“Me tomo este proyecto como un espacio de investigación”
Entrevistas / Ainara Legardon

“Me tomo este proyecto como un espacio de investigación”

Antton Iturbe — 20-03-2020
Fotógrafo — Rafa Rodrigo

Ainara LeGardon presenta una nueva obra que es al mismo tiempo una recuperación de textos y grabaciones y un espacio para la experimentación y la creación sonora.

Edición limitada de caja con doble casete, descarga digital y libro (edición limitada de 120 unidades – pospuesto por el momento debido a la pandemia-), “Res-Cue. The Archive in the Mouth” es, si cabe, la obra más personal, compleja y estimulante en una trayectoria que hace mucho tiempo que apostó por obrar al margen de los dictados, modas y formatos de la industria, y así poder crear sus propias reglas.

Las motivaciones, la búsqueda, las preguntas y hallazgos y el proceso de elaboración del disco están ampliamente (y bellamente) explicados en el libro. Aun así, si tuvieras que resumirlo en una sola frase ¿Por qué crees que ha llegado el momento de crear y presentar una obra así?
El acto de bucear en material antiguo comenzó casi por necesidad, pero enseguida se convirtió en un extraño placer conducido por la curiosidad por recordar/descubrir/reconstruir una parte de mí misma y del mundo que me rodea.

Tú has cambiado y evolucionado a lo largo de los años que nos separan de las primeras grabaciones aquí mostradas, al igual que tu público y el entorno que nos rodea, tanto en el ámbito de la industria musical como de la sociedad en general. ¿Estamos quizá tod@s más preparados para admitir una obra tan exigente y más abiertos a una escucha más libre y diría incluso que menos acomplejada? ¿O estoy siendo muy optimista y en realidad, no hemos avanzado tanto y se trata más de admitir lo limitado del radio de acción y círculo de afinidades de cada uno y movernos ahí, con total libertad, pero ahí, en la anomalía, en un pequeño espacio al margen…?
Tengo la suerte de contar con un público exigente que disfruta con obras que a su vez le exigen una atención, un tiempo, una reflexión. Soy consciente de que el número de personas al que puede llegar una publicación como esta es reducido, y así es como pienso que debe ser. De hecho, la edición está limitada a 120 unidades y no estará disponible en plataformas digitales. El propio formato y manera de presentarlo implican una declaración de intenciones en este sentido.

“Soy consciente de que el número de personas al que puede llegar una publicación como esta es reducido, y así es como pienso que debe ser”

En ese sentido, permites un acceso a tu proceso creativo muy profundo, muy poco “pudoroso”, por así decirlo, y eso quizá exige una cierta confianza en el público que va a acceder al mismo. Por otro lado, este planteamiento abre nuevas posibilidades de interacción (incluso creativa) con ese mismo público. Ahí puede ver un terreno muy rico de exploración. ¿Recibes algún feedback en este sentido? ¿Es algo que te gustaría explorar de algún modo?
De hecho, las presentaciones en directo adquirirán una forma híbrida entre un concierto y una conferencia performativa, incluyendo música, palabra e imágenes. Incorporaré canciones que han surgido ya como una nueva vuelta de tuerca a algunas piezas que aparecen en “Res-cue”. Me tomo este proyecto como un espacio de investigación que probablemente pueda durar toda una vida.

¿Hasta qué punto es este disco una continuación de la vía creativa que abriste con tu disco anterior? El nexo de unión de Xabier Erkizia, con su influencia y presencia, sigue ahí. Da la sensación de que eso te ha dado la seguridad necesaria para dar este paso adelante, con el que te cuestionas, te retas, juegas con tus propias referencias, fallas, aciertas, te buscas, te pierdes y te hallas a ti misma de forma mucho más personal y profunda aún.
Aunque me siento cómoda en este espectro, siempre busco nuevos desafíos para no apoltronarme. El formato escénico híbrido es uno de ellos: la incomodidad dentro de un espacio de investigación abierto.

¿has llegado a escuchar el disco?
Muchísimas veces. Probablemente sea el “disco” (entre comillas) mío que más he escuchado y más haya analizado. Por descontado, es el proceso creativo propio sobre el que más he pensado, escrito y borrado.

¿qué sensación te produce?
Una sensación grata. Aún soy capaz de escuchar en él la belleza de las imperfecciones y las fragilidades.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.