“Queremos sonar tal como somos, sin escondernos detrás de una producción”
Entrevistas / Messura

“Queremos sonar tal como somos, sin escondernos detrás de una producción”

Andrés García de la Riva — hace 3 semanas
Fotógrafo — Archivo

Messura, o cómo triunfar rompiendo todas las reglas de las academias de triunfitos: sin pretensiones, con honestidad, esfuerzo… ¡y pasados los 40! Esta banda afincada en La Rioja presenta su primer LP: “Animal” (Entrebotones, 19).

Es el momento de Messura. Con su primer LP recién publicado –“Animal” (tras el EP “OtoñoXVII”, 2018, Estudios Montreal)–, se han incorporado como banda emergente a la Promoción ’20 de “Hoy empieza todo” en Radio 3. Próximamente actuarán en “Los conciertos de Radio 3” en La 2 de TVE; y en el mismo canal, participarán en “Un país para escucharlo”. Están cerrando bolos para un verano festivalero, y en enero de 2020 arrancarán un gira por salas que les llevará por ciudades como Pamplona –dentro del Festival SantasPascuas–, Zaragoza, Bilbao, Vitoria, León, Cuenca, Albacete, Palencia… Y antes, en noviembre, estarán en Logroño o Madrid, donde el ritmo de venta anticipada de entradas apunta a sold out. Casi nada para una banda que suma apenas dos años en activo.

Charlamos con Diego M. Continente, vocalista y alma mater de este proyecto afincado en Logroño. “No sé qué coño esta pasando con Messura”, se pregunta algo abrumado este músico que ha conocido el éxito cumplidos ya los 40. “No nos lo creemos, estamos mega agradecidos porque a este carro se ha subido un montón de gente, desde manager a técnicos de sonido, oficina de medios… que nos apoyan de forma desinteresada porque creen en el proyecto”.

Este músico riojano confiesa que “lo que más me cuesta es la exposición, y más en una ciudad como Logroño, ya no estoy cómodo en muchos sitios. Pero esto viene en la mochila cuando te subes a un escenario. Y en general, es una suerte en todos los aspectos”. Diego achaca la buena racha de Messura a la honestidad de sus miembros. “Esto nació y continúa sin pretensiones, esa es nuestra honestidad como banda, tanto en el escenario, como en el ensayo o en un bar. Eso explica que hayamos hecho tantas cosas, y tan rápido. A veces digo que en vez de Messura nos tendríamos que haber llamado Speed, o Desmesura. Y pensar que el germen de todo esto soy yo hace un par de años sentado en el sofá, en pijama, despeinado, con la acústica y haciendo garabatos en un cuaderno… Por eso, todo lo que ha llegado desde el primer día ya está por encima de las expectativas que yo tenía. Y prefiero que esto me haya pillado como una persona madura, porque a los 18 quizás me hubiese vuelto un gilipollas”.

Y fieles a esa filosofía de la honestidad, en “Animal” han impreso la esencia del primer EP de Messura: una batidora sonora donde cabían pop, stoner, hardcore… todo, bajo el tamiz de un sonido crudo, casi hiriente. Diego admite que “una de nuestras metas compositivas es no cerrarnos a nada. Nos gusta el pop y nos gusta el rock. También nos gusta el postrock”.

La diferencia entre EP y LP estriba en las condiciones de grabación. “Fue una experiencia brutal, muy dura para mí, tuve que dar el 120 %. El nivel profesional en la grabación exige mucho. Grabé varios temas llorando, pensando que no sabía si iba a ser capaz de hacerlo. Pero ahora estoy orgullosísimo de lo que hice en el estudio”.

Diego celebra que “con este disco hemos tenido el lujo de disponer de más tiempo para trabajar en la grabación y eso se nota en el resultado. Hemos buscado un sonido directo, queremos sonar tal como somos, sin escondernos detrás de una producción”. Y lo han conseguido en Reno Estudios, a las órdenes de Ramiro Nieto en la producción artística y Karim Burkhalter en la técnica. Un disco que redondean la preciosa portada de Javier Jubera y el respaldo del sello Entrebotones.

Y si estilísticamente Messura conserva su identidad original, a nivel de letras, las composiciones de Diego siguen siendo “muy políticas, aunque los mensajes no sean evidentes. Siento esa obligación como creador. Soy alguien de provincias, sensible a mi entorno y me gusta analizarlo y cantar lo que pienso. Me inspiran la filosofía y la sociología. No tengo verdades cuando escribo; hay más preguntas que respuestas en mis letras. Lo que sí hay son puntos de vista. Intento hacer crítica social, pero que suene bonito, llevándolo a lo poético”.

El frontman de Messura, que se gana la vida –igual que el resto de la banda– como profesor de música, considera que el trabajo con su alumnado retroalimenta su labor de músico en activo, aunque también constata que se ha perdido gran parte de la función que la música cumplía para generaciones anteriores: “Antes la música era un instrumento de formación, te diría que hasta filosófica; antes pensabas en función de la música que escuchabas, que marcaba los bares a los que ibas, la gente con la que te movías, a quién admirabas… tenía un sentido identitario. Ahora no. Tenemos que asumir que quienes hacemos pop y rock ya no somos contemporáneos. Ahora todos escuchan trap, que, sin generalizar, tiene letras muy vacías, al menos lo que a mí me llega. Para mí, el trap es el triunfo de la industria sobre la disidencia juvenil. Los chavales que antes hacían punk se pasaron primero al rap, que consiguió que cualquiera pudiera hacer una canción en su casa, poniendo una letra a una base descargada, el hazlo tu mismo del punk. Y eso está muy bien, aunque se pierde algo tan bonito e importante como aprender a tocar un instrumento con las manos. Yo antes escuchaba a La Polla y me llegaba su mensaje, pero ahora no hay mensaje. Ahora todo es hedonismo vacío, consumismo. Las inquietudes que hemos conseguido inculcarles son estar guapos y hacerse buenos selfies”.

Pero, aunque hay cosas que se han perdido para siempre, Diego no pierde la esperanza y asume su responsabilidad en la formación de las generaciones jóvenes: “A veces me viene un alumno y me dice que le gusta una canción de trap. Y yo le digo que le saco los acordes a ese tema con la guitarra pero con un condición: si me trae 5 canciones de ese artista donde no utilice a la mujer como objeto, o no hable del dinero que tiene o de drogas, le saco los acordes de las 5”. Una actitud que también asume como compositor: “Cuando escribes, piensas: ¿qué quieres dejar para la posteridad? ¿Que tu polla es la más grande o tienes mucha pasta? Yo quiero dejar otra cosa”.

Próximos conciertos:

16 Noviembre – Sala Juglar, Madrid

3 Enero – Festival SantasPascuas; Subsuelo, Pamplona

10 Enero – Rock & Blues Café, Zaragoza

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies