah Cover–. Hacer una balada de piano como fue “See Me Now” para mi difunto padre fue un momento particularmente destacado para mí, desde un punto de vista emocional.

The Kooks sois una banda de éxito generalista, sobre todo en Reino Unido ¿En qué momento os disteis cuenta de que pasabais la línea del indie para llegar a un público mainstream? Llegados a este punto ¿Cuáles son los próximos objetivos de The Kooks?
Bueno, en realidad eso pasó desde el principio: nuestro primer álbum pareció viajar por todo el mundo. Estamos muy agradecidos por ello. Tener tanto éxito siendo tan jóvenes complicó un poco las cosas, pero sentimos que hemos superado algunos momentos muy difíciles. Nuestra meta ahora es ser felices y seguir haciendo discos. Ese es el sueño.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.