“Poder vivir de tu música ya es un privilegio”
Entrevistas / Quique González

“Poder vivir de tu música ya es un privilegio”

Don Disturbios — 31-01-2013
Fotógrafo — Fernando Maquieira

“Delantera Mítica” es el noveno álbum del madrileño Quique González y el segundo grabado en Nashville bajo la atenta mirada de Brad Jones. Un disco difícil de realizar para el artista, pero mucho más directo y fácil de asimilar para el oyente de lo que resultó ser su anterior “Daiquiri Blues”. A continuación tienes la entrevista completa que mantuvo Don Disturbios, sin cortes ni interrupciones.

Tras una serie de peripecias que no vienen al caso, por fin logro quedar con Quique González en un bonito café madrileño próximo a su actual lugar de residencia en la capital. La cita me hace especial ilusión como admirador y seguidor de su obra, y máxime cuando el disco que se trae entre manos es mucho mejor que su antecesor. Nos sentamos, nos miramos a los ojos, y charlamos durante casi una hora. Esta es la transcripción completa de la entrevista. Espero que la disfrutes tanto como yo.

El otro día me dijiste que este disco, entre otras cosas, habla de la amistad y me gustaría que me detallaras en mayor profundidad en qué sentido lo hace
.

Bueno, el título se refiere a eso. “Delantera Mítica” es una forma de llamar a tu cuadrilla, a la gente con la que jugabas a fútbol de pequeño en la calle, tus amigos de siempre. Tengo un alto concepto de la amistad y de la lealtad, y por cosas que me han pasado, y también porque no quería hacer un disco de desamor porque en estos momentos no lo estaba viviendo, pues la verdad es que nunca pensé en otro título. Quería hacer un disco con ese título y que hablara de la amistad.


Entonces ¿tratas la amistad desde un punto de vista nostálgico relacionado con la infancia?

No tanto. Trata de la amistad y de como tenemos que perdonar a nuestros amigos cuando nos traicionan o cuando nosotros les traicionamos. Es un poco lo que queda después de eso, después de que pasen las cosas feas y de que te alejes.

En ese sentido ¿escribir canciones es una forma de purga?

Siempre, sin duda alguna. Igual suena exagerado, pero cuando termino una canción tengo la sensación de que soy otra persona, o por lo menos que he resuelto un conflicto que tenía dentro. Y lo he hecho toda mi vida. Mis canciones siempre van en paralelo a mi vida, a lo que estoy sintiendo y a las emociones que tengo durante el periodo en el que estoy escribiendo las canciones.

Por lo que dices, si miramos la evolución de tu obra, ¿veríamos también la evolución de Quique como persona?

Pues yo diría que sí. Creo que hay algo de eso. ¡Hombre! en un sentido un poco abstracto, pero sí. Creo que puedes extraer, a través de los discos, nuevas inquietudes o nuevas decepciones, no sé… Puedes ver como vas perdiendo ingenuidad, entre otras cosas, y cómo ganas en mala leche ¿no?


Pues ya que estamos en ello ¿cómo te ves en los primeros discos? ¿Qué recuerdos tienes de esa primera etapa?

Pues una ilusión enorme y cierta ingenuidad en algunas cosas. Y de alguna manera la misma inquietud por contar cosas a través de mis canciones.


Hablas de ingenuidad ¿eso significa que con los años te has hecho un perro viejo, un lobo de mar?

¡Hombre! todavía no un perro viejo, ya me gustaría a mi ser un perro viejo. No, vamos siendo cada vez más perros, pero todavía no llegas a ser un lobo de mar. Pero sí, claro, siempre ganas unas cosas y pierdes en otras. Ganas en experiencia, en ubicación, y pierdes en eso que te da la ingenuidad y las sensaciones que tienes al cumplir los sueños. Pierdes algo de magia en el camino.


Porque, como músico, ¿ves realizados los sueños que te fijaste al inicio de tu carrera?

Sí, sin duda alguna.

El poder vivir de tu música ya es un privilegio ¿no?

Sí, sí, eso sin duda. Y eso sí que lo mantengo. Eso que decimos todos los que empezamos a tocar de que me conformaría con poder llegar a vivir de esto, pues yo llevo doce o trece años viviendo de esto, y tengo el respeto de mis compañeros y de mi público, y además ha ido creciendo sin moverme demasiado, y solo eso , no sé, me hace sentir bien.

Sin embargo siempre ha dado la impresión de que has sido un poco esquivo con el éxito comercial. Como que no has querido entrar en según que ruedas promocionales y vender tu alma al diablo, porque en cierta medida perderías tu esencia. Y eso igual ha provocado que hayas conseguido un estatus de respeto, pero a la vez que no hayas cosechado el éxito que podrías haber conseguido si hubieras entrado en estos engranajes de carácter más comercial.

A tu argumento se le da la vuelta muy fácilmente. Yo creo que es al revés. Que no tendría el estatus que tengo, ni el respeto de la gente que sigue mi música, si hubiera cedido a esas cosas. Si no hubiera querido mantener mi integridad posiblemente hubiera decepcionado a mucha gente que me sigue.

Pero ¿lo hacías pensando en la gente que te sigue o lo hacías por ti mismo?

Yo siempre lo he hecho por mi mismo.


¡Claro!

 Lo que quiero decir es que si hubiera caído en el lado oscuro, y hubiera hecho cosas que no me creía en aras de tener una mayor difusión, pues mucha de la gente que me seguía desde el principio hubiera abandonado el barco, y ahora no tendría lo que tengo. No sé, por ejemplo nunca he hecho conciertos de ayuntamiento. Nunca he querido hacerlos. Tampoco es que mi música encajara demasiado en fiestas populares, pero el hecho de haber seguido apostando y alquilando los sitios en los que iba a tocar, jugándomela yo en función de la gente que fuera, pues ha hecho que tenga también lo que tengo hoy.

Y lo que tienes hoy es que has conseguido llegar a un momento muy dulce y encima con tu discográfica actual Last Tour records, un momento de independencia total en el que puedes decidirlo todo y tienes más carta libre

Sobre todo en el sentido en el que ahora no me tengo que pegar con nadie.


Claro, también tienes comprensión, porque en según que momentos se te puede haber tildado de ser un artista difícil…

Pero es que yo nunca he sido un “toca huevos” de la industria. Simplemente he luchado por lo mío y he visto cosas muy feas, que no podía dejar pasar. Si me roban no puedo darle las gracias al tío que me está robando ¿no? . No me puedo callar


En este sentido el tema “¿Dónde está el dinero?” ¿va por ahí?

No, va en general

Va de la crisis en la que estamos metidos.

Bueno, es que vivimos en un país de ladrones. Y encima robar no está tan mal visto como en cualquier otra parte de Europa, está asimilado . A la gente le ponen un micrófono por la calle y te dicen: “pues sí, eso es lo que haría yo si estuviera en el poder”. Es una cosa que la tenemos ahí y además la pensamos. Pensamos que el tío del taller nos roba, la compañía de teléfonos nos roba, pensamos que la compañía de discos nos roba, y eso es porque está pasando.
Pero estábamos hablando de otra cosa antes.


Sí, estábamos hablando de que tu no te veías como un artista difícil, que igual es un “san benito” que se te ha colgado

Yo a nivel artístico no he tenido ninguna presión de ningún tipo por parte de ninguna compañía desde el primer disco y eso lo podrían decir ellos. He hecho siempre lo que he querido, las canciones que he querido, he trabajado siempre con la gente que he querido y siempre he tenido decisión sobre mis cosas ya estuviera en Polygram, Warner o dónde fuera y no sé, llevo ocho años trabajando con Last Tour, estoy encantado con ellos y me gusta saber que cuento con un equipo de gente que gestiona todas mis cosas y estoy tranquilo, porque realmente he agotado todas mi posibilidades de trabajar con una multinacional. No lo haría. Lo he intentado de todas las maneras y sé que no me entiendo con ellos.

Volvamos al disco porque recuerdo que te comenté que para mi empezaba con cinco temas muy variados entre sí, y que luego hacía la mitad del disco cambiaba el tono y se volvía más reposado, y tú me comentaste que era un disco que estaba compuesto de dos partes. Me gustaría si me puedes explicar mejor en qué consisten esas dos partes.

Lo primero que tengo que decir es que la última canción que has escuchado, que es la versión de Dylan, pues bien para mi esa canción no entra en e disco. El disco termina en “Delantera en Mítica” y la versión es un bonus track. Bien, pues para mi hay una parte rock en el disco y una parte más hippie y más densa. Aunque bueno siempre que se intenta explicar una cosa así, parece más mecánico de lo que es en realidad. Hay un parte más directa, más guerrillera y con más sudor. Y otra parte más folkie, más densa, más cinematográfica también, y a parte de que el disco hable sobre la amistad, también hay una parte más de actualidad, de imágenes de lo que yo estoy viendo que está pasando ahora desde mi punto de vista. Entonces he intentado mezclar ambas cosas. Una historia de amistad dentro del contexto social y cotidiano en el que vivimos, sin hacer panfletos y sin dogmatizar. Pero para mi, si tuviera que decir de que dos temas trata este disco, serían esos dos. Y mezclarlo es muy difícil. He hecho el orden que mejor he sacado después de estar una semana cambiando el orden todos los días y encontrar el que más me gustaba. Entiendo que haya público al que la primera parte le guste más, y que otros conecten más con la segunda. Me parece normal. Incluso entre mis amigos más cercanos sé que va a pasar eso ¡cómo no lo voy a entender en el público en general y en ti!. Pero también tienes que entender que es como si le dices a un pintor: Está bien el cuadro, pero esta parte de aquí es como más oscura ¿no?. Y te va a decir que sí, pero que él la ha visto de esa forma.


¿Siempre elijes tú el orden de las canciones? ¿no te dejas asesorar por nadie?

Si. Disfruto con ello. Terminaba de grabar en el estudio, me iba a tomar una cerveza, cogía un papel y disponía órdenes distintos hasta dar con el que más me gustó. Siempre lo he hecho así, pero porque me gusta. Si me fiara de alguien cien por cien y supiera que va a currárselo tanto como yo me lo curro, pues se lo daría a él directamente, pero todavía lo sigo disfrutando.


En este sentido se dice que el disco lo ha producido Brad Jones, pero ¿hasta qué punto sería una producción clásica?

Creo que no ha funcionado como una producción clásica, o al menos por lo que creo que tú piensas que es una producción clásica. De hecho funcionó más como una producción clásica en el disco anterior, porque para mi producir son también los dos años que estuve currando con César Pop y en un par de canciones con Leiva, para ordenar las canciones, buscar los riffs, la estructura….


Por lo que dices este disco iba mucho más hecho de antemano que “Daiquiri”

Creo que sí, que en cuestión de composición y de orden y de estructuras y de letras iba mucho más hecho.


Con lo cuál le dabas menos margen a Brad Jones y a los músicos…

Sí, pero para mi producir un disco también es coger lo que de bueno tienen las maquetas y desechar los que puede ser mejorable, aunque el 80 por ciento de los arreglos que salen en la maqueta están ahí. Luego ya es tocarlas con una banda y ellos lo bueno lo cogen y lo que no mola tanto no lo cogen, y no hubo ninguna discusión en ese sentido. Producir también es coger las canciones naturalmente y decir: estas canciones en lugar de estar tan arregladas, tenemos que coger una banda más pequeña que en “Daiquiri”, hacerlas entre cinco y simplemente tocarlas, pero es que ellos tienen una mentalidad de hacer las cosas con mucha naturalidad.

Por eso hablábamos de que a mi este disco me había resultado más directo y tú me hablabas de que era menos sofisticado que “Daiquiri”.
Sí, sí, está menos arregladito, menos bonito. También porque son canciones distintas, y hablan de otras cosas. Pero para mi eso también es producir un disco, y ver eso también es ser un buen productor


Por eso has repetido ¿no? porque uno no repite sino queda contento con el método de trabajo y la relación personal…


Claro, para mi Brad Jones es un gurú. Un tipo con mucha intuición, muy inteligente, con mucho oído y muy sensato. Un maestro a la hora de llevar equipos, de llevar una banda donde tiene que estar.

¿Y uno se empapa del ambiente del hecho de estar en Nashville y este queda reflejado a la hora de grabar?

Igual en “Daiquiri” eso era más evidente, es un poco lo que hablábamos al principio de lo que ganas en experiencia lo pierdes en ilusión ¿no?. La primera vez en Nashville era tan alucinante todo, que seguramente me perdí cosas. En cambio esta vez lo he hecho con los músicos que más me gustaron, y con los que mejor me entendí más Lex Price (bajista de K.D Lang) (NdR.) que ha hecho un trabajo espectacular… Y entonces, claro, la segunda vez era como que ya somos colegas, ya hemos grabado un disco juntos y sabemos que funcionamos. Recuerdo que el último día de sesión en el que grabamos “Me lo agradecerás”, ellos se iban al día siguiente a hacer una gira de tres semanas con Emmylou Harris y según estaba recogiendo su equipo Will, el guitarrista, abrió la puerta y me dijo: “Pues parece que aquí hay una banda”. Me encantó que lo dijera, porque yo tenía esa sensación todo el rato.


Debe de ser un sueño cumplido…

Sin duda, para mi eso es un regalo. Los dos años que te pasas componiendo sufres un montón. Yo sufro porque intento rascar ahí en las cosas, y a veces durante dos años tienes tiempo a pasarlo bien a pasarlo mal, a confiar en tus cosas, no tanto, pero cuando ya tienes las canciones y estás ahí con ellos ya es un regalo


¿Cuanto tiempo estuviste?

Un mes

Y en un mes ¿te dio tiempo a ver conciertos, a salir, a viajar?
Fui a Nueva Orleans la última semana a conocerlo y también estuve en los alrededores de Tennessee buscando la casa de Tony Joe White. Además vi un par de conciertos. A Emmylou Harris precisamente, haciendo el “Breaking Ball“ con Daniel Lanois y Steve Earle que fue increíble y en Nashville también a Pegi Young, la mujer de Neil Young y la verdad es que no se puede tener más rock, además iba con dos de los Crazy Horse.


Imagino que hacer tú una gira en Estados Unidos con la banda con la que has grabado para ti sería la hostia ¿no?

Mi mayor sueño sería comprar un “sleeper” (autocar de gira con literas) (NdR.) y estar tres meses recorriendo Estados Unidos o incluso irme a tocar por Europa en un autocar de gira con cuatro tíos con los que te lleves bien. Para mi eso, vamos…


La vida de carretera.


Sí, a mi me gusta tocar y estar por ahí, aunque también me gusta volver a casa. Creo que tienes que tener las dos cosas, vaya que es importante tener un sitio al que regresar

Oye, lo que siempre me ha gustado mucho de las letras de tus canciones es que tienes unas imágenes muy poderosas del tipo: “un vestido de novia pagado con dinero negro”, pero a la vez en ocasiones las letras son muy difíciles de pillar.

No sé, a veces responde a la necesidad de crear un efecto visual para que te acompañe a imaginarte la canción o también para que el tema esté en un contexto. Otras veces, por ejemplo en esta canción a la que te refieres, son imágenes lanzadas como si fuera un video-clip, como postales. Por una parte responde a que me gusta mucho que mis canciones tengan algo de visual, y supongo que es porque me encanta el cine. Cuando estoy en mi casa en Cantabria, pues me veo dos pelis diarias, y se lo decía ayer a un compañero tuyo, cuando me acuesto habiendo visto dos películas y me levanto al día siguiente y cojo la guitarra, de alguna manera eso está en mi cabeza


Vives en la montaña en una casa rural un poco aislado ¿verdad?

Sí, en plan anacoreta. Ahora voy a estar más por Madrid, pero sí, me he tirado ocho años allí

Y supongo que el entorno rural y el estar aislado también influye a la hora de componer…

Desde luego. Ganas tiempo para eso y desde que vivo allí hay imágenes que se han colado en mis disco


Estaríamos hablando desde “Avería y Redención” ¿no?

Sí, incluso “Vidas cruzadas” lo escribí allí


Y ¿qué disco está más impregnado de ese espíritu “anacoreta”?

Pues creo que este. Por ejemplo “Me lo agradecerás” cuenta la historia de dos hermanos de mi pueblo

Y este querer volver a Madrid ¿significa que el próximo disco estará más influenciado por Madrid y saldrá más canalla?
No tengo ni idea


Claro, acaba de salir este y aún tienes que disfrutarlo

Sí, y además este me ha costado más que nunca. Supongo que ha sido porque me exijo más y también porque quería hablar de otras cosas. Tenía canciones que estaban bien, pero no estaban dentro de la temática de la que te hablaba. Y sí, tengo la sensación de que hasta este disco todo me salía mucho más fluido. Por eso también quiero disfrutarlo más, y también eso te hace valorar mucho más lo que haces. Aunque a veces pienso ¿cómo he podido hacer este disco?. Es como si lo hubiera hecho otra persona. Por eso es pronto para pensar en otro disco y solo la idea de tener que seguir rascando en mis huesos, ¡no puedo ni imaginármelo!. Igual estoy pensando en tener un proyecto con alguien, hacer una cosa compartida

Esto me viene al pelo para preguntar las colaboraciones del disco.

La única colaboración propiamente dicha es la de Zahara, porque César Pop y Leiva me han ayudado a componer el disco un montón. Sobre todo César me ha ayudado mucho.

¿A desatascar también?

Sí, sin duda, a desatascar, a ordenar y a tener una perspectiva distinta de la que tengo yo. Porque a veces uno se encuentra en pleno bucle y hace falta que alguien te ayude a salir.

Vaya que por lo que cuentas este disco es el que más te han ayudado a desatascar ¿no?

Sí César y yo hemos hecho un mano a mano en siete canciones y Leiva me dijo dos cosas en dos canciones y la clavó.

6 comentarios
  1. Me chifla cuando el periodista hace una pregunta para que el entrevistado responda con un sí o con un no, y escriba el titular con su propia pregunta. Ej.

    P: Tal y como están las cosas, vivir de la música es un privilegio, ¿no?
    R: Sí, lo es.

    QUIQUE GONZÁLEZ: “VIVIR DE LA MÚSICA ES UN PRIVILEGIO”

  2. Efectivamente. La entrevista está muy bien pero el truco de forzar el titular es un poco del “MARCA”.

  3. Mas que nada porque da muchos mas titulares que ese en la entrevista.

  4. Sí, he pensado lo mismo, qué pena de titular…

  5. I read your post and wiehsd I was good enough to write it

  6. It’s always a relief when someone with obvious expestire answers. Thanks!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.