“Ahora todos estamos empezando a valorar lo que teníamos”
Entrevistas / Angus And Julia Stone

“Ahora todos estamos empezando a valorar lo que teníamos”

Álex Jerez — 28-09-2021
Fotógrafo — Archivo

Angus y Julia Stone vuelven a trabajar juntos. Y lo hacen nada menos que para dotar de banda sonora al videojuego “Life Is Strange. True Colors”, en la calle a partir del 10 de septiembre de 2021. El resultado es “Life Is Strange” (BMG, 21), un disco que ya puedes escuchar al completo.

Han pasado ya cuatro años desde aquel Snow con el que cerraron su proyecto en conjunto. Además, hace unos pocos meses, la propia Julia sacaba al mercado “Sixty Summers”, su tercer álbum en solitario bajo la producción de Annie Clark (St. Vincent), y se embarcaba así en la promoción de su disco más ambicioso hasta la fecha. Por esta razón, ha sido una enorme y agradable sorpresa el lanzamiento de un nuevo disco de los hermanos Stone como pareja artística. “Life Is Strange” se trata de la banda sonora del nuevo videojuego de la saga con el mismo nombre y, a su vez, el primer trabajo del dúo bajo BMG. Un álbum que conecta a la banda con ese gran mundo que Rick Rubin les ayudó a forjar y que recupera esos enormes paisajes infinitos e historias que les hicieron enamorarnos.

Hablamos con Angus –quien también anda publicando material tras el proyecto Dope Lemon– con motivo de este lanzamiento para que nos explique un poco mejor qué les ha llamado la atención de esta iniciativa, cómo han construido las nuevas canciones y en qué punto de sus carreras se encuentran.

¿Cómo surge la idea de colaborar de nuevo con el videojuego tras haber formado parte de la banda sonora de otras entregas previamente?
Bueno, nos pareció interesante. En el último año ya sabes que Julia y yo hemos ido un poco por libre para centrarnos en nuestros proyectos en solitario. Sin embargo, nos encantó la idea de volver a colaborar con Rick Rubin que es un productor increíble y ha trabajado con algunos de los grandes como Johnny Cash o Black Sabbath. Además, el videojuego es espectacular y nos hemos sentido súper cuidados trabajando en su banda sonora. Es como que nos hemos vuelto a unir por una buena razón, ha sido como algo mágico.

"Estamos muy acostumbrados a trabajar codo con codo y disfrutamos mutuamente mucho de la compañía del otro".

¿Y los temas fueron compuestos desde cero o salieron de algunas demos antiguas?
Las canciones están muy ligadas a todo lo que ocurre en el videojuego, que es como una película. A toda la historia que hay detrás del personaje principal y sus emociones. Esa capacidad de control que tiene y que se representa a través de los colores. La compañía nos iba mandando desde Colorado un resumen detallando qué querían que escribiéramos para cada escena, emociones, y nosotros nos sentábamos tranquilamente con una taza de café y hablábamos sobre cómo enfocar cada canción y cómo relacionarla con esas escenas. Ha sido todo como una gran conversación y creo que esta forma de trabajar es muy diferente a la que hemos desarrollado previamente con otros discos.

Tiene sentido. Viendo el videojuego y su universo es increíble cómo conecta la banda sonora con todos los paisajes y emociones que atraviesa su protagonista. Es como si os hubierais desplazado allí a grabarlo. ¿Qué es lo que más os ha inspirado de este proyecto?
Creo que lo más inspirador ha sido aprender del control que tiene Alex, su personaje principal de sus propios poderes y emociones. Esa enorme empatía que tiene con el entorno que le rodea, cada vez que entra en una habitación, y cómo logra controlarlo. Cómo te afecta la energía de alguien de forma negativa o positiva y que es algo que debemos saber manejar. Creo que todo el mundo está aprendiendo constantemente a controlar este tipo de emociones y eso es algo que nos inspiró mucho a la hora de escribir los nuevos temas.

¿Cómo ha sido recuperar el proyecto de Angus & Julia Stone después de cuatro años del lanzamiento de “Snow”?
Pues ha sido positivo, nos conocemos a la perfección, llevamos muchos años trabajando juntos y hay muchas cosas que nos unen. Hay como una especie de energía que fluye libremente entre nosotros. Estamos muy acostumbrados a trabajar codo con codo y disfrutamos mutuamente mucho de la compañía del otro. Creo que eso es muy importante para nuestra relación como escritores, pero también a nivel personal, y el tiempo te lo acaba dando.

Volvéis además a trabajar con Doveman (Yoko Ono, St. Vincent) que está detrás también de la producción del último álbum en solitario de Julia. ¿Qué os conecta tanto a él a nivel artístico?
Sí, Thomas es increíble. Toda esa gama de colores que es capaz de explorar y que a veces definen el sonido de muchas de las canciones. Cómo es capaz de generar todas esas capas que enriquecen las canciones, esos ganchos que salen de todo lo que creamos juntos. Ha sido muy divertido poder jugar con las canciones y nos sentimos muy afortunados de tenerle tan cerca.

"Al final lo mejor que puedes hacer es ser honesto con lo que haces y saber que a veces las cosas funcionan y a veces no".

Me ha gustado mucho la oscuridad que se genera alrededor de “Living Underground”. Hay una energía en ese tema muy diferente a la del resto del disco.
Esta canción fue grabada en vivo en Stonecutters, mi rancho. Y es interesante porque es un tema pre-COVID, pero al escucharla después de todas las vivencias que hemos atravesado me he dado cuenta de que la letra refleja muy bien todo lo que está pasando en este momento en el mundo. Ese aislamiento, y cómo desde hace un año hasta ahora ha cambiado la historia. La vida cambia, las emociones que vivimos… Hay que aprender de todo, del amor, la pérdida, de cometer errores… Creo que el mundo es como una enorme puerta giratoria infinita que siempre está en movimiento. Y creo que esos cambios están también en las canciones, que cada vez que escucho una canción de nuevo encuentro en ella algo diferente.

Es un disco que además acompaña al proceso de autoaprendizaje del propio personaje. ¿Qué os ha aportado un proyecto como este a nivel de crecimiento personal?
Si reflexiono sobre ello yo creo que, como te comentaba al principio, este proyecto me ha vuelto a conectar con la empatía que sentimos hacia el mundo que nos rodea. Con ese algo que llevamos todos dentro y esa energía externa que tanto te afecta, que te levanta el ánimo o te deprime. ¿Cuántas de esas energías eliges asumir como tuyas y cómo eliges tus propias batallas emocionales? Creo que he aprendido mucho sobre esto.

Y con vistas al futuro, ¿tenéis idea de continuar como banda o volveréis a centraros en vuestros proyectos en solitario?
Creo que de nuevo entra en juego esta puerta giratoria en la que todo puede ocurrir y que se abre constantemente. Julia y yo necesitamos nuestro propio espacio como ocurre en cualquier relación, pero a su vez siempre estamos ahí el uno para el otro. Al final lo mejor que puedes hacer es ser honesto con lo que haces y saber que a veces las cosas funcionan y a veces no. Que cuando algo no sale bien lo mejor es dar un paso atrás y si un proyecto te aporta cosas positivas lo mejor es involucrarse y trabajar duro porque eso ya es sinónimo de éxito. Y, por supuesto, hay que ser fiel a uno mismo hagas lo que hagas.

¿Y tenéis idea de girar y volver a los directos de cara al próximo año?
Sí, por supuesto, a los dos nos encantaría volver a la carretera y visitar Europa. Recorrer todos esos lugares mágicos a los que llevamos tanto tiempo sin ir. Es algo que realmente echamos mucho de menos como seres humanos y también como músicos. Necesitamos compartir nuestra música con el mundo y creo que ahora todos estamos empezando a valorar lo que teníamos y sentirnos afortunados de lo que podíamos hacer cuando todo estaba bien. Esperemos que todo vuelva a ser así pronto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.