Con la venia
Entrevistas / Sfdk

Con la venia

Arturo García — 30-11-2009
Fotógrafo — Archivo

En su sexto álbum los sevillanos aprovechan para hacer balance de una década en el tajo. “Siempre Fuertes 2” es una exaltación de la grandeza, y también de las miserias, de la cultura hip hop en nuestro país. SFDK hacen valer su condición de actores principales en una escena en la que últimamente, el que se mueve no sale en la foto.

Entre “Siempre Fuertes” (BOA, 99) y “Siempre Fuertes 2”, han ocurrido muchas cosas en la vida de Óscar y Zatu. Paralelamente también el rap en nuestro país ha sufrido una catarsis de éxito de la que ellos han sido partícipes. En este momento los sevillanos han optado por hacer un disco retroactivo, que rescate aquel sentimiento seminal que les impulsó a escribir su vida en clave hip hop. “No es una continuación de dicho largo. No podríamos sonar igual diez años después, lo que sí que reivindicamos son los mismos valores y actitudes con las que veníamos entonces. Es una vuelta a la esencia del grupo y a los valores primordiales del hip hop”. Valores, un término muy recurrido últimamente, y que SFDK han querido incluir como leit motiv de este sexto álbum. Valores inherentes a un modo de vida cuya raíz está en la camaradería del personal, en la piña, en esa cadena humana que los raperos ha ido forjando para llegar a alcanzar cotas de relevancia social y cultural inimaginables hace diez años. Y es que tras la publicación de “Los veteranos”, su anterior trabajo, hubo algunos que entendieron de forma obtusa, que el tema “Pruébalo”, era un ejercicio de ostentación, que salir con un BMW era un vacile del Zatu en lugar de un guiño sarcástico. Algo estaba fallando. “Yo no he tenido ni siquiera moto hasta los treinta años. Si un día gracias a mi música puedo comprar una casa y un coche es normal que esté contento y hable de ello, nunca pensé que pudiera comprarme ni un patín,  joder alégrate por mí, no me odies. Si un tipo como el Zatu, de Pino Montano, puede hacerlo, ¿por qué yo no? Y ponerse manos a la obra, esa debería ser la actitud”.  Así y con esto, la pluma de Zatu se ha despachado a gusto contra esa especie de corte que rodea a los artistas y que, en particular en el tema “Los coleguitas”, desenmascara a la comitiva “jipjopera”. Un corrillo que seguramente también sea el que ha cuestionado la mayoría de edad del público de SFDK. Sobre esto habla el tema “La de los niños”, cargado de moralina pero al que tampoco le falta verdad. “Es una respuesta a un sector que dice que nosotros hacemos música para niños. ¿Quieres sopa? Toma, dos tazas. ¿Qué tiene de malo ser niño? Yo empecé a escuchar rap siendo un niño de trece años. Después está la parte en la que me dirijo directamente a los jóvenes hip hoperos, y les relato las cosas que se van a ir encontrando en esta cultura según pasen los años y no hay nada mejor que hablar desde la experiencia. Que a muchos les pueda parecer ñoño es lo más normal, no llueve a gusto de todos. Para mí era una canción necesaria y este es mi disco”. De esto no cabe la menor duda, “Siempre Fuertes 2” es un disco cien por cien SFDK. Al igual que ocurre con la portada, es un colage de aquellas imágenes que han ilustrado su carrera. De manera también reveladora, por primera vez no salen sus jetas en el arte del disco. “Son elementos que de una manera u otra han sido famosos en nuestras distintas etapas, como un walkman con una de nuestras primeras maquetas, las gafas amarillas que llevaba en mis dos primeros discos, cuando rapeaba con la voz del demonio, las Adidas y el maletín de discos que salía en la portada de nuestro tercer álbum. Aparte de que es el que siempre ha llevado Oscar en todos nuestros conciertos, es un amuleto. El antifaz y la capa del niño guey, mi aka en 2005, el medallón que llevaba Oscar en ‘Los veteranos’ y un montón de pases a camerinos de algunos de los conciertos más importantes que hemos realizado. Como te decía antes, un homenaje a toda nuestra trayectoria”.

Una carrera que, pese a que alguien de su entorno rebautizó sus siglas como “siempre fuera de kasa”, ha permanecido ligada a su ciudad. De hecho el primer single de este álbum, “S.E.V.I.L.L.A.”, es otro graffiti de la ciudad alejado de los estereotipos que siempre se asocian a la capital hispalense. “No es algo nuevo. Es nuestra lucha constante por enseñar la otra cara de la ciudad, fuera del estereotipo de Semana Santa y Feria, Sevilla es una ciudad con muchos artistas jóvenes y nuevos talentos en todas las disciplinas artísticas, y una ciudad con mucha historia y de vez en cuando nos gusta retratarla. Estamos orgullosos de ser de aquí”. Y tanto, en este disco han participado amigos muy cercanos, vecinos como Legendario (Dogma Crew) o Halberto el Chef (El Límite) y casi paisanos como Jefe de la M, colaboraciones que desvelan otra reivindicación presente en los textos de “Siempre Fuertes 2” y que no es otra que zanjar ese eterno debate intergeneracional, de ni los jóvenes por nuevos ni los veteranos por viejos. “Exactamente, una cosa no podría existir sin la otra, lo mejor que pueden hacer los nuevos es aprender de los que estaban antes y lo mejor que pueden hacer los viejos es aprender de las cosas que traen las nuevas generaciones”. Otro debate abierto concierne a las producciones, samplers o no samplers, he ahí la cuestión. “A mí me gustan mucho los samplers, pero también suelo hacer cosas totalmente creadas por mí, depende del momento que me pille. Yo me dejo llevar y lo que salga, ya sea tocado o sampleado. La combinación de las dos cosas es lo que más me divierte”. Lo que sí ha tenido claro Acción Sánchez en este disco es que no se iba a dejar embriagar por las tendencias poperas imperantes y vuelve a tirar del repertorio r&b y soul con ese halo ochentero marca de la casa. Lo que si está claro es que SFDK han firmado un álbum con mucha intencionalidad, muy meditado para que esta vez no hubiera lugar a dudas ni nadie pudiera sacar las cosas de tiesto. Un disco de rap que solamente habla de hip hop y construido en primera persona. “Últimamente todo está demasiado desvirtuado, demasiada sobreinformación y sentíamos la necesidad de volver a remarcar esos valores que han hecho que, en estos diez años, nos hayamos situado en el lugar que ocupamos, algo tan sencillo como que la mejor promoción para un grupo es tener un buen concierto y no tanto Internet. Ve, mete la cabeza donde puedas y muestra tus dotes, no pidas un caché antes de tener un nombre. ¿Para qué quieres ser el más famoso de Internet si no va nadie a tus directos?”.  Esta claro que ha habido cambios en la mentalidad de estos sevillanos desde que en 1999 irrumpieran a golpe de crossover con “Siempre Fuertes”. Ahora han tomado responsabilidad de su posición influyente en una escena que les ha colocado donde están, que les ha permitido ganarse la vida haciendo lo que más les gusta y no están dispuestos a ahogarse en debates estériles, culos de sombrero y saltos de payaso. SFDK han cerrado un círculo con este disco, han pasado página a una etapa y de paso se ha quedado a gusto con algunos. Ellos mismos se han medido en este disco y la respuesta es clara. Y si fuera el último, ¿qué? “Qué miedo, ni me lo planteo”. Pues ya sabéis, siempre fuertes.

Un comentario
  1. Dj MesYas 3 febrero, 2012 Hola oscar, soy un grdaiisnmo fan tuyo desde hace mas de 6 af1os , empece9 escuchando rap cuando era un crio y tu trabajo me ha servido de inspiracif3n para ser dj productor, aun estoy un poco verde en scratches , produccion y tal aunque me e sacado algunos ritmos , pero nose no encuentro esa chispilla que falta a esas bases , y bueno busco tu consejo porque eres un maestro y llebo af1os siguiendote y eres mi idolo , y solo queria saber que me dices al respecto, si devo seguir adelante, porque solo recibo apoyo de unos pocos amigos para ser dj productor entonces es un poco frustrante, asi que dime maestro que devo hacer, saludos y abrazos desde Madrid

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.