Han pasado ya cinco años desde que Lourdes Hernández lanzara Agent Cooper” (Sony, 2014) y desde entonces -irrelevante disco de versiones al margen- pocas han sido las señales sobre cuál será su siguiente paso en la industria de la música. Lo poco que sabemos al respecto ha sido gracias a su artística cuenta personal de Instagram.

Con motivo de su concierto en las Noches del Botánico, en el que celebra una década del actividad musical y para el que planea construir una especie de bosque eléctrico que no vamos a olvidar.

Hablamos con ella vía mail -un requisito exigido por la artista para que se lleve a cabo la entrevista- para que nos cuente en qué momento vital se encuentra, cómo ve su carrera y nos hable un poco más de lo que será su esperado próximo proyecto musical. El miércoles 31 de julio volveremos a encontrarnos con ella (compartirá escenario con Rufus T. Firefly), pero esta vez bajo las estrellas, en su concierto del ciclo por excelencia en el verano madrileño.


En marzo publicabas en Instagram que la actuación que realizaste acompañando a un grupo de danza te hizo conectar de nuevo, por primera vez en cinco años, con tu faceta de compositora. Y que estabas trabajando en un nuevo álbum para el futuro. ¿En qué punto estás ahora?
Ahora mismo estoy maquetando canciones y explorando el ángulo de producción. Buscando sonidos y colaborando con gente distinta para encontrar el mejor flow. También tratando de articular el contexto en el que estas canciones van a tener sentido, ya que la idea por sí sola de disco me sabe a poco.

¿Y qué tipo de canciones va a regalarnos la Russian Red del próximo álbum? Decías algo así como que planeabas captar toda la “nostalgia” que siempre te ha acompañado.
Bueno, el tema de la nostalgia es algo nuclear en mis canciones y en general en cómo experimento la realidad. El momento que se nos escapa, la relación con el paso del tiempo y la transitoriedad de nuestras identidades es algo a lo que me he sentido muy conectada desde pequeña. Aunque no esté reflejado literalmente en mis letras, siempre escribo desde ese sitio para mí tan ineludible.

“El éxito autentico tiene que ver con la autoestima, la capacidad de amar y de lidiar con el miedo de forma creativa”

¿Será tan guitarrero, y con sintes, como Agent Cooper“? ¿Algo más parecido a los inicios o algo completamente nuevo?
No lo sé aún. Ahora mismo estoy envuelta en esa búsqueda. Pero lo que sí que sé es que tendrá un poquito de todo aquello con lo que ya he experimentado.

El 31 de julio te veremos en las Noches del Botánico con un espectáculo que dices que jamás se repetirá y que hablará de “un sueño”. ¿A qué sueño te refieres?
A ningún sueño en concreto, sino a la sensación del sueño en sí. El mundo onírico nos permite recuperar sensaciones por la vida que creíamos haber perdido y a veces se confunde con la memoria.

Has hablado de que vas a poner en contacto diversas disciplinas artísticas que has investigado durante años. ¿Nos puedes contar algo más sobre esto y esa prolongación del jardín en forma de bosque eléctrico?
Va a haber danza contemporánea, videoarte, instrumentos clásicos y mi banda sólida de siempre. En términos de puesta en escena, la referencia ha sido prolongar el jardín en forma de bosque misterioso y eléctrico en un intento de fundir el acto musical con el natural que es el Jardín Botánico en sí.

Tus temas siempre han tenido una gran carga emocional y personal, pero ¿sigues conectando igual con ellos o necesitas actualizarlos para entrar?
Actualizar o cambiar los temas en el directo es algo que siempre he necesitado hacer para conectar no tanto con la emoción de la canción, sino con aquella del momento específico en el que transcurre el show. A través de la improvisación me resulta mas fácil conectar con una emoción colectiva y no tanto con la emoción individual y especifica de una canción.

¿A día de hoy cómo es tu conexión musical con España? ¿Y cómo la ves desde fuera?
No ando muy conectada con la escena musical en general y para serte sincera, siempre me he sentido un poco outsider. Aún así, lo que percibo desde fuera es que están pasando cosas muy interesantes, fenómenos a nivel internacional nunca vistos antes en España. Me parece un momento muy emocionante, la verdad, en el que las mujeres son las que están partiendo la pana.

I “Love Your Glasses” llegó a certificarse como disco de oro (30.000 copias en aquellos años). ¿Crees que un disco tan íntimo, desnudo y folky funcionaría igual en el mercado actual entre tantos sonidos urbanos?
Creo que no. Ahora mismo la moda, tendencias estéticas y musicales están en otro sitio, como debe ser con todo cambio generacional. Si hubiera sacado ese disco hoy en día no habría resonado del mismo modo que lo hizo entonces.

Te vimos lanzarte como actriz con el corto de “El beso”. ¿Cómo está esa faceta de tu vida?
¡Me encanta! Hace diez años moría de vergüenza frente a una cámara tratando de invocar emociones que yo creía no me pertenecían. Ahora me parece toda una artesanía de la psique humana y considero que aprender a actuar, o practicarlo, es un proceso relevante en el desarrollo empático de las personas.

Siendo alguien tan creativa y multidisciplinar, ¿no has pensado en ir un paso más allá en el próximo disco y crear un proyecto a lo grande que una desde el mundo de la fotografía (que seguimos a través de tu cuenta de Instagram), el audiovisual, la música…?
Desde luego que sí, y ese es un poco el contexto del que hablaba al principio, del que para mí es necesario partir para dar motivo a esa colección de canciones. Encontrar exactamente ese espacio (nuevo, para el que no encuentro referencias previas de otros artistas) y ser fiel a mis principios estéticos y artísticos. Está siendo una labor mucho más larga de lo que podía anticipar y también mucho mas colaborativa.

A estas alturas de tu carrera ¿te ves dejando que alguien lleve de nuevo las riendas de tu vida artística si te prometieran el éxito absoluto?
La verdad es que nunca nadie llevó las riendas absolutas de mi carrera artística mas que yo misma. La idea de encontrar a alguien que pueda ayudarte a abrir camino en cualquier industria, cuide de ti y te conduzca al éxito definitivo es una especie de espejismo, no existe. Eres siempre tú el que tiene la capacidad de atraer hacia a sí a las personas adecuadas para llegar a los sitios a los que quieres llegar. El éxito es como una ola expansiva que nace en el centro del deseo máximo por la vida.

Bueno, más bien la pregunta inicial tendría que haber sido “qué es el éxito absoluto para ti”.
No creo en el éxito absoluto. Creo que el éxito es una sensación intima que puede dar lugar a un éxito que se percibe de manera publica pero que no es una constante. En mi opinión el éxito autentico, no diría absoluto, tiene que ver con la autoestima, la capacidad de amar y de lidiar con el miedo de forma creativa. Y sí, con el deseo por la vida.

¿Algún artista, nacional o internacional, que hayas descubierto recientemente y que recomiendes seguir de cerca?
Weyes Blood.

¿Un disco que sigas escuchando desde que empezaste a componer y aún no has abandonado?
“White Album” de The Beatles

¿Si tuvieras que describir a la Russian Red del presente en pocas palabras cómo sería?
Mas flexible, mas colaborativa, igual de nostálgica, un poco más metódica.

¿Y cuál ha sido la mayor lección que te ha dado la vida?
Aprender a tener objetivos en todas las esferas vitales.