"Al final Featherweight no dejamos de ser una pequeña familia"
Entrevistas / Featherweight

"Al final Featherweight no dejamos de ser una pequeña familia"

Adrián Lerma — 03-03-2021
Fotógrafo — Archivo

El quinteto madrileño presentaba el pasado 4 de diciembre su segundo disco, “Never Bloom” (Autoeditado, 20), que, bajo la producción de Jorge Blanco, busca hacerse un hueco en la escena. Lo estarán presentando mañana 6 de marzo (Sala 0, Palacio de la Prensa, Madrid).

Tras su primer EP, “A Place Where My Mind Crumbles”, Featherweight han completado en este nuevo trabajo un disco “más pulido y más maduro”. Jóvenes, con toda la libertad del mundo para experimentar y ninguna presión, se lanzan de nuevo a la piscina con la ilusión del que acaba de empezar y sabiendo que todo lo bueno está por venir. Hemos podido hablar con ellos sobre su disco, sobre sus inicios como grupo y sobre sus proyectos futuros.

Primero me gustaría que os presentarais para quien no os conozca. ¿Qué es Featherweight y quiénes lo componéis?
Somos una banda de rock alternativo de origen madrileño con influencias que van desde el punk al indie, pasando por el emo y el grunge. Este proyecto lo formamos Miguel (voz), Jorge (guitarra), Juan (guitarra), Carlos (bajo) y Adri (batería).

Vosotros mismos habéis explicado que la idea de formar un grupo surgió después de asistir a un festival de música en Estados Unidos. ¿Qué os hizo dar el empujón?
Como dices la idea surgió al ver a muchos de nuestros grupos favoritos en ese festival. Sin embargo, lo que nos hizo ir a muerte con el proyecto fue encontrar poco después a Juan y conectar muy rápido con él en todos los aspectos.

"Es una época complicada para la música por lo que agradecemos un montón que la gente apueste por nosotros y nos apoye"

Además, antes de compañeros de banda, erais amigos. ¿Cómo lo gestionáis para que una faceta no afecte a la otra?
Es algo que llevamos muy bien, al final Featherweight no dejamos de ser una pequeña familia. Actualmente, a parte de amigos, somos compañeros de trabajo de lo que es nuestro proyecto de vida y estamos muy orgullosos de ello. Al final no son cosas separadas, ya que lo compartimos todo, tanto los momentos como amigos como los de esfuerzo. Lo importante es que nos apoyamos entre nosotros y le dedicamos mucha atención a la comunicación. Esto es algo de lo que hablamos muy a menudo pero realmente creemos que para que un proyecto tan personal funcione debemos ser una piña y es eso lo que intentamos cuidar y proteger.

Vuestro nuevo EP, “Never Bloom”, es un trabajo al que empezasteis a darle forma a principios de 2020. ¿Cómo fue el proceso de composición con un confinamiento domiciliario de por medio?
Tuvimos que adaptarnos a la situación y remodelar nuestra metodología. En la banda todos tocamos varios instrumentos por lo que que cada uno puede aportar diferentes visiones en la composición de los temas. Esto es algo que quisimos mantener en este trabajo, ya que esa colaboración enriquece el resultado final de los temas. Decidimos componer a través de videollamadas, compartiendo ideas y grabándonos desde casa. De esta manera, a lo largo de dos semanas, le dimos forma a todas las canciones.

Pese a que no hayáis podido presentarlo en directo, ¿cómo estáis sintiendo la acogida de este nuevo álbum?
Nos sentimos profundamente afortunados de cómo se ha recibido y de cómo ha reaccionado la gente respecto al camino que estamos tomando. Es una época complicada para la música por lo que agradecemos un montón que la gente apueste por nosotros y nos apoye. Por otra parte, presentaremos “Never Bloom” junto al resto de nuestros temas este mes en Madrid.

¿Qué ofrecéis en este nuevo disco que no haya en vuestro anterior EP, “A Place Where My Mind Crumbles”?
Este nuevo trabajo tiene un sonido más pulido y maduro. Con “Never Bloom” queríamos experimentar nuevas cosas y transmitir un concepto mucho más elaborado. Posiblemente al haberlo compuesto de una manera completamente distinta y en un momento tan extraño para todos haya provocado que se diferencie aún más del primer EP.

¿En qué os inspiráis a la hora de escribir vuestras letras?
Siempre escribimos sobre experiencias personales, sobre cómo nos sentimos y la forma en la que vemos lo que nos rodea. Creemos que es fundamental tratar las letras con el respeto y cariño que se merecen, por ello intentamos expresar cosas que nos emocionen y sean de verdad.

¿Con qué otras bandas de la capital tenéis relación y con cuáles os sentís más cercanos y cómodos?
En Madrid están surgiendo bandas jóvenes muy interesantes con mucho futuro por delante. Nosotros tenemos la suerte de compartir momentos con Submarine Sandwich o Altair, que son bandas increíbles.

Del mismo modo que la idea de formar Featherweight surgió en uno, ¿en qué festival os encantaría veros tocando?
Nos encantan los festivales y sería todo un honor tocar en el Mad Cool Festival o en el Bilbao BBK Live.

¿Y una colaboración soñada?
Nos molaría mucho colaborar con Elena de Yawners o con Austin de Turnover.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.