“Ahora o nunca” (Dro/Warner, 18) es el título del nuevo trabajo, el sexto ya de estudio, de esta joven, enérgica y festiva, pero experimentada, banda de Montcada i Reixac. Un trabajo con el que La Pegatina  esperan dar el salto definitivo en su carrera.

“Ahora o nunca” es un disco exuberante en arreglos, con nuevos himnos de la banda y algunos experimentos que no dejarán indiferente a quienes les hayan seguido a lo largo de los años. Pero es que las sorpresas nunca faltan cuando se habla de La Pegatina. La primera de ellas es cuando vemos que solamente contiene diez canciones y que dura poco más de treinta minutos. ¿Crisis de creatividad? “¡Que vaaaa!”, dicen al unísono Adrià, Rubén y Ovidi, tres de sus componentes que se sientan enfrente nuestro y que iniciaron este proyecto allá por 2003. “Teníamos más de treinta canciones antes de empezar el disco, pero los hábitos de escuchar música han cambiado”. Y cuidado porque si lo dicen ellos será verdad. La Pegatina son grandes expertos en redes y comunicación y capaces de mirar mucho más allá del presente. “Ahora los grupos editan singles, así que si hacíamos un disco con muchas canciones, algunas se iban a perder por el camino porque no se les iba a hacer caso. Ahora tenemos un ‘baúl’ de temas para cuando nos lleguen propuestas”.

“Ahora el músico además de tocar e interpretar, tiene que saber de todo, de redes, de cómo promocionarse, etcétera”.

Otra de las sorpresas es que la producción ha corrido a cargo del argentino Raúl Arcaute (Calle 13, Andrés Calamaro, Residente) y no del habitual Marc Parrot. Arcaute le ha dado una nueva profundidad a sus imaginativas canciones y ha ampliado aún más sus horizontes musicales, si es que cabía. “Si alguien nos pregunta en que se nota la producción de Rafa, es que no ha escuchado nunca a La Pegatina”, afirma Adrià riendo. ¿Ejemplo? Escuchen “Solo yo”, el clásico tema medio rumbero que Rubén aporta a cada disco y que llevó con únicamente su voz y guitarra, y vean cómo ha acabado, con unos arreglos preciosistas y un aire épico entre Mumford And Sons y Beirut que te deja alucinado.

Pero lo que quizás puede sorprender más sean algunas de las colaboraciones que habitualmente incluyen y que han sido cinco en este disco. En el bombazo balcánico que le da título al álbum es Macaco el que hace la replica a Adrià a la voz. “Ese tema le encantó a Dani Macaco, además habla de Barcelona y de cómo la ciudad se ha ido despersonalizando desde hace años”. En Y volar son de nuevo los skataliticos argentinos de Los Caligaris los que ayudan a materializar otro tema que entrará a formar parte de los clásicos de La Pegatina. “Ya habían colaborado en “Malifeta del revulsiu”, el disco anterior, y cantaron en catalán porque ellos quisieron, pero nos apetecía que lo hicieran en este merengue-reggae muy en su onda”. Quizás estas dos colaboraciones sean más de su cuerda, pero la del grupo pop británico Will And The People en el tremendo “Stand And Fight”, llama la atención. Más que nada porque es otra de las delirantes joyas que en cada disco compone Romain y que suena a algo entre The Pogues y Dropkick Murphys, pero con grallas sonando como gaitas. “Esta colaboración es muy curiosa, porque se produjo por la madre de Will que tiene ascendencia española y es muy fan de La Pegatina. En estos últimos años coincidimos con ellos en algunos festivales europeos e hicimos amistad. Les mandamos la canción y enseguida hicieron su parte. Teníamos muchas ganas de hacer un tema de aire celta irlandés y nos ha quedado muy de taberna”. Y llegamos a las más sorprendentes, o no. “En Algo está pasando” es la albaceteña y combativa cantautora Rozalén la que encaja como un guante en un ska clásico y moderno. “Este tema estaba maquetado como ska rápido, pero Rafa le cambió el tempo y lo hizo más melódico. En ese punto vimos que encajaría para Rozalén. Ella tenía que haber cantado en el disco anterior y quedó pendiente colaborar”. Y por último, y no menos sorprendente, nos encontramos con Eva Amaral en “La tempestad”. “Con Eva ya habíamos colaborado en algún festival en el que coincidimos. Cantaba con nosotros “Amigos de lo ajeno”, que hicimos con Santi Balmes de Love Of Lesbian, y nosotros con ella La ratonera. En este caso sí que hicimos la canción pensando en ella”. Añadan a estas canciones enumeradas, la facilidad que tiene para hacer hits instantáneos que ya puedes corear a primera escucha, como la vibrante “Dale!”, la salsera “Mama” o “Sonqueson” en clave de rumba. Así verán que estamos ante un disco redondo y que funciona de principio a fin.

Cambiando de tercio, resulta inevitable preguntarles sobre los textos de sus canciones. Después de demostrar con su experimento Laboratorio Sonoro la importancia de sus letras, queríamos saber hacía dónde iban a apuntar las nuevas. Adrià, principal responsable de la mayoría, nos lo cuenta. “Me ocurre que, según lo que me rodea y sobre todo lo que lea, eso se refleja en los textos. Mientras estaba componiendo estos temas estaba leyendo “Siddhartha” y quizás por eso haya quedado reflejado lo del cambio interior para cambiar el mundo, sobre todo en “Eh Madame” (la única pieza en catalán), que cierra el disco a modo de mensaje final”.

Con la experiencia que dan quince años de trayectoria, más de mil conciertos en casi treinta países y el ser uno de los grupos más internacionales de nuestra escena, les pedimos consejo para las bandas que empiezan. (Rubén) “El consejo es sencillo: currar, currar y currar. Ahora el músico además de tocar e interpretar, tiene que saber de todo, de redes, de cómo promocionarse, etcétera. También conseguir el equilibrio en una banda y que todos se impliquen por igual es muy importante”. (Adrià) “Además tienes que ser original, hacer algo diferente que te distinga de los demás”. Trabajo y originalidad son algunas de sus virtudes, por eso a principios de abril fletarán un autobús para llenar de música las calles y los campus universitarios de Madrid y por la noche harán acústicos en La Boca del Lobo. Después se embarcarán en la gira de presentación que les llevará de nuevo por medio mundo y que acabará con “la fiesta más grande del año”, también en Madrid para el 22 de diciembre en el Wizink Center. ¡Qué no pare la fiesta!

La figura del productor
La Pegatina nos hacen saber la importancia del trabajo de Rafa Arcaute para este nuevo disco.
(Rubén) “Antes de hacer este disco, Marc Parrot nos dijo: ‘Si hay algún momento de vuestra carrera en la que os podáis equivocar, es ahora, aprovechadlo’. Así que este era el disco para encontrar un sonido diferente, para experimentar, para evolucionar y aprender, para explotar al máximo las posibilidades que tenemos y para cambiar la forma de hacer las cosas […]. Para mí, lo mejor ha sido poder confiar en su criterio, lo cual hacía que nos relajásemos mentalmente y nos ocupásemos únicamente de la faceta de músico”.
(Ovidi) “Buscamos un productor que fuera alguien que no hubiera ‘tocado nuestro estilo’ y que no nos conociera, para ver cómo se nos veía desde fuera. Desde el principio Rafa nos dijo: ‘no ensayéis los temas, venid frescos y con ganas de probar y disfrutar de la grabación. ¡Ah! y traeros todos los instrumentos que tengáis, sobre todo una mandolina (que suena en varias canciones)’”.
(Adrià) “Aquí los productores están viciados de lo mismo. Todos los grupos que salen de nuestro estilo al final acaban haciendo los mismos arreglos de vientos, los mismos de percusión… suenan parecidos. Si quieres hacer algo distinto tienes que ir a otro lado del charco para sonar diferente”.