"No creo que vaya a haber otro Nirvana, eso sería de locos"
Entrevistas / Destroyer

"No creo que vaya a haber otro Nirvana, eso sería de locos"

Sergio Ariza — 22-01-2020
Fotógrafo — Archivo

Lo primero que le pregunto a Dan Bejar es si hacemos la entrevista en español o en inglés. El canadiense, hijo de español y profesora de español, lo tiene claro si quiere que le haga las preguntas en el idioma de Cervantes no tiene ningún problema, pero si quiero que sus respuestas tengan algún tipo de sentido, mejor me contesta en inglés. Así que nuestra charla se desarrolla en el idioma en el que ha completado casi al completo su discografía, si descontamos aquel EP de 2013 en el que sorprendió a medio mundo haciendo versiones de Sr Chinarro.

Bejar está presentando su disco número 13, o el 12 y medio como dice él mismo para recalcar el papel de aquel EP, bajo el nombre de Destroyer, “Have We Met”, un disco en el que los sintetizadores vuelven a primer plano, aunque sus distintivas letras y su característica voz nasal siguen siendo las marcas de la casa. La charla se desarrolla tranquila, con Bejar pensándose bien cada contestación y demostrando su particular ingenio. No se esconde ante nada, ni sobre su parón como miembro de los New Pornographers, ni sobre el cambio producido en el canon musical, con la música más comercial imponiéndose en todas las listas de críticos. Parece claro que, tras casi 25 años de carrera, Bejar tiene bien claro lo que quiera, aunque bromeé con que ahora que es viejo se puede permitir el lujo de empezar a tomar malas decisiones...

Después de trabajar con Josh Wells en "ken" para “Have We Met” has vuelto a confiar en John Collins como productor, ¿hay alguna razón especial para el cambio?
Para mí fue una decisión muy fácil, la primera vez que entré a un estudio con John fue hace 23 años con el primer disco de Destroyer, allí fue donde le conocí y hemos pasado mucho tiempo haciendo música juntos. Además tenía una idea para este disco, que sonara muy digital, brutalmente sintético, quería tener la posibilidad de trabajar desde casa con mi ordenador y enviarle cosas a John y que él pudiera trabajar en ello desde su ordenador o su iPad. Y ese es un método de trabajo que a John le gusta, Josh es alguien mucho más orgánico, le gusta utilizar instrumentos analógicos, sintetizadores reales, baterías reales y para este disco yo quería que fuera todo falso. Le comenté todo esto a John, además de mi primera idea para el disco, aunque al final la desechamos…

He leído que esa primera idea era que el disco sonara a la primera década del siglo XXI, con influencias como Massive Attack o Björk
No lo sé, quería un sonido fuerte y abrasivo, con ‘samples’ de batería, con efectos de sonido y poco más… Algo muy directo. Así que cuando lo planteé me dijeron “¿algo en plan trip hop?”, porque eso es a lo que sonaba lo que estaba diciendo. Quizás quería buscar un sonido nocturno, a pesar de que no conozca nada de ese tipo de música, del trip hop de finales de los 90, yo en esa época escuchaba a Roxy Music o The Band. Pero como idea parecía un buen punto de partida.

"Por la edad que tenemos, siempre acabamos volviendo a ese sonido de los 80 de una manera muy natural, hacia eso es a donde tiran nuestros corazones".

Pero, a pesar de todo, este disco me parece un acompañante perfecto para “ken” y “Kaputt”, y es que también tiene ese toque de Nueva Ola y de Synth Pop que esos discos tienen. Normalmente buscas la unidad de tus discos buscando un estilo, por ejemplo "Poison Season" era un disco casi de pop de cámara, o “Thief”, al principio de tu carrera, estaba muy metido en el Bowie de la época de “Hunky Dory”, ¿te gusta darles a tus discos esa cohesión estilística?
Normalmente ya tengo las canciones escritas y cuando me meto en el estudio las canciones rechazan tu idea inicial de cómo quieres que suenen, porque quieren sonar como quieren sonar y otra cosa es cuando trabajas con alguien como John, al que le gusta juguetear con el sonido, con estilos que le gustan y con otros que no, así que cuando comenzamos a hacer este disco nos dimos cuenta de que no iba a ser un disco minimalista de trip hop. Y es que en nuestro ADN, y también por la edad que tenemos, siempre acabamos volviendo a ese sonido de los 80 de una manera muy natural, hacia eso es a donde tiran nuestros corazones, así que hay muchas posibilidades de que John vaya a hacer un disco que suene más parecido a Art Of Noise que a Massive Attack

Pero, por ejemplo, ‘Kind Of Dark’ sí que suena un poco a Massive Attack a trip hop
‘Kind Of Dark’ es la canción que suena más parecida a la idea original del disco, tienes razón

Pero también es un ejemplo perfecto de lo bien que asimilas esos estilos, porque, al mismo, tiempo, esa canción suena a Destroyer totalmente
Suena a Destroyer y tiene una guitarra fantástica…

Precisamente esa era mi siguiente pregunta, el increíble trabajo que ha hecho Nicholas Bragg en este disco y en esa canción en particular, sonando casi como Neil Young
Sí, Nic ha tocado en siete discos de Destroyer

Y en este disco coge el papel principal que tenía el saxo en “Kaputt”. ¿Cómo lo hizo? ¿Hicisteis las canciones entre John y tú y luego el grabó las guitarras?
Ni siquiera iba a haber guitarras en el disco, estábamos en la mitad de la grabación y John siendo un maximalista, alguien al que le gusta meter muchos sonidos con los que jugar, me dijo aquí no hay suficiente chicha, necesitamos más colores para la paleta. Así que tuve la idea de pedirle a Nic que añadiera su guitarra a las canciones. Así que comenzó a generar ideas melódicas con rapidez, así que le pasé las demos y comenzó a añadir cosas por todos los sitios, pero con un sonido muy procesado como suele hacer en Destroyer, a través de amplis muy gastados, lo que le dio un sonido industrial, pero, a la vez, totalmente en su estilo, se le reconoce a la perfección.

Pero justamente este disco es de los que menos suenan a banda, es un disco mucho más personal e individual
Sí, creo que lo estaba buscando, era importante para mí. Empezó conmigo mismo sacando el esqueleto de las canciones, grabando las voces por mi cuenta a altas horas de la madrugada en mi salón o en mi cocina. Y creo que eso le ha dado un sonido muy íntimo y personal. Son primeras tomas con muy poca calidad, pero le dan un aura personal. Muchas de esas tomas son la primera vez que cantaba esas canciones, sujetando las letras en frente mía y cantando por primera vez. Hubo casos en los que nada más escribir la canción, la grabé. Nunca pensé que el mundo iba a escuchar ésas tomas.

Es curioso que hables de tu forma de cantar porque, tanto en la portada del disco, como en el vídeo de ‘Crimson Tide’, me parece como si estuvieras parodiando a un tipo de cantante en específico, esos crooners pop con Bryan Ferry a la cabeza…
No lo estoy parodiando, era una idea cursi que tuve, una idea realmente mala pero una idea que apoyo al 100%. Hace poco que dejé de tocar la guitarra y me he concentrado en cantar cuando subo al escenario con la banda, y eso ha cambiado la forma en la que canto, la forma en la que compongo, y pensé que estaría bien tener una representación visual de eso, Además, según me voy haciendo viejo y me acerco a los 50, creo que puedo empezar a tomar malas decisiones, de la misma manera que un cincuentón…

En otra de las canciones destacadas del disco, 'The Man In Black's Blues', la cosa empieza muy atmosférica y luego se convierte en esta sofisticada pieza pop que, por momentos, me ha recordado a Sade, y en la letra dices “When you’re looking for nothing, And you find Nothing is more beautiful Than anything you ever knew”, ¿es una proclama en estos tiempos tan materialistas?
Puede, me vino de una manera muy natural, creía que estaba escribiendo sobre la avaricia y la pérdida, y el hombre de negro es una referencia clara en inglés a la muerte. Y al final de la canción, a pesar de que es una canción con un punto funky, empiezo a repetir lo de “knock, knock…” que es la clásica llamada de la muerte a tu puerta. Es una canción melancólica y, al mismo tiempo, celebratoria

Normalmente no se suele llamar a un disco con el título de la única canción instrumental del mismo. ‘Have We Met’ es una canción extraña, casi una mezcla entre una pieza ambient y una canción de Ry Cooder para una banda sonora, ¿por qué decidiste llamar al disco así?
La canción aparece hacia el final del disco. Además me encantaba ese título ‘Have We Met’ y también me encanta tener una canción que se llame como el disco. También quería que Nic tuviera un tema para sí mismo, además estaba un poco nervioso sobre la calidad digital del mismo, que me estuviera quedando un disco claustrofóbico y opresivo, así que me parecía bonito que hacia el final del disco hubiera este pequeño espacio en el que se pudiera respirar. Y me gustaba la idea de llamarla así, porque suena abierto, además quería quitarle el signo de interrogación para que quedase claro que no es una pregunta, no espera una respuesta, por eso no quería añadirle ninguna letra a esa declaración.

"Escuchando el disco, me ha quedado mucho más pop de lo que esperaba, no era lo que buscaba al principio, quería algo mucho más brutal y áspero".

‘Crimson Tide’ ha sido el sencillo de presentación y creo que es una de las mejores canciones de tu carrera, muy tuya pero también me ha traído a la memoria a LCD Soundsystem, ¿te gustan los de James Murphy?
No, creo que Murphy es un buen productor pero ni sus canciones, ni su forma de cantar, me atraen especialmente. Evidentemente es un gran músico y alguien muy bueno en el estudio, además los dos somos grandes fans de New Order.

Hablando de grandes canciones, ¿tienes favoritas dentro de tu catálogo o eres como esos padres que por no mojarse dicen que quieren por igual a sus hijos?
Sí, claro que tengo favoritas, mis dos favoritas en este disco son ‘University Hill’ y ‘Kinda Dark’.

¿Y de tu carrera?
¿De mi carrera? Muy difícil, hay algunas canciones que me encantan pero no tanto como están grabadas, hay una canción que se llama ‘Foam Hands’ que escribí cuando vivía en Málaga y que me gusta mucho tocarla pero no tanto la grabación. También hay una canción que no toco nunca del disco “Your Blues”, llamada ‘Certain Things You Ought to Know’, la última del disco, y esa sí que es una grabación que me encanta.

Sé que voy a parecer un poco tonto pero ¿por qué finaliza ‘foolssong’, y el disco, con esa cacofonía de sonidos?
Buena pregunta, ‘foolssong’ es una canción antigua, de hace unos diez años, cuando estaba grabando Kaputt, pero tenías que ser una canción disco para estar en ese álbum, y ‘foolssong’ es una especie de vals, una nana que escribí para mi hija cuando nació. Por alguna razón, mientras la estábamos grabando, John comenzó a juguetear con su sintetizador utilizando una aplicación y creando algo con un toque de Stanley Kubrick, de zumbido de abejas, un poco como el sonido del apocalipsis, muy oscuro, y los dos nos miramos inmediatamente y nos encantó ese contraste entre lo que era una canción muy dulce y ese final tan oscuro, no solo para la canción sino para todo el disco. Y es que escuchando el disco, me ha quedado mucho más pop de lo que esperaba, no era lo que buscaba al principio, quería algo mucho más brutal y áspero. Pero al final, especialmente con John, siempre nos acaba saliendo algo mucho más pop y yo le quería recordar al oyente que este no es un disco de pop. Además creo que suena muy bien, realmente intenso

He visto que te vas de gira a principios de 2020 en EEUU con Eleanor Friedberger ¿fue idea tuya?
Sí, no la conozco mucho personalmente, pero a los dos nos gusta la música del otro

Y también he visto que tienes varias fechas en Europa en primavera pero no he visto fechas por aquí, ¿hay alguna posibilidad de que te podamos ver presentando “Have We Met” aquí, ya sea en salas o en festivales?
Voy a tocar un festival en España en julio, en el Vida, y quiero aprovechar ese viaje para poder tocar en otros sitios de España y Portugal, y si no se puede en otoño.

En 2013 publicaste el EP “Five Spanish Songs”, en el que hacías varias versiones de Sr Chinarro, me estaba preguntando si es posible que algún día te atrevieras con el idioma con algo más que versiones, haciendo temas propios, ¿o piensas que no tienes el suficiente nivel?
Lo paso mal hasta pidiendo comida en español. Entiendo el idioma perfectamente pero hablarlo “me cuesta un montón” (lo dice en español) y cantarlo todavía más. Así que escribir mis propias canciones es una quimera. Cuando escribo las letras lo hago de una manera muy intuitiva, así que necesito cierto nivel

¿Así que ya has hecho las paces definitivas con el inglés? (Cuando sacó Five Spanish Songs, Bejar comentó que estaba cansado del inglés)
Me he visto obligado a hacer las paces con el idioma inglés (risas) Aunque en ese momento sí que me sentía un poco cansado.

Déjame preguntarte por los New Pornographers, este año han sacado el segundo disco en el que no has participado, ¿se ha terminado para siempre tu colaboración con ellos?
No lo sé, todavía somos amigos, puede que algún día escriba una canción y piense esta tiene que ser una canción rock y la tienen que tocar los New Pornographers, necesita tres armonías vocales pero… Mirándolo bien, viendo el material que me sale actualmente y cómo lo busco yo, dudo que me salgan canciones apropiadas para los New Pornographers.

Y, cuando compaginabas tu carrera con ellos, ¿sabías cuando una canción era para los Pornos y cuál para Destroyer? Por ejemplo con ‘Myriad Harbour’, una de mis canciones favoritas, ¿desde que la compusiste ya sabías que era para New Pornographers?
Claro, en ‘Myriad Harbour’ habló sobre los New Pornographers, habló de Carl, habló de John, habló de ir a Nueva York… Esa canción es como una autobiografía falsa de la banda

¿Así que cuando escribes una canción escribes primero la letra y luego la melodía?
Siempre escribo primero la letra. Actualmente la letra y la melodía me salen a la vez. Pero sí, creo que lo hago al revés, la mayoría de la gente escribe primero la melodía y luego le pone una letra, pero yo no puedo hacer eso. También me gustaría decir que en los tiempos de los New Pornographers escribía “un montón” (nuevamente en español) de canciones y esos días ya han quedado atrás para mí, ahora me cuesta mucho más escribir canciones, al ir envejeciendo me he ido ralentizando y ya no escribo tantas canciones.

Además los dos últimos discos de los Pornos han aparecido el mismo año en el que has sacado disco con Destroyer…
Sí, la verdad es que hemos tenido problemas con nuestras agendas, ya veremos…

Este es tu decimotercer disco y llevas en la música un cuarto de siglo, en ese tiempo la industria discográfica ha cambiado por completo, ¿crees que ahora es más fácil o más difícil empezar para una banda o un artista nuevo?
No lo sé, es muy confuso y además me hace sentir muy viejo. Parece que hay más bandas que nunca, eso sí cuando yo empecé en esto, la idea de ganarse la vida con ello era ridícula, no parecía real. Ahora hay la sensación de que es muy difícil ganar dinero con la música porque ya nadie compra música, pero al mismo tiempo está esta expectativa de que hay que tomárselo como un trabajo, una idea que era ridícula cuando yo empezaba, en el que lo hacías porque te gustaba y ya. Así que no sé, no sé el valor que tiene la música en la vida de la gente, cuando hemos pasado a pagar una cuota para pagar un servicio y no dar ese dinero al artista. Es curioso porque es más fácil que nunca hacer música, es más fácil que nunca escucharla pero, a la vez, ha perdido mucho valor. En la sociedad estadounidense por lo menos.

Sí y también ha cambiado el canon, antes estaba marcado en piedra este canon del rock clásico, y ahora parece que nos regimos por el todo vale, y puede que nos hayamos quedado sin punto medio, además el rock se ha vuelto underground, ¿crees que es algo cíclico o piensas que el rock volverá a ser relevante, que habrá un grupo tipo Nirvana que lo vuelva a traer de vuelta para el gran pública?
No creo que vaya a haber otro Nirvana, eso sería de locos… Pero creo que hemos llegado a un punto donde ya no es aceptable despreciar la música comercial. En mi época dejabas de escuchar la radio a los 14 años porque solo ponían cosas comerciales, lo que ponían era para bebés, pero ahora, con 47 años, me dicen que eso es tan serio como la música que me gustaba a mí, así que pienso que está bien, que lo intentaré pero no puedo, no he desarrollado esa tolerancia. Estoy hablando de la radio en América, porque cada país, cada cultura tendrá sus peculiaridades, la radio en el Reino Unido en los 80 era mucho más interesante que la americana.

Hablando de esto, se acerca el final de la década y están comenzando a aparecer varias listas con los mejor de estos años, con Pitchfork colocando 'Kaputt' entre sus 25 favoritos, así que me gustaría preguntarte por tus discos favoritos de esta época
¿De los años 2010? No sé, hay uno que me parece muy obvio para mí que es el “Let England Shake” de PJ Harvey o el “Black Messiah” de D’Angelo, luego está otro que me encanta pero que vas a creer que soy estúpido que es “Congratulations” de MGMT.

A mí también me gusta, no sé porque tiene tan mala fama comparado con su debut
Yo ni siquiera he escuchado el primero, pero me encanta “Congratulations”. Luego están otros discos más underground como “Blood Rushing” de Josephine Foster o cantautores como Bill Callahan que ha sacado grandes discos estos años, probablemente me estoy olvidando de muchos…

Viendo estas listas hay tres nombres que están dominando claramente, Kendrick Lamar, Frank Ocean y Kanye West ¿qué opinas de ellos?
No he escuchado muchas veces “To Pimp A Butterfly” pero es un disco increíble, su estilo no es mi favorito pero es realmente bueno. Sé que Kanye West es muy buen productor pero en cuanto a persona que dice cosas, no entiendo su arte por ningún lado. Su estilo, su ‘flow’, no es bueno, así que el rap debe estar muerto porque todo el mundo está de acuerdo en que no es muy bueno como rapero, pero todos dicen que sus discos son muy buenos, a pesar de que nunca he escuchado a nadie defendiendo su forma de rapear

Yo creo que es un productor brillante y que es un muy buen compositor pero es difícil procesar todo cuando abre la boca…
Mira me gustan las personalidades extremas pero es que no encuentro su poesía especialmente buena… Y a Frank Ocean estoy empezando a apreciarle ahora. Cuando lo escuché por primera vez pensé que lo que hacía no tenía mucho peso pero cuanto más lo escucho más interesante me parece. Pero sí esos son los tres más grandes, ellos y Beyoncé. El canon, sin duda, ha cambiado. Eso no pasaba hace 20 años, ahora todo está relacionado con la música más popular

Es cierto que si miras a las listas de la década pasada, había muchas más bandas underground que ahora
Eso también cambiará, las irán quitando lentamente de esos puestos de honor.

Como ha hecho Pitchfork con su lista de los discos de los 80…
Eso es, pero no pasa nada, está bien, me gustan Sade y Janet Jackson y me gusta Joy Division. Lo que pasa es que si te fijas en las listas que se hacen ahora todos los artistas que aparecen tienen discos de éxito.

Bueno tenemos que ir terminando y no me puedo ir sin preguntarte, ¿qué es lo que ha hecho el supervisor musical televisivo?
No lo sé, no estoy seguro. Esa canción me llegó entera, letra y melodía, de una manera extraña, casi como en un sueño. Para mí va sobre un tipo muy poderoso en su lecho de muerte, rememorando su vida, mirando hacia atrás con muchos remordimientos, así que puede que el supervisor musical televisivo haya hecho cosas terribles, aunque no sé exactamente cuáles.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.