La veteranía es un grado pero, en este caso concreto, hay muchas otras razones por las que se pueda considerar a Adrift como una de las bandas más respetadas de la escena extrema española. La razón es sencilla: con cada uno de sus discos han conseguido sentar cátedra a golpe del mejor sludge que puede escucharse en toda la Península. Y ahí está, para cualquier oído escéptico, su triunfal retorno con “Pure” (Temple of Torturous, 2019). Hablamos con Dani, su bajista, para conocer con mayor detalle todo lo que rodea a la que, seguramente, sea una de las novedades metálicas más completas de la temporada.

Han pasado siete años desde que publicarais “Black heart bleeds black”. Aún habiéndoos visto formar parte de carteles de grandes festivales, como el Resu, ¿qué ha sido de Adrift durante en este largo espacio de tiempo?
En el 2015 paramos de tocar en directo un poco para componer el nuevo disco, y por temas de compaginar con otros proyectos la cosa se fue alargando. Justo a finales de ese año me surgió una oportunidad laboral para trabajar fuera de España durante un año, con lo que hemos estado parados todo 2016. A mi regreso retomamos un poco el ritmo y, como comentas, hemos dado algunas fechas en festivales, pero hemos preferido centrarnos en terminar de grabar “Pure”

“Siendo un poco autocríticos, igual hemos pecado de no haber tocado mas fuera de España para así haber tenido mas visibilidad dentro de los círculos internacionales”…

Hay bandas que de forma bastante premeditada suelen espaciar bastante sus trabajos… En el caso de Adrift, ¿es intencional o responde a todas estas circunstancias?
No es intencionado para nada. Nuestro ritmo compositivo siempre ha sido tranquilo, porque nos gusta hacer las canciones que vayan tomando forma en los ensayos. Quizás si nuestra forma de componer fuera diferente seria más ágil todo a la hora de sacar material nuevo; pero creo que de esta forma de composición salen cosas que nunca podrían salir si quizá solo un miembro del grupo escribiera una canción y el resto las aprendiera. Si por nosotros fuera, y nuestras vidas nos lo permitieran, igual si que sacaríamos discos más a menudo, pero no lo hacemos premeditado como parece que lo está haciendo Tool (Risas).

La escucha del single homónimo apunta a un material tan homogéneo como maduro… ¿Cómo podríais describirnos “Pure”, en su conjunto?
Los cuatro estamos muy contentos con cómo ha quedado todo el disco. Son seis canciones que no se hacen pesadas de escuchar porque son variadas: unas más largas y densas; otras en las que se dejan ver influencias más psicodélicas; en alguna también hemos experimentado un poco más para crear estructuras diferentes… Todas a su vez encajan entre sí y, aunque no se han compuesto como un todo conceptual desde el punto de vista musical, si que ha quedado como un disco completo, como si hubiera sido casi intencionado. A mí me lo parece, al menos.

Volvéis con un título uno corto, cortísimo. ¿Qué os empujó a bautizar el disco como “Pure”?
Bueno respecto a esto Jorge podría explicarlo mejor: él es quien ha escrito las letras… Pero “Pure” es el título de uno de los temas del disco y viene a describir un poco la temática general de las letras. Todas un poco hablan de que los humanos tendemos a corromper todo aquello que creamos, y que de alguna forma a su vez necesitamos siempre mantener algo puro dentro de nuestro círculo. Creemos que “Pure” representa muy bien ese concepto global del disco.

Habéis grabado el nuevo disco en Ultramarinos… ¿Cómo valoraríais la experiencia y la labor de Santi a la producción?
Ha sido una gran experiencia, la verdad. Los dos anteriores discos los grabamos con Carlos Santos, un gran técnico y amigo: el resultado fue muy bueno o al menos nosotros estamos muy contentos tal y como quedaron… Pero nos apetecía probar cosas distintas para este disco, quizá acercarnos a un sonido más orgánico y menos metálico. Santi es conocido por conseguir esto, con lo que nos decidimos en grabar con él. Además, Macon había grabado con él con Toundra y su feedback era muy bueno. Con Santi es muy fácil trabajar: es una persona muy agradable y muy buen técnico. Desde mi punto de vista, ha conseguido una calidad muy buena, sobre todo en las baterías, que suenan con una reverb natural que parece que esta Jaime delante tuya dándole zucas a los timbales. La mezcla en su conjunto es espectacular: suena todo muy orgánico y contundente en las partes más altas.

Publicáis el disco con Temple of Torturous, sello en el que Atavismo han publicado algunas referencias. ¿Cómo surgió la posibilidad de editar vuestro nuevo trabajo con ellos? Creo que es la primera vez que vuestra música se edita fuera de España, ¿correcto?
Efectivamente, es la primera vez que nos editan algo fuera de España y estamos contentos con ello. Todo surgió porque Jorge le comentó a Poti de Atavismo que estábamos buscando un sello para el disco que teníamos ya grabado y que nos gustaría intentar editarlo fuera. Poti le comentó a Jorge su experiencia con Temple of Torturous, que fue muy buena en todos los sentidos, y nos ayudo Dani Maganto a ponernos en contacto con él. Tras escuchar el disco e intercambiar unos cuantos mails nuestro interés en editarlo nos ofreció unas condiciones que eran muy coherentes, con lo que decidimos ir adelante con él.

Habladnos también de la portada… Si no me equivoco, es obra de vuestro vocalista.
Correcto, Jorge es quien ha hecho todo el trabajo gráfico para Adrift desde los orígenes, creando una identidad de la banda tanto con los logos como con sus dibujos característicos y sus ideas. No nos cabía duda de que tenía que ser él quien la diseñara, ya no sólo porque es miembro de la banda y se dedica a ello, sino porque ha sido el creador de la imagen del grupo durante todos estos años y forma parte de la personalidad del grupo. A todos nos gusta que sea así y el resultado de la portada de “Pure” es un claro ejemplo. En ocasiones es duro para Jorge, porque siempre tiene un extra de trabajo, pero creo que también a él le reconforta también ver el resultado final.

Dentro de poco cumpliréis dos décadas como banda. ¿Qué balance hacéis del camino recorrido y en qué punto pensáis que estáis ahora?
Yo diría que durante todos estos años hemos conseguido sacar discos de calidad y que somos una banda que nos sentimos respetados en el entorno musical en el que nos movemos; sobre todo nuestros directos, que son lo que más nos trasmite. Mantener ese feeling a lo largo de los años de una forma natural a mi me parece algo muy bueno, y a su vez difícil que ocurra. Estamos contentos al respecto. Siendo un poco autocríticos, igual hemos pecado de no haber tocado mas fuera de España para así haber tenido mas visibilidad dentro de los círculos internacionales… Eso siempre da más vida a una banda. Respecto a cómo estamos ahora… pues estamos deseando que el disco salga; con ganas de tocar más a menudo en directo y con expectativas de tener también un poco más de reconocimiento fuera de España.

Ya tenéis fechas para este mes de mayo, pero ¿qué planes concretos tenéis para este 2019, de cara a la presentación de “Pure”?
El dia 16 de Mayo presentamos el disco en la sala Caracol, dentro del programa de conciertos de Sound Isidro, junto a Altarage. Tenemos cerrados varias fechas más por la Península y la idea es recorrerla para presentar el disco durante el resto del año… Y aunque que no sabemos si dará tiempo ya para 2019 pues estaría muy bien hacer una gira por Europa. Si no, para 2020, seguro.