Silencio
Discos / María Blaya

Silencio

7 / 10
Luis M. Maínez — 19-11-2020
Empresa — Autoeditado
Género — Pop

María Blaya es uno de los nombres que han surgido con más fuerza durante los últimos meses en el panorama alternativo nacional. En menos de un año ha pasado de conseguir apenas un puñado de streams con su primera canción, ‘Put Your Head On My Shoulder’, cantada en inglés, a obtener el respaldo de grandes figuras de la escena pop alternativa y llamar la atención de discográficas multinacionales con sus siguientes singles, ya en castellano. En especial con ‘De Mi Para Ti’, su mayor éxito hasta la fecha. Ahora estrena ‘Silencio’, su primer álbum autoeditado y se confirma como una artista muy a tener en cuenta en el futuro cercano.

Y es que hay algo que resulta irresistible en ‘Silencio’. María Blaya ha sido capaz de superar fronteras complicadas de traspasar al atreverse a trabajar con sonidos ajenos al pop más habitual. Por lo tanto poco trillados. Más allá del buen uso del autotune, el inicio del álbum, con ‘Tus Besos’ y ‘Umamaea’ como primera toma de contacto, es un claro ejemplo. El juego de voces, texturas y ritmos de estas dos canciones que transicionan entre sí de manera brillante llevándonos de lo sutil a lo tropical con pasmosa facilidad es uno de los grandes aciertos del trabajo.

Este atrevimiento se suma a otras señas de identidad como la evidente influencia del trap en su manera de escribir y frasear (“mira adentro, mi cabeza / mucho polvo, plata vieja / oro negro de rarezas / lleva cuidao”), así como la inclusión de baterías del mismo género en canciones con una atmósfera propia del bedroom pop, similar a la que puede ejecutar, por ejemplo, Casero.

La hibridación de influencias está muy bien llevada en ‘Silencio’ por una María Blaya sorprendente, que después de las ya citadas ‘Cuidao’ y ‘De Mi Para Ti’ se atreve con un skit lírico como ‘No Late’ que inicia la recta final de un álbum que termina con un ‘outro’ (otro guiño al mundo hip-hop) y que, si peca de algo, es de breve. La ligereza del trabajo -en el buen sentido- unido a su brevedad, hace que se nos escape de las manos en un suspiro, dejándonos con ganas de saber qué más tiene preparado esta joven promesa. Los puristas de lo que es un álbum debut quizá no entiendan nada. Es normal. ‘Silencio’ brilla en los márgenes del estilo. Un álbum precioso.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.