Mind Hive
Discos / Wire

Mind Hive

8 / 10
Marcos Gendre — hace 2 semanas
Empresa — Pinkflag
Género — Rock

A la hora de evaluar el nuevo álbum de unos iconos del post-punk como Wire, lo primero que me viene a la mente es el razonamiento empleado por Alexis Petridis, periodista de The Guardian, en su crítica de “Mind Hive”: si en vez de Wire, este fuera el primer álbum de una nueva formación neo post-punk, estaríamos hablando de hype incontestable. Pero claro, tras más de cuatro décadas de trayectoria y diecisiete álbumes en estudio, la banda liderada por Colin Newman y Graham Lewis no deja de ser contemplada como la típica que tira de fondo de armario para recuperar la llama de antaño. Sin embargo, estas palabras se derrumban por sí solas cuando la savia nueva es mucho más que un espejismo. Hitos como “Oklahoma” no solo recuerdan a “154” (79), sino que hacen pensar si no fue un descarte absurdo de dicho trabajo. Por su parte, “Off The Beach” sigue la estela pop de “Outdoor Miner”, órgano vital de “Chairs Missing” (78), sin perder en la comparación. A estos niveles estamos hablando cuando enfocamos “Mind Hive”. Un cancionero perfectamente engarzado que resuena como la cuarta columna de una tetralogía imaginaria, completada por sus tres primeros largos.

De la atmósfera acuosa de “Unrepentant” al art-punk embriagador de “Cactused”, Wire han modelado una obra integrada por treinta y cuatro minutos de pura fibra, donde la neblina electrónica cuaja mejor que nunca con las cuchilladas eléctricas de Newman. Síntesis perfecta de nueve canciones que reflejan una realidad: estar ante su disco más redondo desde el brutal “Send” (03). Si, aún por encima, son capaces de sacarse de la manga ocho minutos embadurnados en tensión industrial como “Hung” y cerrar la experiencia con una coda de belleza aerostática como “Humming”, no queda más opción que rendirse ante el vigor de un grupo que ha sabido reciclar su pasado en refrescante presente.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.