“Somos músicos desde que nos parió nuestra madre”
Entrevistas / Fuel Fandango

“Somos músicos desde que nos parió nuestra madre”

Pablo Tocino — 25-01-2020
Fotógrafo — Darío Vázquez

Fuel Fandango cumplían este año una década creando una música que los medios nunca han sabido bien como etiquetar. Quizás la etiqueta más adecuada respecto a lo que hacen sea “música de fusión”, porque poco a poco la cosa se ha ido ampliando cada vez más hasta que ya resulta imposible describir el cóctel sin dejarte algo.

Tras un “Aurora” (16) en el que la electrónica tuvo mucha más poder que en sus dos primeros discos, vuelven unos años después con “Origen” (Warner, 20), un álbum en el que siguen presentes la electrónica y el flamenco (con maravillas como la guitarra de Vicente Amigo), pero sobre todo se abre a músicas de distintos lugares del mundo, especialmente la africana. Hablo con Nita y Ale por teléfono sobre este nuevo trabajo, sobre lo que les ha supuesto todo este tiempo de carrera, y sobre cómo ven el mundo actual.

Habéis hecho una gira de aniversario por vuestros diez años de carrera. ¿Qué balance hacéis de esa gira?
(Nita) La verdad es que muy bien, la respuesta de la gente ha sido muy positiva. Hicimos una versión más electrónica de cada canción de los otros álbumes. Llevábamos doble batería, a David Bao y Goiko Martínez, y a Richie Palacín a la guitarra eléctrica y flamenca. Ha sido un espectáculo enérgico y con mucho baile, y creo que la gente se lo ha pasado muy bien en los festivales este verano.

“El origen de todo viene de África, y por eso hay tanta percusión en las canciones y tantos ritmos rotos inspirados en esa música africana”.

¿Para este disco habéis querido mantener esa estructura?
(Nita) Algunos de los músicos con los que hemos estado tocando este verano han tocado en el disco, y también tenemos colaboraciones de otros artistas, que nos apetecía un poco aunar ese rollo tan añejo de la guitarra flamenca con lo novedoso de la electrónica, y sobre todo fusionarlo con ritmos más africanos, más percutivos, hacer un sonido más del mundo.

¿En estos diez años cómo veis que ha cambiado el mundo, así en general, pero concretamente el mundo de la música, la industria y tal?
(Ale) Yo diría que va todo como muy rápido ahora, ¿no? Cada vez hay más lanzamientos y propuestas, con las plataformas de streaming nos llega mucha información y mucha música de golpe… que por un lado está genial porque descubres cosas chulísimas, pero por otro lado te pierdes entre tantas cosas y se te escapan algunas muy guays. El consumo tan rápido que hay de las canciones ha dejado en segundo lugar a los discos. Y nosotros seguimos creyendo en el formato de disco, en contar un concepto en varias canciones, más que cerrarlo todo a una sola canción. Nos seguimos agarrando al formato.

Imagino que no es casualidad que vuestro primer disco tras este décimo aniversario tenga el título de “Origen”.
(Ale) Pues fíjate, lo de “Origen” lo pensamos más como una manera de reflejar lo que queríamos reflejar en el disco, en las letras pero sobre todo en la parte musical: intentar volver al origen de las cosas, de este mundo, y mantener el contacto con la naturaleza, los pies en la tierra. El origen de todo viene de África, y por eso hay tanta percusión en las canciones y tantos ritmos rotos inspirados en esa música africana. Todo eso nos lleva…
(Nita)… Al origen de la vida.
(Ale) Exacto. Y queríamos que ese fuese nuestro hilo conductor.

¿Con quién habéis contactado para hacer la portada? Me gusta mucho.
(Nita) ¡Ay, me alegra que te guste! Hablamos con un diseñador que se llama Emilio Lorente. Ya conocíamos su trabajo porque colabora con muchas bandas musicales, y nos gustaba la onda vintage y retro que tiene. Nosotros estamos detrás de cada cosa que hacemos, tanto estética como musical, y hemos trabajado duro con él para que el diseño reflejase también ese origen que queríamos reflejar con nuestras canciones, y esa onda de raíz.

El videoclip del segundo single, “Huracán de flores”, es bastante distinto al de “Despertaré”, pero ambos comparten estar muy cuidados. Os iba a preguntar hasta qué punto os implicáis en vuestros videoclips, pero por lo que me acabas de decir entiendo que bastante.
(Nita) Sí, sí, nos implicamos no solo en los videoclips y en las fotos, sino en la escenografía, la ropa que nos ponemos en los conciertos… toda la estética que hemos creado desde hace diez años es cosa de Ale y mía, porque a mí personalmente, aparte de la música, me gusta mucho el tema de la estética y el diseño en general. Y nos gusta estar muy implicados con la gente con la que trabajamos. Son videoclips muy diferentes porque son canciones diferentes, pero tienen en común ese mensaje positivo que queremos contar en el disco, ese mensaje más de raíz, para dar un poco de aliento en estos tiempos que corren en los que se vive tan deprisa.

“En general pasa un poco que cuesta que el cordobés te preste atención, nos cuesta como cordobeses creer en nuestro talento, en lo autóctono”.

En la nota de prensa de “Huracán de flores” decís “qué bonito sería que en esos momentos de introspección en los que la pena nos invade, entrase de pronto un huracán de flores en nuestro cuerpo llevándose con él la pena y convirtiendo todo lo oscuro que hay en nosotros, en un frondoso jardín”. Esto podría ser un poco lo que hace la música, ¿no?
(Ale) Sí, al final la música te cambia el estado de ánimo y te lleva a lugares en los que has estado, o lugares con los que ha soñado. Tiene esa capacidad de cambiarte. Por eso esta canción queremos que te empuje a que si te levantas con el pie izquierdo, intentar cambiar todo eso por medio de dos minutos cuarenta de una canción.

¿Qué canción o qué disco tiene ese efecto en cada uno de vosotros?
(Ale) Va variando mucho, también depende de qué estado de ánimo quiera. Hay momentos en los que estoy apagado y tengo que animarme y me pongo un buen temazo de electrónica y me vengo arriba. Pero hay otros en los que quiero ponerme más melancólico y me pongo algo mucho más tranquilo. La música te arropa y te puede arropar en muchos sentidos, y a mí me gusta utilizar ese poder también como oyente.
(Nita) En mi caso, yo en general soy un poco melancólica, entonces suelo escuchar música muy introspectiva. Justo ahora estaba escuchando Death Combo, una banda portuguesa que me encanta, esa música portuguesa muy de guitarras, muy melancólico. Como José González, que es otro artista que me encanta y que he ido a ver varias veces. Pero es lo que dice Ale, depende… yo recuerdo que en épocas que he tenido más rabia me ponía mucho a Extremoduro, que me ayuda mucho, y cuando quiero estar tranquila escucho música clásica, escucho a Erik Satie o Claude Debussy, a gente que me calma. Y si quiero venirme arriba hago como Ale, me pongo Moderat o Nicolas Jaar, gente que escucho mucho.

En el disco tenéis la colaboración de nada más y nada menos que Vicente Amigo, en “Estamos solos”. ¿Cómo fue esa colaboración?
(Ale) Con las colaboraciones como dice Nita queríamos hacer un homenaje a la guitarra flamenca e integrarla dentro de nuestro mundo más electrónico. Y hombre, Vicente es el exponente de la guitarra flamenca, Dani de Morón también estuvo en otro disco y es un grande, Rycardo Moreno también… Son tres guitarristas increíbles. Y lo de Vicente, pues bueno, es un genio. Nosotros hemos escuchado sus discos hasta la saciedad, y de repente surgió ese puente para contactar con él a través de su manager…
(Nita) Y de un amigo nuestro que es músico, que toca con él en vivo.
(Ale) Sí, de un guitarrista amigo nuestro, también. Y bueno, fuimos a Córdoba a verle, le conocimos, y al día siguiente ya estaba él preparando el tema.
(Nita) Ha sido muy bonito porque además a él le ha sorprendido mucho la música que hacemos. Solo ha escuchado esta canción, pero todavía me llama para decirme que le encanta cómo canto, que le encanta lo que hemos hecho… la verdad es que hemos forjado una gran amistad con él, y es una persona maravillosa, aparte de un grandísimo genio.

También descubrí una conexión previa entre Vicente y vosotros, y es que Nita y él han colaborado con Lin Cortés. Lin Cortés está recibiendo más atención últimamente, pero es verdad que muchos pensamos que tiene mucha menos atención en los medios que la que debería, no sé si también tenéis vosotros esa sensación…
(Nita) En general pasa un poco que cuesta que el cordobés te preste atención, nos cuesta como cordobeses creer en nuestro talento, en lo autóctono. Veo ahí una falta de cariño que nos pasa en general en España: no queremos valorar lo que tenemos, y se valora más fuera, como el flamenco, o la fusión que hacemos muchos artistas de España con el flamenco. Ha costado mucho que eso ocurra, que se valore desde aquí. Ahora está empezando a ocurrir, se han empezado a abrir puertas que no estaban abiertas, pero la fusión lleva ocurriendo muchísimas décadas y siempre se ha valorado más fuera que en nuestro territorio. Eso me entristece, pero también pienso que está cambiando.

Una de las letras que más me gustan del disco está en “Despacio”, ese comienzo con “no quiero tener odio / no lo quiero dentro de mí / que se transforme en pájaro negro / y que vuele lejos de aquí / lejos de aquí / lejos de aquí” me parece maravilloso. ¿Cómo surgió la inspiración para esa canción, en la que además colabora Rycardo Moreno?
(Nita) A veces, como todos los seres humanos, uno siente odio, siente ira y rabia porque las cosas no le salen a uno como quieren. Ese odio que hay dentro yo lo transformo en un pájaro que se va volando, porque el odio se puede ir, y hay maneras de que se vaya. Y una de ellas es la música. O hacer algo que te apasione. Hacer lo que te gusta, porque al final la vida es una, que sepamos nosotros, y hay que vivirla de la mejor manera posible.

“Las letras las escribimos para que cada uno las desarrolle a su modo y se las lleve a otro sitio”.

Hablando de letras, dos preguntas. ¿”Contra la pared” tiene un tono político? ¿Cómo veis la situación política actual?
(Ale) (se queda pensando) Oye, pues podría ser… Al final está un poco unido. Lo que nosotros queremos poner contra la pared son esos sentimientos, esa inseguridad, miedos, lo que no te deja avanzar. Todo eso hay que empujarlo contra la pared y no querer saber nada de ello. Pero jugamos mucho a que las letras tengan todas esas visiones diferentes.
(Nita) La que sí que tiene mucha carga política es “La grieta”, pero no solamente con los políticos, sino con el sistema, lo que está establecido en la sociedad en la que vivimos, no solamente en España sino a nivel global. Esa letra está más enfocada a esas personas que son las que manejan el mundo, las que nos gobiernan, y que son las que nos están quitando nuestras libertades.

¿Cómo afrontáis el retroceso en las libertades y el avance de la ultraderecha que está teniendo lugar en España pero que, como bien dices, está ocurriendo a nivel global?
(Nita) A nosotros no nos gusta mucho meternos en estos campos, pero yo creo que en la letra de esa canción se dicen muchas cosas. Evidentemente la crisis no es nacional sino mundial, y mientras hay gente que se muere de hambre y está en la miseria, hay gente que no sabe qué hacer con tanto dinero. Estamos en el sistema en el que lo único que hacemos es producir y consumir.
(Ale) También somos de intentar ver el lado positivo y poético de las cosas. Precisamente ayer estuvimos con un director de cine chileno, Michel Gajardo, que está haciendo un documental sobre el disco. Llegó hace dos días de Chile, y nos estuvo contando un poco la situación allí. Y con lo que nos quedamos es con esa capacidad del ser humano de salir adelante, de salir a la calle, de quejarse. Quiero pensar que eso se puede expandir al resto del mundo, y que la gente sea capaz de salir a la calle a quejarse y a hablar, que no sea solo salir a la calle a ver las luces de Navidad. Salir a la calle y expresarse.
(Nita) Y sobre todo crear. Eso nos decía él, que dentro de todo lo que está pasando en Chile hay muchos artistas que están creando muchísimo arte, a raíz de esa crisis que están teniendo los chilenos. Y yo creo que Ale se refiere a eso, a intentar sacar la parte positiva dentro de lo que hay y a intentar vivir tu vida de la mejor manera que puedas y que no te quiten esa libertad.

Por otro lado, la de “Por la vereda” es quizás de vuestras letras más sensuales. Tiene mucho poder sugerente ese tema, ¿no?
(Nita) Qué guay que te lo hayas llevado por ese lado sensual. Realmente…

Ay, no me digas que también me he equivocado ahí…
(Nita) (ríe) ¡No, no, si me gusta! Es lo que decía Ale antes, las letras las escribimos para que cada uno las desarrolle a su modo y se las lleve a otro sitio. “Por la vereda” es una canción muy espiritual, es guay que le hayas visto esa lectura. Habla de una fuerza superior que te ayuda a seguir adelante, que te puede ayudar a continuar el camino y a darte luz en el camino. Todo esto a través de la naturaleza y este tipo de elementos como el agua, el paraíso, etcétera, que están muy relacionados con la espiritualidad y con buscar la luz para continuar.

“Silencio” es una de mis favoritas, y creo que conseguís ahí uno de vuestros mejores finales de canción, ese punto casi trance de la recta final, y encima ese tema de flamenco al final. Os quería preguntar, porque vi que Ale dijo en una entrevista que tiene una antología de flamenco que hizo un inglés en los años cuarenta, no sé si ese tema viene de ahí, y qué canción es.
(Ale) No viene de esa antología, te explico porque es curioso. Viene de una grabación de una fiesta en Jerez en los años sesenta o por ahí, es el audio de un vídeo espectacular en un patio de Jerez, en una fiesta flamenca. Me encantó el color que tenía esa grabación, pillé el audio y lo transformé para el tema: durante todo el tema está presente de alguna forma, entrando y saliendo, y al final del tema abrí la grabación para mostrarla tal como era. Quería hacer un homenaje porque era un tema de baile y de fiesta, y todo nació de esa grabación que también era una fiesta.

Una un poco más trascendental para cerrar. En estos diez años habéis tenido mucha experiencia sobre lo que es vivir de la música, la industria, el día a día, etcétera, y también habéis visto cómo ha cambiado la cosa en diez años. Con todo lo que sabéis y todo lo que habéis aprendido, vamos a imaginarnos que empezáis ahora, que Fuel Fandango empieza ahora. ¿Volveríais a hacerlo? ¿O haríais otra cosa?
(Nita) Volveríamos a hacerlo. Porque nosotros somos músicos desde que nos parió nuestra madre. Ya tocábamos con diez años, llevábamos muchos años subiéndonos a escenarios, entonces no creo que, si nos fuéramos a poner ahora, hiciéramos otra cosa que no fuera música. ¿Hacer este mismo proyecto? Eso no lo sé. Pero que hiciéramos música, sí. Es que es lo que vamos a hacer hasta que nos muramos… Somos músicos desde siempre, no ha sido una cosa que nos haya venido un día. Hemos nacido así. Es lo que mejor se nos da, es lo que mejor sabemos hacer y es como somos felices. Y así es como queremos vivir la vida.

Agenda

20.30h Desde 20,00€ a 52,00€
20.30h Desde 20,00€ a 52,00€
21.00h 26,40€
21.30h 18,00€
21.00h 18,00€
21.30h 18,00€
20.30h 25,30€
00.00h 27,50€

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.