Las piezas encajan
Entrevistas / Biffy Clyro

Las piezas encajan

Robert Aniento — hace 12 años
Fotógrafo — Archivo

Puede que su imagen no sea tan cool como la de Franz Ferdinand; puede que su trayectoria esté aún por descubrir por el gran público, pero no cabe duda de que Simon Neil y los hermanos James y Ben Johnston merecen con “Puzzle” (Warner, 07) mucha mayor atención de la que se les ha dispensado hasta ahora.

Tras desarrollar en tan sólo tres años (2002-2004) una de las discografías más recomendables del género, compuesta por el oscuro “Blackened Sky”, el obligado “The Vertigo Of Bliss” y el intricado “Infinity Land”, el trío se ha tomado un descanso de tres años para reinventarse y editar “Puzzle”, un disco quizás menos experimental y trascendental que sus tres anteriores, pero que redefine con el mejor resultado posible su sonido, basado en un punk pop de tendencia melódica a la Weezer mezclado con detalles de rock progresivo y algún que otro guiño al hardcore. “’Puzzle’ ha representado nuestro gran reto. Es nuestro disco más melódico, en el que más tiempo nos hemos dejado para elaborarlo minuciosamente y el más enfocado de nuestra discografía”.

“El reconocimiento parece mayor, sí, pero tampoco es algo que nos obsesione”

Tras acostumbrarnos a la vieja (y añorada) rutina del disco por año, parece que esta vez los escoceses se han querido tomar su tiempo. “Sí, pero no pienses que se ha tratado de una decisión voluntaria. Tuvimos problemas para dejar el sello discográfico en el que publicamos nuestros primeros discos y el tema acabó derivando en abogados, juicios y complicaciones que por fin se solucionaron el año pasado”. Biffy Clyro abandonaron Beggars Banquet para fichar por 14th Floor, un sello subsidiario de la multinacional Warner. Una fatalidad que ha acabado erigiéndose en favor del destino para el trío, que con el tiempo del que han dispuesto para crear “Puzzle” han conseguido construir su mejor obra y, también importante, la primera que empieza a recoger frutos comerciales. El single de presentación del álbum, “Saturday Superhouse”, casi se cuela en el Top Ten británico; el disco, número dos en Reino Unido en su primera semana, es protagonista en los más reconocidos comideros mediáticos rockeros del continente y al trío lo hemos podido ver en muy buen estado de forma en algunos de los mejores festivales veraniegos, como T In The Park o Glastonbury, o teloneando en nuestro país a Bloc Party o The Rolling Stones. “En realidad, hemos estado haciendo alguna cosilla más durante este tiempo. Grabamos una versión del ‘Buddy Holly’ de Weezer para un disco promocional y editamos un tema on-line, ‘Semi-Mental’. Pero es cierto que el parón nos ha venido fenomenal para oxigenarnos, recoger nuevas ideas y plasmarlas con algo más de intención de como lo habíamos estado haciendo hasta ahora. Y el reconocimiento parece mayor, sí, pero tampoco es algo que nos obsesione”. Biffy Clyro siempre han sido reconocidos por dejar guiños en los temas de sus discos, pequeños desafíos dirigidos a sus fans con mayores conocimientos literarios. Ahí están, por poner dos ejemplos, ese “Joy.Discovery Invention” de “Blackened Sky” como homenaje al “Asfixia” de Chuck Palahniuk o el propio título de su penúltimo álbum, “Infinity Land”, extraído del concepto de cielo metafísico que glosó el serial killer Jeffrey Dahmer en su libro. “En ‘Puzzle’ quizás no haya tantas referencias como las que comentas. Quizás alguna, que no vamos a desvelar, pero que tienen que ver con experiencias personales (la mayoría de letras del disco se inspiran en la reciente muerte de la madre de Simon Neil, guitarra y voz) y que va a ser muy difícil que alguien fuera de la banda pueda entender”. Otra de las características diferenciales de “Puzzle” es su portada, tan propia de una firma como la de Storm Thorgerson (recordemos, artífice de míticos covers de los setenta, como la mayoría de los discos de Pink Floyd y otras bandas como Genesis o Black Sabbath), que en un año ya ha rubricado las presentaciones gráficas de dos de los mejores discos de la temporada, el que nos ocupa y el “Black Holes And Revelations” de Muse. “Sí, la portada vende por si sola. Nosotros siempre hemos sido fans de bandas como Pink Floyd, Rush o Led Zeppelin. Thorgerson nos presentó un paquete de imágenes conceptuales, todas buenísimas. Si quieres que te sea sincero, no creo que la portada defina muy bien el contenido de ‘Puzzle’, pero es genial”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.