“Algo hemos madurado, pero la esencia sigue ahí”
Entrevistas / L’Hereu Escampa

“Algo hemos madurado, pero la esencia sigue ahí”

Luis Benavides — 19-01-2023
Fotografía — Jordi Daví

Los dos miembros de L’Hereu Escampa estuvieron mucho tiempo sin ensayar y descubrieron que se echaban de menos. Son muchos años, muchas vivencias, un bonito pasado juntos. Volvieron al local y su emo punk gritón evolucionó de forma natural para adaptarse a su presente. Con su cantante y guitarra, Carles Generó, hablamos del ensoñador y melancólico “Futur Ancestral” (Beauty Fool Records/Hidden Tracks, 22), su disco más pop hasta la fecha.

Podrás verles en concierto en Vic (25 febrero, Jazz Cava), Barcelona (17 marzo, Sala Vol; con Rococó y Comic Sans), Sant Feliu de Guíxols (18 marzo, Atzavara), Madrid (21 abril, TBA) y Talavera de la Reina (22 abril, Cerro Negro).

¿Qué es para vosotros un futuro ancestral?
La idea del título es como ese impulso a volver al principio, a la raíz de las cosas, pero desde una nueva perspectiva renovada. Coger la base y adaptarla a lo que somos ahora, a ese futuro volátil e instantáneo. A la vez también explica nuestro amor por el vino ancestral, que es un método utilizado para darle al vino burbuja y chispa.

Hablando de cosas ancestrales... En vuestros orígenes erais dos, bastante más gritones y punk, con la misma melancolía… Ahora vemos unas formas más refinadas. ¿Ya habéis leído eso de “su disco más maduro” en alguna crítica?
Sí, a ver, sin duda somos mayores que hace diez años y algo hemos madurado, pero la esencia creo que sigue ahí, que está la nostalgia y lo melancólico con apuntes punk. Pero la energía cambia y se moldea. Queríamos que el disco reflejara bien lo que necesitaba cada canción, sin forzarla a un sentido estético ni estilístico. Ser lo más sinceros posible sin miedo a sonar más pop o más tranquilos, al final siempre intentamos que se refleje lo que somos en el momento de componer las canciones.

Supongo que es una evolución natural y que también escucharéis otras cosas…
Siempre hemos escuchado de todo, cosas más tranquilas y cosas más animadas según el estado de ánimo y el momento. Eso sigue siendo así y no cambia nuestra manera de hacer. Simplemente nos gusta más fijarnos en detalles y otras maneras de expresar lo mismo. No creo que cambie tanto el mensaje de los anteriores discos a este. Evidentemente evolucionamos como personas y eso afecta a nuestra manera de entender y de hacer música. Necesitamos sentirnos vivos y evolucionar.

"Siempre hemos escuchado de todo, cosas más tranquilas y cosas más animadas según el estado de ánimo y el momento"

Visto en perspectiva, vuestro anterior disco, “Pren la matinada”, era una transición sobre todo por ese lado más pop, sin complejos.
Sí, sin fallo, fue una transición totalmente, una búsqueda de un nuevo sonido. En “Pren la Matinada” está todo más disperso, no hay ideas tan claras y la producción sigue una misma dirección a lo largo de todo el disco. Teníamos claro que queríamos sonar a eso pero quizá no era lo que realmente pedían las canciones. En “Futur Ancestral” Ildefons nos ha ayudado a focalizar en lo importante de la canción y en resaltarlo. Nos ha cambiado la forma de componer y de ver las canciones y estamos muy agradecidos por ello. Hemos aprendido mucho y nos sienta bien el lado más pop, estamos a gusto con ello.

Pues hablemos del productor, de Ildefons Alonso, y de la grabación en el Konvent. ¿Cómo fue la experiencia?
Ildefons ha sido la mano mágica de este disco y de su sonido. Nos ayudó a entender las canciones des de otro prisma, menos basado en el directo y en la crudeza y más en postproducción. ¡Fue una pasada! Muy divertido el poder experimentar y jugar con las canciones. Probar y deshacer. Borrar y enloquecer es lo que hicimos durante los días de grabación.

¿Fue muy diferente grabar con él?
En los anteriores discos nos habíamos basado en grabar en directo y quedarnos con la mejor toma. En “Futur Ancestral” queríamos involucrarnos más en las ideas, poder experimentar más y ver qué pasaba. Lo que comentaba anteriormente, evolucionar y ver nuevas formas. Queríamos una mano que entendiera las canciones, que opinara, que se metiera en ello, al final una tercera persona externa que aportara su personalidad.

Bueno, en directo ahora sois tres con la suma de Pilar de Luces Negras al bajo.
La verdad es que estamos supercontentos con el formato trío y sobre todo con lo que aporta Pilar. Los conciertos siguen siendo igual o más intensos y potentes. Ahora con el bajo y con partes de sintetizador ha cogido dinámica y hemos conseguido un ‘feeling’ muy guay en el escenario. Hay volumen, gritos, saltos, sudor y fuerza como siempre.

¿La idea es reproducir de la manera más fiel posible el disco o en directo siempre seguirá saliendo vuestro lado punk?
El disco para nosotros siempre ha ido aparte del directo. Son dos formas diferentes de expresarse. Una es desde la calma de un estudio o espacio donde grabas, más atento a todos los detalles. El directo es directo. Es compenetración entre público, sonido y el estado de ánimo, todo en uno. El ‘feedback’ y la energía siempre es muy importante.

Volviendo a la creación del disco, ¿cómo se gesta vuestro regreso, la preparación del disco?
Pues es una larga historia, pero en resumen fue un reencuentro entre Guillem y yo. Después de “Pren la matinada” habíamos quemado muchos cartuchos y necesitábamos dejar descansar el proyecto, así que nos dimos un respiro para no forzar la situación. Después de un tiempo y viendo que nos echábamos de menos, fuimos a comer y ahí empezó todo a fluir. Fuimos quedando para ensayar y salieron temas. Unos superespontáneos y otros más buscados, con una dirección más clara. Al final grabamos unas demos para ver en qué punto estábamos e intentar trabajarlo y producirlo posteriormente durante la grabación. Le pasamos las demos a Ildefons y ahí empezamos a jugar con ello. A darle vueltas y a buscar el cambio de sonido que sí queríamos pero no sabíamos hacia dónde. Hasta llegar al resultado final.

"El disco para nosotros siempre ha ido aparte del directo. Son dos formas diferentes de expresarse"

¿Salió así, más pop, sin planearlo? ¿Teníais algunos discos o bandas como nuevos referentes sonidos? Veo algo de LVL UP y Howdy, ¿puede ser?
Al principio no teníamos claro hasta qué punto arriesgar tanto o cambiar tanto pero al final nos motivaba la idea de darle un giro a todo. Todo esto sucedió durante la pandemia y con confinamientos varios. En cuanto a influencias, Frankie Cosmos siempre ha sido muy inspiradora para nosotros y se refleja en varios temas. Por otro lado Hovvdy y Alex G creo que han sido pilares a la hora de sentar las bases de este disco, aunque también están Beat Happening y Pau Riba. Y no nos engañemos, a LVL UP siempre los llevamos en el corazón, ¡está claro!

Algo me dice también que L’Hereu Escampa miran ahora de reojo o quizás de manera inconsciente otra escena, la de El Petit de Cal Eril, Ferran Palau y compañía, salvando todas las diferencias…
Son artistas que respetamos mucho y conocemos y nos gusta lo que hacen, pero no creo que hayan influido en el sonido del disco de una forma directa. A ver, supongo que es inevitable tener esta sensación ya que Ildefons es batería de El Petit de Cal Eril y ha grabado cosas con Ferran y sus influencias se notan en el disco. Pero no estaba pensado buscar un sonido “metafísico”…

¿Qué esperáis de un disco más melódico y quizás suave, con voces preciosas y arreglos bonitos?
Esperamos que pueda gustar a todo el mundo, tanto a antiguos seguidores como nuevos. No sé, es lo mítico de las bandas que cambian de sonido a lo largo de su trayectoria y se les hace como el vacío o se les critica porqué “ya no son lo que eran”. Es una manera muy primitiva de entender la música porque solo es fijarse solamente en el pasado como algo intocable. Hay que entender que la gente cambia y que las emociones y energías cambian y se pueden expresar de otras formas. También se puede llegar a trasmitir una misma emoción de rabia o desesperación des de otro punto. Ahí está la gracia de todo, ¿no? Sin evolucionar, sin exigencias, haríamos un copiar pegar de lo que hemos hecho para creer que somos más auténticos y fieles a nosotros, pero sería lo menos sincero y menos fresco, lo menos real. Al final somos la misma peña expresando lo mismo de una forma diferente.

No habéis cambiado tanto. Ruralismo y costumbrismo son palabras que siguen definiendo perfectamente vuestras letras, unas veces más explícitas y otras no tanto, pero se reconoce a L’Hereu Escampa. ¿Entiendo que muchas letras son vividas, vivencias entrañables (“Bicicleta i natació”) y reflexiones sobre el tránsito hacia la vida adulta (como “Perseverança”).
No hay ningún hilo conductor aparente. Cada una expresa eso, vivencias o historietas ocurridas. Recuerdos remasterizados en letras. Otras canciones no expresan nada en concreto, pero sí generan paisajes y sensaciones. A lo largo del disco todo esto se van entrelazando y se complementa, como una nebulosa de percepciones que une cada canción. Lo real con lo imaginario, lo vivido con lo reflexivo. La idea es tejer recuerdos con el presente. Es querer tocar con los pies en el suelo haciendo la voltereta infinita.

Para acabar, como sé que sois de buen comer, ¿con qué plato se puede comparar este nuevo disco? ¿Y con qué vino o sidra recomendáis deberíamos acompañarlo?
Sin duda alguna hay dos platos clave en todo esto de “Futur Ancestral”. El primero sería una escalivada hecha en el fuego, en la brasa, con la llama quemándolo todo. Sacando el jugo de las verduras para sacar su máximo esplendor. El segundo plato serían unos canelones de rustido de toda la vida, buena bechamel y mezcla de carnes varias. Todo acompañado de un vino de payés, de la tierra a la copa, sin nada más. ¡Salud!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.