“Nosotros sólo hacemos canciones pop”
Entrevistas / Mujeres

“Nosotros sólo hacemos canciones pop”

Oriol Rodríguez — hace 9 meses
Fotógrafo — Archivo

Mujeres acaban de publicar “Romance romántico” (Sonido Muchacho, 2019), epé que toma el relevo fonográfico de su último largo, “Un sentimiento importante” (Sonido Muchacho, 2017). Disco que les ha llevado a vivir una de las mejores etapas de su trayectoria, los barceloneses, trío conformado por Yago Alcover (guitarra, voz e interlocutor en esta entrevista), Arnau Sanz (bateria) y Pol Rodellar (bajo), que este año también celebran su décimo aniversario como grupo, cierran este ciclo subiendo este pasado viernes al escenario de la sala Apolo.

Acabáis de publicar el epé Romance romántico, el viernes pasado actuabais en la sala Apolo… ¿Estáis cerrando la etapa de “Un sentimiento importante”?
Hace casi un año y medio que publicamos “Un sentimiento importante” y ya hemos hecho con él todo lo que teníamos que hacer. El epé es como un estímulo para seguir apretando este segundo año. El álbum fue una vaciada creativa brutal. Estábamos un poco con la sensación de: «y ahora qué? ¿Qué hacemos». Pero no queríamos pasar por la presión de tener que publicar un nuevo elepé. Un epé con dos, tres o cuatro temas nuevos era una tarea mucho más accesible. También era una oportunidad para probar cosas. Un formato corto te da la posibilidad de experimentar. Hay gente que saca epés rarísimos. Cosas que no puede hacer con un formato más convencional, como el elepé, pero que sí se atreve con un epé.

“Nosotros pasamos de ser un grupo con el que la gente iba a hacer el bestia a los conciertos, a ser un grupo con el que la gente continúa haciendo el bestia en los conciertos pero ahora, además, se sabe y canta las canciones”.

Con el resurgimiento del vinilo parece que el epé es un formato que también está tomando cada vez más protagonismo.
Sí, aunque es un formato que en algunas escenas nunca ha perdido vigencia. En el punk, por ejemplo, el epé siempre ha tenido mucha vigencia: no sólo porque suelen esconder canciones muy cortas, sino porque permiten editar de una manera mucho más inmediata, accesible y barata que el elepé. En pequeños sellos independientes el epé siempre ha funcionado mucho. Pero sí, con el resurgimiento del vinilo y las ediciones limitadas, se están publicando muchos más discos de siete pulgadas. Ahora me viene a la cabeza el caso de un sello de Estados Unidos que se llama Famous Class.

Cierto, publican cosas chulísimas.
Se han especializado en publicar splits de bandas súper pepino. Por ejemplo, le piden a Ty Segall que les ceda un tema que haya descartado, alguna grabación perdida que no sepa donde publicarla, y lo editan en un epé junto con otro tema descartado de otro artista o grupo. Además, lo hacen en ediciones limitadas guapísimas que entre los seguidores y coleccionistas van buscadísimas. Sí, el rollo del culto al single y al epé ha vuelto.

¿Eres muy melómano? ¿Eres coleccionista?
Sí, compro mucha música. No diría que a niveles de enfermedad, pero compro. Pol (Rodellar, bajista) sí es un melómano de manual. Él sí compra de forma súper compulsiva y constante. De hecho, sí, los tres compramos vinilo y coleccionamos. Y también somos mucho de comprar otras cosas, como cómics.

También estáis celebrando diez años como grupo, y parece que es justamente ahora cuando habéis alcanzado vuestra máxima estabilidad, tanto a nivel de formación, como musicalmente.
Totalmente. Las críticas que se están haciendo del epé apuntan todas hacia aquí. Con la publicación de “Un sentimiento Importante” confluyeron muchos hechos: nueva formación, cambio de idioma… Los años también ayudan a que vayas perfilando más detallada y acertadamente lo que realmente quieres hacer. Además, tras haber tomado la determinación de que a partir de ahora queríamos trabajar principalmente en España y para el público español, hemos notado una simpatía y un aprecio brutal por parte de la gente que nos seguía y la que nos ha empezado a seguir ahora. No sé muy bien cómo explicarlo pero sí, con el elepé y el epé tenemos un poco la sensación de consolidación y consagración. La gente empieza a referirse a nosotros con expresiones como clásicos o grupo emblema.

¿Os sentís así?
Hombre… Ya llevamos diez años. Y diez años en el mundo del indie son muchos años. ¿Cuántas bandas hay que lleven diez años? Salvo los que se dedican de forma profesional, no suele pasar. En Barcelona podemos hablar de… ¿Nueva Vulcano? ¿Enric Montefusco? Pero para mí esta gente está a otro nivel. Gente como Montefusco se dedican y están totalmente volcados en su música. Pero para nosotros el grupo forma parte de nuestras vidas pero igual que otras cosas. Mujeres sigue siendo un divertimento.

Has comentado el hecho del cambio del idioma, pasando del inglés al castellano. Seguramente aquí se encuentra buena parte de todo esto que estamos hablando: cuando la gente entiende qué cantas se siente mucho más próxima a ti.
Nosotros pasamos de ser un grupo con el que la gente iba a hacer el bestia a los conciertos, a ser un grupo con el que la gente continúa haciendo el bestia en los conciertos pero ahora, además, se sabe y canta las canciones. Esto lo captamos con el disco anterior, “Marathon” (Canadá, 2015). Cuando tocábamos los temas en castellano que incluimos, se notaba una diferencia brutal con los temas en inglés. Cuando nos dimos cuenta, nos dijimos que nos dejábamos de historias de grupo que quiere traspasar fronteras, porque somos un grupo que, por suerte, ha podido girar por todo el mundo. A partir de ese momento decidimos centrarnos en nuestro entorno más cercano.

“Cuando ahora salimos de gira por ahí, por Bélgica, tocamos un set-list casi todo en castellano y la peña se volvía loca”.

Y muy probablemente cantar en castellano no debe haber sido impedimento para que sigáis girando por todo el mundo.
Nuestros discos también los publicamos con un sello francés y otro belga. Cuando ahora salimos de gira por ahí, por Bélgica, tocamos un set-list casi todo en castellano y la peña se volvía loca. Fue la definitiva constatación de que lo que realmente importa es lo que transmita la música. Cantar en inglés te puede abrir puertas, como fue el caso de bandas como Delorean o Russian Red. Pero El Guincho y Rosalía también lo han petado igual o más y cantan en castellano.

Por otra parte, también se están diluyendo las fronteras entre lo que es indie y mainstream, y esto también puede ayudar a que una banda como Mujeres llegue a más gente.
Es el resultado de una transformación que lleva en marcha muchos años y que responde al desarrollo de Internet y la forma de consumir música actualmente. Cuando nosotros empezamos, por ejemplo, hubo una primera gran revolución con la llegada de las redes sociales, en ese momento MySpace. Esto, y la irrupción de las web y los blogs especializados. De repente la gente podía hablar, dar a conocer y vender la música a través de canales alternativos. Esto hizo caer las formas que teníamos de acceder a la música hasta entonces. Hizo derribar un imperio y nació uno nuevo con todo lo que eso implica de nuevos paradigmas. Porque el trap dónde lo colocas. ¿Es indie o es mainstream?

Efectivamente, esto también tiene sus efectos positivos, con artistas de diferentes géneros colaborando entre ellos, como Novedades Carminha con Dellafuente, o que aparezcan proyectos como Cupido.
Sí. E incluso se están produciendo contradicciones y pasan cosas un poco extrañas. Por ejemplo, hace poco hablaba con alguien del caso de Pitchfork. Superado el momento en que Pitchfork eran…

Las Santas Escrituras o las tablas de los mandamientos
Exacto, la piedra filosofal de la música. Parecía que lo único que los promotores debían contratar era lo que salía en su Best New Music. Superado este escollo que, por otra parte, era perverso, el giro en la línea editorial de Pitchfork fue empezar a acoger música que, en un principio, no se consideraba que debía molar. Hicieron un esfuerzo para darle una categoría artística a géneros hasta entonces despreciados. Sí, las fronteras entre paradigmas se están diluyendo.

Por cierto… “Un sentimiento importante”, “Romance romántico”… ¡Os estáis volviendo muy sentimentales y emotivos!
(Ríe) Esto ya forma parte del cachondeo que nos llevamos en el grupo. Pese a todo, a veces nos complicamos muchísimo las cosas, y nos lo tomamos todo mucho más en serio de lo que realmente es. Más aún si hablamos de música pop. Julia Holter, por ejemplo, sí que es una artista mayúscula que traspasa ciertas barreras. ¡Pero lo que hacemos nosotros! Nosotros sólo hacemos canciones pop. Lo nuestro es una forma de disfrutar la música de una manera inmediata. A veces parece que tengamos que hacer canciones de una manera definitiva y definitoria para sobrevivir en los tiempos.

Y la realidad nos dice que son muy pocas las canciones que sobreviven el paso del tiempo.
Exacto. Lo que ha conseguido, por ejemplo, Alaska con algunas de sus canciones lo consigue muy poca gente. Nosotros nos lo tomamos de otra manera. Somos un grupo que se diseña sus propias portadas, todos los vídeos nos los hacemos nosotros con un puto teléfono… tenemos una idea de lo que hacemos en su globalidad que si se quiere es un poco patética. Pero esta es nuestra manera de entender tener un grupo de música y el camino que hemos decidido seguir. A ver hasta dónde nos lleva.

Un comentario

    Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies