Ama y deja amar
Entrevistas / Gossip

Ama y deja amar

Robert Aniento — 10-06-2009
Fotógrafo — Lee Bomfield

Vuelve Beth Ditto, la gorda más cool del mundo y sus dos secuaces, Brace “Nathan” Paine, perfecto estereotipo de nerd y la andrógina Hannah Billie. Esta vez ya no pretenden sorprender, sino establecerse con su cuarto largo de estudio, “Music For Men” (Sony BMG). Gossip estarán actuando el 13 de julio en Barcelona (Razzmatazz).

Estamos en el American Hotel de Amsterdam. La noche anterior hemos presenciado en elParadiso, local mítico de la capital holandesa, uno de las primeraspresentaciones en directo de lo que será el nuevo disco del conjunto de Portland. (Beth Ditto)“Despuésdel concierto hubo una fiesta en el local, y acabamos con un montón de gente enuna casa de okupas gay en las afueras de la ciudad. Algunos de ellos teníanSIDA, otros, enfermedades de las que ni recuerdo el nombre, pero nadie parecíapreocupado por el futuro. Todos actúan como voluntarios en la casa, con tareasperfectamente establecidas. No he visto gente tan vital y fiestera. Fue labomba. Perdona que estemos tan resacosos, pero la movida fue increíble. No lopodíamos dejar pasar”.Así es la banda más atrayente del panorama musical actual. Liderada por lafrontwoman por excelencia, la mujer que ha sido capaz de trasladar a las masasuna actitud y modo de vida realmente alternativo; que ha conseguido acapararportadas en los medios de referencia de todo el mundo por su magnéticapresencia, su actitud a la hora de enfocar la vida y por el carisma que la ha llevadoa conseguir que una presencia tan impactante como la suya (ciento veinte kilos,lesbiana y nula preocupación por la depilación u otros tipos de complejos) hayasido valorada como propia de “la persona más cool del mundo”. Bueno, eso ademásde haber encabezado un trío que facturó el salvaje “Standing In The Way OfControl”, con el que iniciaron una nueva etapa que dejaba atrás una primeraépoca más oscura, cruda e independiente, formada por varios Ep’s, los largos“That’s Not What I Heard” y “Movement” y el directo “Undead In NYC”. Nosjuntamos ahora en Amsterdam para dar contexto a “Music For Men”, estreno en lamultinacional Sony BMG, si no contamos el divertido pero prescindible directodel año pasado “Live In Liverpool” (Ditto asegura no haberlo “escuchado ni una solavez. Fue idea de la compañía y un intento de Nathan de demostrar que la bandatiene un directo potente y audible, después del puro ruido de ´Undead In NYC´”). “Music For Men”, un títuloirónico proviniendo de la lesbiana más famosa del rock, será un nuevo punto deinflexión en la carrera del trío. Más electrónico, más adictivo, menos DIY,propone con éxito una readaptación de su fórmula orientándola a un público másmainstream. Sin hits tan evidentes como los de “Standing…”, el trabajo sesustenta en un discurso más cohesionado, más elaborado: (Hannah Billie) “El último disco lo grabamos de forma muy rápida. En esta ocasión tuvimos más tiempo para probarcosas, para experimentar”. El sonido también evidencia una gran mejora respecto al de susanteriores álbumes. Más musculoso y elástico, sorprende que detrás de los mandos se encuentre nada más y nada menos que


“Hemos conseguido tener un especie de nicho raro dentro de la música mainstream”


 el poderoso Rick Rubin, maestro del backto basics en sus producciones para artistas tan diversos como Beastie Boys,Johnny Cash, Slayer o The (International) Noise Conspiracy. Una elección ademáscuriosa, proviniendo de uno de los grupos al que le unen menos vasoscomunicantes con el universo más comercial del mercado musical. (Los tres al unísono) “¡No fue una elecciónnuestra! ¡Nosotros fuimos una elección suya!”. Esta claro que el viejo barbudo sigue teniendobuen ojo (y oído)… (Beth) “Nos vio hace ya algún tiempo en un concierto quehicimos en Los Angeles. Vino después de la actuación al camerino y nos hizoprometerle que teníamos que dejarle producirnos. Nosotros nunca nos podríamoshaber permitido económicamente contratarle; ni siquiera se nos hubiera pasadopor la cabeza”

Hasta ahora, la suerte comercial ha acompañado a Gossip sin ellos buscarla. Suimagen, actitud y la magia que desprendía su anterior obra les catapultaron ala situación actual de focos mediáticos para crítica musical, diseñadores demoda y hasta para organizaciones no gubernamentales. Pero parece que llega elmomento de la verdad para el trío con este nuevo disco. Compañía multinacional,gran estudio, gran productor, y todas las miradas dirigidas hacia ellos. Unapresión que hasta ahora nunca habían tenido. (Beth)(larga pausa y suspiro) Vaya pregunta para unaresacosa… No sé… Si quieres que te sea completamente sincera, me sigotomando todo esto como una gran broma. A veces pienso en nuestro éxito como enla segunda parte de ´The Great Rock´n´Roll Swindle´ -“El gran timo del rock androll”- (risas)”.En serio, nunca había pensado estar en un grupo de rock mucho tiempo, ni habíapretendido ni imaginado grabar en un gran estudio. Ha venido todo dado. Sigoconservando en un rincón de mi mente la idea de que todo se acabará pronto yque no debo acostumbrarme a nada de lo bonito que me está pasando. Tengo sóloveintiocho años, y llevo ya diez en Gossip. Muchas veces me he dicho a mímisma, ´OK, ya está bien. Veamos qué es lo próximo que me depara la vida, cuáles su próximo paso´. Pero hasta ahora la vida me ha demostrado que es imposibleadivinar lo que te espera a continuación. Siempre es una sorpresa. Así que hedejado de preguntármelo y simplemente vivo el momento actual, sin preocuparmedemasiado de lo que venga”

Lasletras del disco son otro de los elementos que marcan un nuevo punto de partidaen la trayectoria del trío. Alejados del compromiso militante de “Standing…”(recordemos que la canción que daba título al disco era una diatriba escritapor Beth tras darse a conocer la negativa del gobierno Bush a legalizar losmatrimonios homosexuales en Estados Unidos), “Music For Men” adopta más laforma de un dietario personal, dando cabida a las experiencias de Beth Ditto enestos dos últimos años. Hasta cuatro canciones llevan la palabra “love” en sutítulo, toda una declaración de intenciones. (Beth) “Sí, lo compusimos duranteuna época de relaciones convulsas, en medio de las elecciones. A veces alescucharlo me da un poco de vergüenza, porque pienso que todo el mundo va aconocer mis sentimientos más profundos”. Quizás sea esta nueva etapa abierta por Barack Obama laque lleva al trío a enterrar de momento el hacha de guerra. Contexto ideal enel que las proclamas nada convencionales de Ditto pueden seguir teniendoresonancia en los medios con mayor tirada del mercado, cuando antes debíanconformarse con verse expuestos en fanzines y blogs minoritarios. (Beth) “Hemos conseguido tener unespecie de nicho raro dentro de la música mainstream que nos sirve de plataforma


“No todo está rodeado de punkies y maricones, ¡vaya mierda!”


y que nos diferencia de la mayoría de bandas que siguen un cliché mucho másaburrido de drogas y alcohol. Eso sí, a veces tendemos a encerrarnos en nuestropropio mundo. Nathan es la única persona heterosexual a la que me sientoapegada. Mi realidad es así, pero en la gran foto del mundo eso es una rareza,que en ocasiones olvido. Piensas: ‘Pues no todo está rodeado de punkies y maricones, vaya mierda’”. Beth Ditto también ha abierto la puerta a una mayor aceptación de lahomosexualidad femenina en el rock, hasta ahora muy poco destapada, más allá debromas morbosas como la de T.A.T.U. Tanto que ahora hasta resulta coolproclamarse lesbiana y darse el lote con chicas en videoclips, como el recientecaso de Katy Perry en “I Kissed A Girl” (Beth) “Prefiero pensar que aKaty le pasa como a Nathan, que empezó formando parte de una banda de rockcristiano (risas). (Nathan, protestando) “Sí, joder, era cristiano,pero ya hace tiempo que cambié. Joder, Beth, y no sé por qué sacamos este temaahora”.(Beth) “Nathanhacía todo lo necesario para ser famoso, y lo del rock cristiano hace tiempoque dejó de ser cool… (risas).Supongo, ahora en serio, que Katy Perry hace lo mismo. Pero la vi en directopor la tele hace poco y me sentí realmente mal. De la misma manera que mesiento mal por esas artistas a las que obligan a llevar kilos de maquillaje o avestir modelos japoneses extravagantes. Es muy triste, la verdad”. Beth Dittofue proclamada en el 2007 “Coolest Person In The World” por la revista inglesaNew Musical Express, un nuevo hito que expresa como el carisma y una belleza“diferente” puede romper alguna de las fronteras existentes con ciertosestereotipos actuales, como el de lo atractivo. Después llegaron un sinfín deportadas, desde Les Inrockuptibles a Dazed & Confused. (Beth) “No losé. Para mí es muy complicado decidir si algo es bonito o feo porque elcontexto lo cambia todo. Ese armario de ahí en esta habitación queda horrible,pero en otra puede quedar increiblemente bonito. No pienses nunca que algo oalguien es feo, porque en su contexto puede ser maravilloso”. En breve podremosver a Gossip descargar sus nuevos temas en Barcelona, en su tercer concierto enla ciudad y que, a poco que se parezca al que pudimos presenciar en el Paradisode Amsterdam (con una formación de cuarteto, ya que añaden un bajista alconjunto), promete ser una nueva apisonadora en directo, donde los hits de esteaño se funden con los “Coal To Diamonds”, “Jealous Girls” o “Standing In TheWay Of Control” del pasado, dejando espacio a versiones adrenalíticas de temasde los ochenta en la voz imparable y sobrenatural de Ditto. En Amsterdamcayeron covers de Tina Turner (“What´s Love Got To Do With It”) y Madonna(“Into The Groove”) (Beth) “Soy una persona muy dada a las obsesiones.Cuando escucho un tema que me gusta, lo pongo y me lo vuelvo a poner, hasta queacabo aburriéndolo. Es lo que me está pasando ahora mismo con ‘Private Dancer’de Tina Turner. No puedo parar de escucharlo. ¡Estoy totalmente fascinada porsu voz!”. 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.