“Zu al zara?” debería aupar a Joseba Irazoki eta Lagunak a la primera división del rock alternativo estatal. El segundo disco capitaneado por el guitarrista del valle del Baztan es un magnífico caleidoscopio donde los estilos se bifurcan y las cosas no son siempre lo que parecen. En esta ocasión, reúne a su equipo habitual junto a una serie de colaboradores-amigos (Abraham Boba, Aida Torres, Israel Marco…) con los que ha emprendido una nueva etapa. Experimental y accesible, de espíritu libre y trazas psicodélicas, Mamia es un trabajo vibrante de arriba abajo.

La primera es una pregunta obligada. ¿De dónde sacas tiempo para abordar tu carrera en solitario, emprender un proyecto colaborativo como este y al mismo tiempo ser el guitar star de Mikel Erentxun, Nacho Vegas, Atom Rhumba y Bas(h)oan?
En principio sí que parecen bastantes cosas, pero como estoy full-time con la música se trata simplemente de organizarse un poco. Para aprenderme repertorios normalmente trabajo por las mañanas y digamos que es algo más rutinario; componer un disco ya es más complicado.

¿Cuándo surgió el momento de darle continuidad al primer disco de Joseba Irazoki eta Lagunak?
Llevaba bastante tiempo sin publicar canciones nuevas y tenía una carpeta con ideas que ya me estaban quemando. El pasado invierno fue relativamente tranquilo, así que aproveché para acabar de dar forma a estas canciones. En junio-julio hicimos unos pocos ensayos y en agosto grabamos el disco.

¿Cómo eliges a los “amigos” que van a colaborar en el disco? ¿Surge sobre la marcha o es algo que ya tienes premeditado?
En el disco anterior las colaboraciones fueron de todos los que estábamos tocando en directo en ese momento. Sabía el color que cogería el disco y creo que teníamos claro el tipo de producción que iba a tener. En este disco también hemos grabado como núcleo los cuatro músicos que vamos tocando en directo. La idea era sonar a cuarteto de rock. Pero cuando las canciones fueron cogiendo forma me pareció que algunos temas podían ir con teclados o sintes. He trabajado muy poco esas sonoridades y me apetecía darle también ese color al disco. He de reconocer que estamos en época de esos sonidos y me he hecho un poco el moderno (risas).

Aida Torres, de Jupiter Jon, es nueva entre las invitadas y la más activa cantando en tres canciones. ¿Qué es lo que te ha aportado?
Cuando estábamos en fase de arreglos no veíamos casi coros, pero en la canción Lucio eta Durutti Johannes Buff (el productor) escuchaba una voz de chica en la parte del estribillo. Como soy fan de Jupiter Jon y de la manera de cantar de Aida, no tuve duda de que debía de ser ella. Se animo gustosamente y ya que iba a venir al estudio pensamos que estaría bien que cantara en otras canciones. ¡Ha sido un placer tenerla de colaboradora!

Hay un tema instrumental (AAAAA), otro con guitarras post-punk y ritmo funk (Enpate batekin aski), experimentas a lo Bas(h)oan en Zu al zara? II, en otra canción cantas como Nacho Vegas y termina explotando como en los buenos tiempos de Wilco (Zigorra)… ¿Mamia (cuajada en euskera) viene de que estamos ante un disco que tiene mucha miga, mamitsua? ¿O es que eres fan del postre?
Mamia es el sitio donde hemos el hecho el mastering con Jonan Ordorika, que por cierto le llevaba ese postre a Lou Reed cuando tocaba por aquí cerca. Y mira por dónde, sí, ahora mismo es de mis postres favoritos. En cuanto a lo de tocar diferentes palos, en mi caso siempre ha sido así. Escucho de todo y me sería imposible ceñirme a un estilo. Sí que es un disco variado, hay como tres tipos de canciones, que es algo que ya veíamos desde el principio. Con los interludios y demás ambientaciones que hemos metido ha quedado todo bastante coherente. Es un disco para descubrir cosas con las diferentes escuchas.

¿Has oído mucho rock psicodélico últimamente? Pese a que hay un poco de todo, creo que la psicodelia es el hilo conductor, una constante que se repite en el disco y le da continuidad.
Seguramente sí. He estado escuchando cosas que en minutaje se alargan más de lo que es el estándar. Hay canciones con bastante desarrollo, se podían estirar bastante. Aunque también hemos recortado alguna con la intención de ser más directos y no aburrir. El punto psicodélico también lo pueden dar los arreglos y el sonido; seguramente hemos usado mas delays que nunca en instrumentos y voz.

¿Sigues dando clases de música o puedes vivir de la música?
Llevo ya unos años sin dar clases. Por suerte me siguen llamando para diferentes proyectos y preferiría no tirar de ese recurso. Acabe muy cansado de la docencia. Esta profesión es una montaña rusa, pero ya no podría vivir sin llevar este trajín.

Próximas fechas en directo:

· 30 diciembre IRUÑA / PAMPLONA @ Festival SantasPascuas
· 4 enero OÑATI @ Gaztetxea
· 21 febrero BILBAO @ Kafe Antzokia (Kutxa Beltza)